El consumo excesivo de comida y la falta de ejercicio no son la causa total del sobrepeso, afirman investigadores

obesoLa obesidad a menudo se atribuye a una ecuación simple: las personas comen demasiado y hacen poco ejercicio. Pero está creciendo la evidencia de que al menos parte del aumento de peso que afecta a los humanos modernos está predeterminado.

Una nueva investigación del “Research Triangle” sugiere que las variantes en un gen llamado anquirina-B, portado por millones de personas, podría hacer que la gente engorde sin tener culpa alguna.

El estudio, que se llevó a cabo en ratones, muestra que la variación del gen hace que las células grasas absorban la glucosa más rápido de lo normal, más del doble de su tamaño. Cuando se agrega un metabolismo de envejecimiento o una dieta alta en grasas a la ecuación, la obesidad se vuelve casi inevitable.

“Lo llamamos obesidad sin fallas”, dijo Vann Bennett, M.D., Ph.D., autor principal del estudio y George Barth Geller, profesor de Bioquímica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke.

“Creemos que este gen podría haber ayudado a nuestros antepasados ​​a almacenar energía en tiempos de hambruna. En los tiempos actuales, donde la comida es abundante, las variantes de anquirina B podrían estar alimentando la epidemia de obesidad “.

Los resultados aparecen la semana del 13 de noviembre 2017 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Bennett descubrió la proteína anquirina-B hace más de treinta años. Está presente en cada tejido corporal y actúa como un anclando las proteínas importantes al interior de la membrana de la célula. Bennett y otros investigadores han vinculado los defectos en la anquirina-B a una serie de enfermedades humanas, que incluyen el autismo, la distrofia muscular, el envejecimiento, la diabetes y los latidos cardíacos irregulares.

Hace varios años, Jane Healey, una estudiante de doctorado que trabajaba en el laboratorio de Bennett, notó que los ratones con arritmia cardíaca causada por mutaciones en anquirina-B eran más gordos que sus compañeros de camada de tipo salvaje. Para descubrir por qué, ella creó modelos de ratón que llevaban un par de variantes humanas comunes del gen.

Damaris Lorenzo, Ph.D., un becario postdoctoral en el laboratorio en ese momento, descubrió que estos ratones crecían rápidamente de grasa, encerrando la mayoría de sus calorías en tejido graso en lugar de enviarlas a otros tejidos para quemar como energía. Estos hallazgos se publicaron en 2015 en el Journal of Clinical Investigation.

“El problema es que todavía no sabíamos cómo funcionaba este gen”, dijo Bennett. “Existe esta creencia común en el campo de que gran parte de la obesidad se remonta al apetito y a los centros de control del apetito que residen en el cerebro. Pero, ¿y si no está todo en nuestra cabeza?

Para estudiar esa pregunta, Lorenzo, ahora profesor asistente de biología celular y fisiología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, hizo que su grupo de investigación anulara por completo el gen de la anquirina-B en el tejido adiposo de los ratones.

Repitieron muchos de los mismos experimentos que se habían llevado a cabo en los modelos de ratones anteriores, que llevaban versiones mutantes de anquirina-B a través de sus cuerpos. Al igual que antes, los ratones ganaron peso, y sus células de grasa blanca que almacenaban energía se duplicaron en tamaño, a pesar de comer y ejercitar la misma cantidad que los ratones normales. Lo que es más, el aumento de peso aumentó a medida que los ratones envejecieron o fueron alimentados con una dieta alta en grasas.

“Rápidamente aprendimos que la mayor acumulación de lípidos en las células grasas” se derramaba “sobre el hígado y los músculos”, dijo Lorenzo. “La acumulación anormal de grasa en estos tejidos condujo a la inflamación y la interrupción de la respuesta a la insulina, un sello distintivo de la diabetes tipo II. Una cascada similar de eventos es lo que ocurre a menudo en humanos, y es por eso que la obesidad puede ser tan perjudicial para nuestra salud “, dijo Lorenzo.

Después de realizar una serie de experimentos bioquímicos, Lorenzo demostró que eliminar o mutar la anquirina-B cambió la dinámica de Glut4, la proteína que permite que la glucosa ingrese a las células grasas. Como resultado, las compuertas de inundación se abrieron efectivamente, permitiendo que la glucosa fluya a las células más rápidamente de lo normal.

Lorenzo se preguntó si el mismo mecanismo era cierto para otras mutaciones humanas conocidas de anquirina-B. Las variantes en ankyrin-B son portadas por el 1.3% de los caucásicos y el 8.4% de los afroamericanos, lo que representa millones de personas. Lorenzo cultivó células de grasa con estas variantes y descubrió que ellas también absorbían glucosa a un ritmo mayor. La enfermedad parece originarse en el tejido graso, aunque es probable que tenga efectos en otras partes del cuerpo.

“Encontramos que los ratones pueden volverse obesos sin comer más, y que existe un mecanismo celular subyacente para explicar ese aumento de peso”, dijo Bennett. “Este gen podría permitirnos identificar a las personas en riesgo que deberían observar qué tipo de calorías come y haz más ejercicio para mantener el peso corporal bajo control “.

Pero primero, Bennett dice que sus hallazgos en el laboratorio deben confirmarse en la población general. Para ello, los investigadores deberán identificar a las personas con variantes de anquirina-B, y luego evaluar los antecedentes familiares, la altura y el peso, y los rasgos fisiológicos característicos, así como el metabolismo de la glucosa, para determinar el impacto de estas variantes en la salud humana.

La investigación fue apoyada por el Instituto Médico Howard Hughes en Maryland USA, el fondo de Profesorado George Barth Geller y una subvención del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales ademas del Centro de Investigación de Obesidad Nutricional.

Referencia: today.duke.edu

 

Anuncios

Investigadores desarrollan forma precisa de descubrir el carisma de una persona

AlegreEl carisma puede ser cuantificable, y las personas pueden desarrollarlo. Pero tal vez el carisma no es tan misterioso, después de todo.

Según un estudio en la Revista de Personalidad y Psicología Social, los investigadores de la Universidad de Toronto han desarrollado una medida científica de carisma que dicen que es una forma simple y precisa de averiguar si lo tienes.

El equipo de psicólogos trabajó con 966 participantes en etapas sucesivas para diseñar el cuestionario, pidiendo a algunos que enumeraran las características de los individuos carismáticos, algunos para evaluar qué tan bien las características citadas describían con mayor frecuencia a alguien que es carismático, y algunos a calificarse a sí mismos.

El análisis estadístico elimina los rasgos que a menudo van junto con el carisma, incluida la extroversión y el atractivo. No se encontró una relación significativa entre el carisma y la inteligencia.

“Lo que encontramos es que el carisma se compone de dos elementos”, dice el autor principal del artículo, Konstantin Tskhay, que ahora trabaja como consultor en Deloitte. “Uno se relaciona con la influencia, o la capacidad de guiar a los demás, y el otro con la amabilidad, o hacer que otras personas se sientan cómodas”. La prueba consta de tres preguntas sobre cada categoría.

¿Qué tan carismático eres? Toma esta prueba y mira. En cada elemento, asigna una calificación de 1 (muy en desacuerdo) a 5 (muy de acuerdo).

carisma test

Si te dio un puntaje promedio superior a 3.5 en INFLUECE, y superior a 3.9 en AFFABILITY, el examen indica que las personas te encontrarán más carismático que la mayoría.  (publicado en la Revista de Personalidad y Psicología Social, “Carisma en la vida cotidiana”)

Una vez que diseñaron el cuestionario, los investigadores necesitaron ver si podía predecir los resultados en el mundo real. En un experimento, mostraron que las autoevaluaciones de las personas en la prueba de carisma eran muy similares a las calificaciones de carisma que les daban otros.

Otro experimento involucró a 120 estudiantes leyendo uno de dos argumentos, uno fuerte o uno débil, para la energía eólica. Su lectura fue grabada, y también tomaron el cuestionario de carisma.

Se solicitó a seiscientos participantes que escucharan las grabaciones y calificaran la persuasión del hablante. Para los argumentos débiles, calificaron a los estudiantes que obtuvieron una calificación más alta en carisma como más persuasivos.

Para los argumentos fuertes, las calificaciones de carisma no tuvieron ningún efecto sobre la persuasión. Puede ser que los argumentos fuertes no necesiten ayuda adicional para ser persuasivos, pero entender el por qué de esto, requerirá más estudio, dicen los investigadores.

“El estudio nos dice que podemos ver el carisma en los demás, puede identificarse, incluso podemos identificarlo en nosotros mismos, y tal vez podamos comenzar a evaluarlo”, dice Howard Friedman, distinguido profesor de psicología de la Universidad. de California, Riverside, y un investigador de carisma desde hace mucho tiempo que desarrolló una escala de carisma, centrándose en la “expresividad no verbal”, hace más de 35 años.

El Dr. Tskhay dice que la nueva escala define el carisma más ampliamente. “Queríamos generar una escala que considerara a un individuo de manera más integral en términos de sus cualidades personales, percepciones y aspectos de comportamiento no verbal”, dice.

Muchas investigaciones recientes sobre el carisma se han centrado en los líderes y en cómo influyen en sus electores, por ejemplo, a través de la oratoria. Los investigadores de la Universidad de Toronto estudiaban el carisma personal y cotidiano, una medida que se aplica tanto si eres un director ejecutivo o un barista en Starbucks. Aún así, el carisma es ampliamente considerado como un rasgo tanto para líderes efectivos como para cualquiera que aspire a influenciar y motivar a otros.

Si haces la prueba y no estás contento con el resultado, no te desesperes. “Muchas investigaciones han demostrado que el carisma puede ser enseñado”, dice John Antonakis, profesor de comportamiento organizacional en la Universidad de Lausana en Suiza y un investigador líder en carisma y liderazgo.

Dirigió un estudio no relacionado en el 2011 de 34 gerentes, la mitad de los cuales fueron entrenados en un conjunto de tácticas de liderazgo carismático. Las tácticas incluían técnicas verbales, como el uso de preguntas retóricas y expresiones de convicción moral, y no verbales, como hacer contacto visual y usar una voz animada. Los compañeros de trabajo calificaron a los gerentes capacitados como significativamente más carismáticos y líderes.

Dr. Antonakis advierte que “no se puede simplemente convertir a nadie en Barack Obama o Maggie Thatcher, pero se puede mejorar”. Se necesita mucha práctica, dice, y agrega que tener un entrenador, filmar y el juego de roles es muy útil.

Referencia: The wall street journal

Los ‘más inteligentes’ están bajo riesgo de enfermedades mentales, afirman científicos

cerebroLas enfermedades mentales siempre han sido un tema envuelto en mitos.

La gente cree que una sensación de tristeza siempre se relaciona con depresión y ansiedad, y que los enfermos mentales son menos inteligentes que otros, aunque no es verdad.

Un estudio recién publicado revela: ‘los más inteligentes’ están bajo riesgo de enfermedades mentales.

Según estos científicos, un alto grado de inteligencia es el factor de riesgo de trastornos psicológicos y fisiológicos. Los expertos supusieron que las personas con un alto cociente intelectual tienen un sistema nervioso central demasiado sensible a cualquier impacto.

Por ejemplo, un mínimo insulto o un sonido extraño pueden provocar una reacción crónica de estrés, según explica el Dr. Nicole Tetreault. Para comprobar la teoría, los investigadores exploraron a 3.715 miembros de American Mensa, Ltd. Según se suponía, los investigados tenían un alto grado de inteligencia.

El equipo estudió sus trastornos psicológicos, tanto supuestos como diagnosticados (trastorno por déficit de atención con hiperactividad, trastornos del espectro autista, trastorno de ansiedad generalizada).

Además, se estudiaron trastornos fisiológicos como la alergia a los alimentos o el asma. Los datos de los miembros de American Mensa, Ltd. fueron comparados con los de la estadística promedio para cada enfermedad.

Los resultados coincidieron con las expectativas de los científicos: resultó que los encuestados con un alto grado de inteligencia tenían una tendencia considerablemente alta hacia diferentes enfermedades.

Por ejemplo, un 10% de la población estadounidense sufre de alguna forma del trastorno de ansiedad, y este trastorno se detectó en un 20% de los examinados. “Un alto nivel de inteligencia aumenta las probabilidades de la enfermedad en 2-4 veces en comparación con un norteamericano promedio”, explica una de las autoras del estudio Audrey Kinase Kolb.

El estudio revela un aspecto negativo de ser inteligente, ya que los detalles del funcionamiento del organismo resultan ser un arma de doble filo pues influyen en ámbitos diferentes, según concluye la autora principal del estudio Ruth Karpinski.

“Los resultados presentes son relevantes, ya que esas personas sufren cada día las consecuencias de su excitabilidad emocional y física excepcionalmente alta. Es importante que la comunidad científica investigue el alto grado de inteligencia como el centro del sistema de mecanismos que pueden provocar ciertos trastornos”, resumió la investigadora.

El equipo espera desarrollar este campo de estudios. De momento, los resultados pueden servir para disipar el mito popular que dice que la gente que sufre de enfermedades mentales es poco inteligente.

Referencias: sputniknewssciencedirect

Los arándanos aumentan la capacidad intelectual de los niños

Arandanolos niños deben comer arándanos antes de tomar exámenes para beneficiarse de un impulso a corto plazo para la función cerebral, según muestra una investigación reciente.

Un estudio reveló que los niños en edad escolar primaria realizaron tareas con un 10 por ciento de mayor velocidad y precisión después de tomar bebidas de arándanos silvestres.

La fruta, que contiene flavonoides, se ha asociado con una serie de beneficios para la salud, incluidos los efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Pero los nuevos hallazgos también indican una mejora en los beneficios cognitivos.

“Esta es la primera vez que hemos visto el impacto positivo que los flavonoides pueden tener en la función ejecutiva de los niños” afirmó el Profesor Claire Williams, Universidad de Reading de Inglaterra.

Se pidió a los niños que prestaran atención a una serie de flechas que se mostraban en la pantalla de una PC y presionaban una tecla correspondiente a la dirección en que se encontraba la flecha central.

La tarea se repitió en una serie de ensayos, donde la demanda cognitiva se manipuló variando la rapidez con que aparecieron las flechas.

El grupo de niños que había bebido el jugo de arándano resapondió comparativamente mejor en la medida que el test se volvia más difícil.

La profesora Claire Williams, profesora de neurociencias de la Universidad de Reading, dijo: “Esta es la primera vez que vemos el impacto positivo que los flavonoides pueden tener en la función ejecutiva de los niños.

Diseñamos este ensayo llamado “double blind” especialmente para probar cómo los flavonoides impactarían en la atención de los jóvenes, ya que es un área de rendimiento cognitivo que no se ha medido antes, dijo la profesora Clare Williams.

Referencia: the telegraph

Trabajar de noche tiene un precio (y no es el sueldo)

security guardRomper el ciclo circadiano tiene consecuencias en el organismo.

Los ganadores del premio Nobel de Medicina 2017 son especialistas en este problema y proponen soluciones prácticas.

Enfermeras, médicos de urgencias, vigilantes de seguridad, bomberos, personal de limpieza, call centers de 24 horas, policías, cuidadores de personas dependientes, panaderos, farmacéuticos, distribuidores de mercancías, mensajeros…

En todas estas profesiones hay personas que trabajan de noche para que la ciudadanía tenga cubiertos los servicios en cualquier momento del día.

Son labores imprescindibles para que los usuarios vivamos en tranquilidad, sabiendo que siempre hay quien pueda atendernos en la noche o quien hace que a primera hora de la mañana podamos tener pan recién horneado para el desayuno y mil cosas más que funcionan bien a nuestro alrededor.

Otra serie de trabajos nocturnos se realizan por una cuestión económica: en las empresas el consumo de luz durante la noche en muchos países está “premiado” con un precio más bajo, mientras que muchas fábricas sacan el máximo rendimiento a la maquinaria si trabaja contínuamente y evita el parar y poner en marcha de nuevo los motores.

Suelen ser fábricas que tienen trabajadores en tres turnos: automoción, siderurgia, plantas embotelladoras, conserveras, plataformas petrolíferas, pesqueros en alta mar, etc. que no dejan de funcionar nunca.

Sin embargo,  las máquinas no conocen el descanso pero eso es a todas luces positivo, en el caso del organismo humano no ocurre lo mismo. No es igual trabajar ocho horas por la mañana y la tarde que trabajarlas en horario de noche.

Las empresas lo saben: los trabajadores de México, por ejemplo, se rigen por la Ley Federal del Trabajo, que en su artículo 60 estipula que la jornada diurna es de 8 horas  y 48 horas semanales, mientras que la jornada nocturna es de 42 horas semanales y cada día se ha de trabajar 7 horas.

Quien trabaja de noche suele encontrarse con una dificultad social importante. La vida a su alrededor suele girar igualmente en torno al día solar: sus familiares y amigos, sus vecinos trabajan y están despiertos durante la mañana y la tarde, mientras el trabajador nocturno suele estar durmiendo a esas horas para recuperarse de la jornada laboral que acaba de tener.

Se pierde la conversación de los suyos, se entera con retraso de algunas noticias, no puede acudir a algunas celebraciones familiares, le resulta difícil encontrarse con los amigos para hacer deporte o conversar…

Las investigaciones médicas han probado que trabajar de noche puede ocasionar con facilidad en las personas trastornos del sueño, estrés crónico, problemas cardiovasculares, irritabilidad, migraña, ansiedad y depresión.

La persona se rompe. Se resquebraja su ánimo y se resiente su salud física y psíquica. No es infrecuente que las empresas busquen para estos trabajos a jóvenes, que tienen más energía que los adultos mayores de 50 años.

Sin embargo, gracias a la Medicina, es más fácil ahora poner remedio a esta situación porque ya conocemos por qué no es igual cualquier hora del día para nuestro organismo.

Los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young han recibido el premio Nobel de Medicina 2017 por haber descubierto los mecanismos moleculares de nuestro “reloj biológico”, y se trata de un dispositivo que se acciona con la luz solar. Nuestro organismo actúa de una forma en contacto con el día y actúa de otra durante la noche.

Ese proceso cíclico es el llamado ciclo circadiano (circa significa en latín “alrededor de”, por lo tanto alrededor del día). Lo intuyó el astrónomo francés Jean-Jacques d’Ortous de Mairan en 1729.

Él observó el caso de las mimosas, unas plantas cuyas hojas se abren (como los girasoles) durante el día hacia la luz del sol y se cierran al atardecer. El investigador descubrió que este ciclo se repetía incluso cuando las plantas se colocaban en una habitación a oscuras, lo cual le hizo pensar en la existencia de un mecanismo interno.

Los ganadores del Nobel consiguieron aislar el gen asociado al control del ritmo biológico de cada célula y descubrieron que cada célula se autorregula en periodos de 24 horas. Por eso es importante ir al ritmo de nuestra propia naturaleza.

El sueño reparador
El “reloj biológico” afecta a la regulación del sueño, a la liberación de hormonas, al comportamiento alimentario, a la presión sanguínea y a la temperatura corporal.

Cuando alguien no sigue el ritmo circadiano es fácil que sufra problemas relacionados con el insomnio, el estrés, el cansancio o la obesidad.

Ese mismo “reloj biológico” hace que por la noche, si dormimos, nuestro cuerpo segregue melatonina, que es la que repara las células y hace que descansemos. Si no hay segregación de melatonina, es imposible el sueño reparador y esa es una de las causas del cáncer o de enfermedades neurodegenerativas, según apuntan recientes estudios.

Qué hacer si trabajas de noche: responde el Nobel
¿Qué hacer entonces si nuestro trabajo es nocturno y nuestro organismo no puede seguir el ciclo del sol, esto es, estar despiertos de día y dormir de noche? ¿Qué hacer si nuestro trabajo es por turnos?

Michael Young, uno de los tres ganadores del Nobel, respondió precisamente a la cuestión que le fue planteada tiempo atrás por un lector de la web dela BBC. Young dijo:

“Esta es una situación muy difícil, porque estarás luchando contra tu composición natural, biológica, que trata de mantener todos los relojes de tu cuerpo en armonía. La Organización Mundial de la Salud considera al trabajo por turnos como un factor de riesgo de cáncer.

En un experimento, un grupo de ratones nocturnos recibían alimentos sólo un par de horas en el día. La única manera que los animales pudieran comer era que aprendieran a despertarse en medio del día. Tenían un ciclo de luz-oscuridad a la hora de Nueva York, pero comían en el horario de Tokio. Así que acabaron con una asincronía en sus relojes. Se desenvolvieron mucho peor que aquellos que no recibieron ese tratamiento.

Los relojes que estaban en el hígado comenzaron a correr como si estuvieran en la zona horaria de Tokio y los relojes en el cerebro, como si estuvieran en Nueva York, por lo que los animales estaban en dos lugares a la vez, dependiendo de qué tejidos mirabas.

Por lo tanto, si trabajas en distintos turnos o de noche tienes que actuar como si hubieras ido a una nueva zona horaria.

Tienes que tener mucho cuidado para dormir en un lugar oscuro durante el día y trabajar en un lugar bien iluminado, comer por la noche, en el horario de trabajo, y evitar comer durante el día, cuando se supone que debes estar durmiendo en un ambiente oscuro. Así te estarás acercando lo más posible a tu “nueva zona horaria”.

Ayuda de la familia
El trabajo nocturno hace mella en el comportamiento, lógicamente. Por eso hay que cuidarse de forma especial: ser ordenado, metódico, seguir escrupulosamente el horario aunque este vaya muy al revés del resto del mundo.

En ocasiones ese alto precio de salud que hay que pagar por trabajar de noche se compensa con un sueldo que contempla un plus de nocturnidad. Otras veces no. En cualquier caso, uno debe cuidar su organismo para que el impacto negativo sea el menor posible. Existen medidas dentro de la prevención de riesgos laborales que debe observar cada empresa, y a ellas hay que sumarle lo que cada uno puede hacer por conseguirlo.

La familia, además, puede contribuir a que la persona que trabaja de noche no se sienta aislada y desconectada del entorno. Eso implica tareas y detalles como: tenerlo al día de lo que ocurre en la familia (incluso puede haber alguien -un hermano, el marido- que se encargue de hacerlo), contar con él en los planes familiares que puedan hacerse en diversidad de horarios, ajustar las celebraciones a momentos de los que el o ella pueda disfrutar o facilitar el descanso en la casa cuando esta persona está durmiendo, por ejemplo.

Refererencia: aleteia

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos
→ Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico inte

Desbalance de las bacterias intestinales: La causa de muchos males de salud

ColonAsma, artritis, formas de autismo, obesidad, déficit atencional, alergias, cáncer del colon, diabetes, dermatitis. Las enfermedades de hoy podrían tener la misma causa: un desbalance de las bacterias intestinales que se produce, mayormente, por lo que comemos.

¿Tan radical es la alimentación en la salud?
El Doctor Rodrigo Hurtado,  inmunólogo, académico de la Escuela de Medicina en la Universidad de Georgetown, con más de 50 años de ejercicio en Estados Unidos, reflexiona sobre el precio que está pagando la sociedad por el confort de lo inmediato.

Hurtado se hizo famoso en el ámbito médico por uno de sus primeros trabajos, en el que descubrió que las amígdalas tenían una importante función inmune y que no era conveniente sacarlas.

Con el tiempo su investigación y ejercicio fueron volcándose a lo que hoy es considerado un órgano más en el cuerpo humano: la macrobiota, un sistema de bacterias que interactúan en la flora intestinal.

“Creo que la inmunología ni siquiera es una especialidad, sino un lenguaje del cuerpo. El día de mañana, quien no lo entienda, no sabrá mucho de medicina. Porque, finalmente, la mayoría de las enfermedades tienen un componente inmunológico e inflamatorio y muchas parten en el mismo lugar: el intestino”. Afirma.

¿Por qué este órgano es tan importante para la salud humana?
Porque ahí está alojado el 70% de las células inmunes del cuerpo. Y estas células, que son las encargadas de que el cuerpo reaccione y responda al medio ambiente, se comunican directamente con las bacterias –o macrobiota– que están alojadas en el intestino. Estas bacterias son de suma importancia, y hay que cuidarlas para que puedan comunicarse de manera sana con el sistema inmune.

¿Cómo se pueden cuidar estas bacterias?
Sobre todo a través de la alimentación. Evitando el exceso de azúcar refinada, que está presente en la gran mayoría de productos procesados con otros nombres, como el jarabe de maíz, por ejemplo. Hay que pensar que el azúcar no refinada se compone de seis moléculas, mientras que la blanca solo de una. Eso implica un cambio brutal en la composición del alimento que termina por dañar la salud.

¿Por qué la azúcar refinada es tan dañina?
Entre otras cosas, porque es el principal alimento de un hongo que se puede establecer en el intestino, llamado cándida. Este hongo o levadura puede multiplicarse y terminar colonizándolo y, con ello, generar un desbalance serio en la macrobiota, con síntomas muy inespecíficos que no siempre responden a un solo diagnóstico: desde la falta de ánimo y de energía, hasta dolores musculares que la gente no se explica.

La falta de equilibrio en la macrobiota es de tal importancia, que puede terminar causando obesidad, asma, artritis, déficit atencional y alergia entre otros. Incluso formas de autismo o cáncer del colon.

“En mi vida profesional me ha tocado ver enfermedades autoinmunes como lupus, causada por sacarina, trastornos autísticos por colorantes artificiales, cuadros de fatiga crónica por uso prolongado de antibióticos, cuadros dermatológicos severos por gluten y sume y siga”.

¿Estas enfermedades son genéticas o tienen que ver con el comportamiento del individuo?
Este tipo de patologías son causadas por una respuesta inmune que tiene que ver con la inflamación, que es gran parte de esta respuesta. Esto quiere decir que hay agentes externos que están entrando al organismo y que están provocando una respuesta inflamatoria.

Esos agentes, entre otros, están en los ingredientes que comemos día a día. Porque ya no comemos alimentos, sino ingredientes. Durante estos últimos años y muy marcadamente después de la segunda guerra mundial, la industria alimentaria pasó a ser una verdadera potencia mundial, que representa un porcentaje muy importante de la economía. Allí no solo se producen alimentos. Se crean alimentos, sabores, colores, texturas, se disimulan sabores, etc.

Todo esto, como un agregado a un alimento supuestamente natural. Allí entran saborizantes –que imprimen un sabor–, estabilizantes, antioxidantes, colorantes, preservantes. Todos son elementos que tienen una estructura química determinada, que diariamente entran a nuestro sistema. ¿Cómo está reaccionando nuestra flora intestinal cuando, a diario, tragamos saborizantes o colorantes? No lo sabemos. Es un campo en activa investigación.

¿Entonces los saborizantes y preservantes estarían causando estas enfermedades?
Hay más factores, pero sí, son grandes responsables, como también los edulcorantes o aditivos. Todos ellos son agentes extraños que el sistema inmune no reconoce y genera una respuesta inflamatoria, generando una serie de respuestas en cadena.

El edulcorante, por ejemplo, engorda más que el azúcar, porque está compuesto por químicos que generan una serie de respuestas metabólicas. Por ejemplo, en la obesidad lo que sucede es que la inflamación que se produce en el intestino apaga una hormona llamada leptina.

Y las leptinas te avisan cuando ya estás satisfecho. Si una persona tiene esa señal apagada, puede comer y tardarse muchísimo más en sentirse satisfecho. Puede ser muy peligroso. Es hasta cruel ver cómo niños con obesidad son alimentados con bebidas llenas de edulcorante.

“Creo que el traspaso de información y de la experiencia en la formación de los médicos es muy importante. La experiencia se adquiere y se transmite. Yo soy un convencido de que en la medicina hay que darse tiempo para oír. Porque oír sana. La gente que se siente enferma quiere ser oída”.

¿Hay más factores responsables?
El uso de fertilizantes y pesticidas, antibióticos y hormonas en animales, manipulación genética de semillas, etc. Todos pueden tener efectos adversos en la salud del consumidor.

Por eso es tan importante comer, en la medida de lo posible, productos orgánicos. Además, está el uso de antibióticos que se recetan en medicina. En una época anterior fueron de mucha ayuda para las enfermedades infecciosas, pero su uso invariablemente barre con esta flora intestinal tan importante.

¿Hay opciones sanas para endulzar preparaciones?
La miel y el azúcar no tan refinada son buenas alternativas. Sin embargo, un esfuerzo para consumir menos dulce y reeducar el gusto, ayuda aún más.

Una persona con enfermedades de este tipo ¿podría disminuir sus síntomas si cambiara su alimentación por completo? ¿Incluso autismo o cáncer de colon?

En el caso del autismo, existen muchas formas y grados. Aunque no se sabe la causa precisa que desencadena el conjunto de síntomas neurosiquiátricos o sicológicos en estudios, sí se ha demostrado la presencia de marcadores que indican fenómenos inflamatorios.

En el cáncer de colon o en otras enfermedades malignas, la flora probiótica puede mantener una función inmune más adecuada, que permite identificar el crecimiento de tejidos cancerosos y destruirlos. Es tremendo.

En mi vida profesional me ha tocado ver enfermedades autoinmunes como lupus, causada por sacarina, trastornos autísticos por colorantes artificiales, cuadros de fatiga crónica por uso prolongado de antibióticos, cuadros dermatológicos severos por gluten y sume y siga.

¿Es la vida moderna la que nos tiene así?
Sí. Y es difícil dar una receta fija para corregir todo esto. Tiene que ver con el ritmo de vida acelerado, o con la necesidad de trabajar. A veces uno se pregunta si falta tiempo para vivir en forma sana. Evidentemente, parte de la solución sería una potente campaña educativa.

Instruir sobre cambios de etiqueteo en alimentos o explicar sobre los azúcares y cuáles de ellas son las peores. Creo que debemos recuperar el tiempo perdido y criar niños más sanos, que tengan conciencia de que hay cosas que les hacen mal. Hay un largo camino que recorrer que debe empezar por aceptar esta realidad.

Referencia: mensuarioidentidad

Guerra a enfermedades enfrenta crisis por resistencia a los antibióticos

AntibioticsLa perspectiva aterradora de que incluso las operaciones de rutina serían imposibles de realizar ha sido planteada por expertos alarmados por el aumento de los genes resistentes a los fármacos.

Los científicos que asistieron a una reciente reunión de la Sociedad Americana de Microbiología informaron que habían revelado una tendencia muy inquietante.

Revelaron que las bacterias que contienen un gen conocido como mcr-1 – que confiere resistencia al antibiótico colistin – se había extendido por todo el mundo a un ritmo alarmante desde su descubrimiento original 18 meses antes.

Colistin es conocido como el “antibiótico de último recurso”. En muchas partes del mundo los médicos han vuelto a su uso debido a que los pacientes ya no estaban respondiendo a cualquier otro agente antimicrobiano.

En palabras del jefe médico de Inglaterra, Sally Davies: “El mundo se enfrenta a un apocalipsis antibiótico.” A menos que se tomen medidas para nivelar las prácticas que han permitido difundir la resistencia antimicrobiana y se desarrollen nuevos tipos de antibióticos, podríamos regresar a los días en que las operaciones rutinarias, las heridas simples o las infecciones directas podrían representar verdaderas amenazas a la vida, advierte.

Esta perspectiva aterradora será el foco de una importante conferencia internacional que se celebrará este octubre 2017 en Berlín. Organizado por el gobierno del Reino Unido, el Wellcome Trust, la ONU y varios otros gobiernos nacionales, la reunión contará con la presencia de científicos, oficiales de salud, jefes farmacéuticos y políticos.

Su tarea es tratar de acelerar medidas para detener la propagación de la resistencia a los medicamentos, que ahora amenaza eliminar muchas de las principales armas actuales de los médicos en su guerra contra las enfermedades.

La aritmética es rígida y perturbadora, como lo explican los organizadores de la conferencia. En la actualidad cerca de 700.000 personas mueren al año por infecciones resistentes a los medicamentos. Sin embargo, esta cifra mundial está creciendo implacablemente y podría llegar a 10 millones al año para 2050.

El peligro, dicen los científicos, es uno de los mayores que la humanidad ha enfrentado en los últimos tiempos.  Un ejemplo es proporcionado por la cirugía de trasplante. Durante esta operación, al paciente se le debe suprimir el sistema inmunológico para evitar que rechaze al nuevo órgano. Por lo tanto, los médicos usan fármacos inmunosupresores contra el cáncer. En el futuro, sin embargo, estos ya no serán eficaces.

Otro ejemplo como el de las operaciones más estándar, tales como una cirugía abdominal o la extracción de apéndice de un paciente. Sin antibióticos para protegerlos durante estos procedimientos, la gente morirá de peritonitis u otras infecciones. El mundo enfrentará los mismos riesgos que antes de que Alexander Fleming descubriera la penicilina en 1928.

“Las cirugías rutinarias como las sustituciones articulares, cesáreas, y la quimioterapia también dependen de los antibióticos y estas también estarían en riesgo”, dice Jonathan Pearce, director de Infecciones e Inmunidad en el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido. “Infecciones comunes podrían matar de nuevo.”

En cuanto a las causas de esta amenaza creciente, los científicos apuntan a la mala utilización generalizada y el uso excesivo de antibióticos y otras drogas y al fracaso de las compañías farmacéuticas para investigar y desarrollar nuevas fuentes de Medicina general para el futuro.

Los médicos occidentales (America) están sobre-prescribiendo antibióticos a los pacientes que esperan recibir una droga para cualquier queja que tengan. En muchos países, los agricultores de la tierra y de peces usan antibióticos como promotores del crecimiento ademas de su uso indiscriminado en el ganado. En este último caso, el resultado final es el dreno de antibióticos en arroyos y ríos con resultados alarmantes, particularmente en Asia.

“En el Ganges durante la temporada de peregrinaciones, hay niveles de antibióticos en los ríos que van a parar en el torrente sanguíneo de los pacientes”, dice Davies. “Eso es muy, muy inquietante.”

La creación de estas sopas o aguas con carga de antibióticos y bancos de suciedades de drogas es ideal para el desarrollo de “superbacterias”. Que las cepas raras son resistentes a los antibióticos a partir de prosperar en los animales de granja son criados y que en estos entornos artificiales emergen agentes infecciosos como altamente potentes que luego se extienden en todo el planeta con una velocidad sorprendente.

Ejemplos de esto incluyen a la tuberculosis, que una vez fue tratada muy fácilmente y ahora, en su forma resistente a múltiples fármacos modernos, conocida como la MDR-TB, reclama la vida de 190.000 personas al año.

Otro ejemplo más revelador es el de la colistina. “Colistin se desarrolló en los años 50”, dice Matthew Avison, lector en biología molecular en la Universidad de Bristol. “Sin embargo, sus efectos secundarios tóxicos lo hicieron impopular con los médicos. Así que fue recogido por los veterinarios y utilizados en los animales. Pero a medida que la resistencia – en los seres humanos – a otros antibióticos se ha diseminado, los médicos han vuelto a colistin sobre la base de que era mejor que nada “.

Sin embargo, el uso generalizado de los antibióticos como promotores de crecimiento para aves y cerdos que Asia tenía – en ese momento – Se alentó a la evolución de cepas resistentes y éstos ahora se han extendido a los seres humanos. “Colistin era una droga que descartamos y dimos a los veterinarios y ahora, esperamos que podamos recuperarla de nuevo”, dijo Avison. “Sin embargo, el genio ya está fuera de la botella.”

La posición es resumida por Lance Price, un investigador de antibióticos en la Universidad George Washington en Washington DC. “Los Superbugs están ganando fuerza porque seguimos dilapidando estos preciosos medicamentos a través del uso excesivo en la medicina humana y como herramientas de producción baratas en la agricultura animal”.

Las prohibiciones sobre el uso agrícola de antibióticos como la colistina se están imponiendo en Asia, pero han llegado demasiado tarde para ser eficaz, un problema reconocido por Lord Jim O’Neill, cuyo informe al gobierno del Reino Unido sobre la resistencia antimicrobiana fue publicado el año pasado. “Cuando estábamos preparando nuestro informe, la resistencia a la colistina se consideraba un problema que no nos afectaría durante algún tiempo. Ahora encontramos que ya se ha extendido por todo el lugar. ”

El informe, que fue supervisado por O’Neill – que hablará en la conferencia de esta semana en Berlín – presentó una serie de propuestas para detener la abrumadora resistencia a los antibióticos de los servicios de salud. En particular, argumentó que las compañías farmacéuticas deben ahora pagar la factura por el desarrollo de nuevos antibióticos y que los pacientes no deben tener permiso para obtenerlos sin una prueba para asegurarse de que son necesarios.

“Me parece increíble que los médicos todavía deben prescribir antibióticos basados ​​sólo en su evaluación inmediata de los síntomas del paciente, al igual que lo hacían cuando entraron por primera vez los antibióticos a uso común en la década de 1950”, dijo O’Neill en el informe, agrega que ahora debe ser una prioridad urgente el desarrollo de pruebas diagnósticas rápidas en los pacientes para establecer si un antibiótico es necesario o no y en caso afirmativo, de qué tipo.

La propuesta – que se debatirá en la conferencia de esta semana – es popular, aunque el profesor Alastair Hay de la Universidad de Bristol aconsejó cautela. “Es una idea muy buena, pero hay que señalar que un nuevo tipo de prueba de diagnóstico como éste añadiría tiempo y trabajo para nuestros servicios de salud ya sobrecargados”, señala.

Luego está el tema de los viajes, uno de los mayores problemas que enfrentamos sobre la propagación de la resistencia a los antibióticos, según Davies, que ha encabezado parte de Gran Bretaña en la batalla para luchar contra su propagación en todo el mundo.

“Un estudio sueco siguió a un grupo de jóvenes mochileros que se fueron de vacaciones a diferentes partes del mundo. Ninguno tenía bacterias resistentes en sus entrañas cuando se fueron. Cuando regresaron, un cuarto de ellos había recogido bichos resistentes. Eso demuestra la naturaleza omnipresente del problema que enfrentamos “, dijo.

El turismo, la higiene personal, la agricultura, la práctica médica – todos se ven afectados por la cuestión de la resistencia a los antibióticos, y será la tarea de la conferencia para resaltar las soluciones más eficaces y rápidas para hacer frente a la crisis.

“Al final, el problema planteado al planeta por la resistencia antimicrobiana no es tan difícil”, dice O’Neill. “Todo lo que se requiere es hacer que la gente se comporte de otra manera”. Por supuesto, no es tan claro cómo lograrlo.

Referencia: theguardian

Soporte tecnico

"La vida es como ir en bici: para no caerte, debes seguir avanzando", Albert Einstein

Javier de María

Bienvenid@ a mi blog

joseluisgarcesm

Crecimiento Personal y Espiritual

Propósitosalud

Blog para ganar Salud a traves del movimiento, el metodo Pilates, la Fitoterapia, Terapias energéticas y mucho más..

Cocinando tentaciones

Rebeca y Veronica

ibizaphotographers

Wedding photos Ibiza/ Fotos de bodas Ibiza

Reflexología Podal y mas...

bienvenido a mi fascinante mundo...

Parque Ecológico Quinta de los Molinos

Jardín Botánico-Histórico de La Habana

¿Por que no luchas?

Piensa por ti mismo

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artista visual y profesor mexicano.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site

Eluanel's Blog

Just another WordPress.com site

bruixolapsicologia

psicologia clínica i de la salut