La tristeza y la ansiedad no son enfermedades

ansiedad“La tristeza y la ansiedad no son enfermedades, ni deben tratarse con pastillas” afirma el psiquiatra estadounidense Allen Frances.

Hoy se toma “el sufrimiento normal como un trastorno mental” y eso aumenta el riesgo de ser sobremedicado. Dice que hay diagnósticos demasiado “laxos” y que los tiempos de internación son excesivos, afirma.

Para este psiquiatra estadounidense corremos el riesgo de ser sobremedicados. “Uno de los problemas en el mundo moderno es que estamos redefiniendo el sufrimiento humano normal como enfermedad mental. Y con demasiada frecuencia lo tratamos con fármacos que pueden hacer más mal que bien”, dice.

Este médico colaboró en la redacción del Manual Diagnóstico y Estadístico IV (DSM) -que se edita en Estados Unidos y es la “biblia” de los trastornos mentales definidos por la ciencia-. Pero desde que apareció la última versión, el DSM V en 2013, con ampliaciones, Frances se volvió crítico. “Estar ansioso, triste, es totalmente normal en ciertas circunstancias… No deberíamos rotularlo equivocadamente como enfermedad mental y esperar que haya una pastilla”, explica.

En 2014 publicó un libro, crítico y polémico, que interpela desde el título: “¿Somos todos enfermos mentales?”. El psiquiatra ofrece ejemplos: “El duelo por pérdida de un ser querido es algo que pasa en todos los mamíferos, no deberíamos esperar sentirnos bien cuando perdemos a alguien, sin embargo eso podría llevar a un diagnóstico de depresión. El DSM V incluye el Trastorno Neurocognitivo Leve como si fuera una predemencia. Bueno (se sonríe), yo lo tengo: a veces no encuentro mi auto cuando lo dejo en un estacionamiento.

También transforma los atracones en trastornos mentales. Con un episodio de glotonería severo, una vez por semana, durante 12 semanas, lo permite diagnosticar.

Al mismo tiempo, se vuelve muy fácil señalar el Síndrome de Déficit de Atención en chicos, cuando se puede tratar de chicos que son normalmente muy activos o simplemente los más chicos de la clase.

Los factores sociales son muy importantes para lo que se define como enfermedad mental. Hablábamos del Trastorno de Déficit de Atención. Si se gastara más en las escuelas, en tener cursos con menos alumnos, más períodos de recreación y actividad física, no tendríamos tantos problemas con este tema, porque los chicos estarían más estables.

Ante la pregunta ¿por qué cree que hay un exceso de medicación?, Frances traza el paisaje que ve en Estados Unidos, que en algunos puntos puede ser similar al que se ve aquí: “El sistema de diagnóstico es demasiado laxo y los expertos de cada área de la medicina quieren que la suya sea la más importante. A veces, no tienen el tiempo necesario para conocer a su paciente.

Pero el problema más grande son los laboratorios: tienen ganancias siderales. Nosotros lo llamamos una “promoción de la enfermedad”. Venden trastornos psiquiátricos, haciendo de cuenta que están subdiagnosticados y que se trata de un desequilibrio químico que requiere un tratamiento químico. Trabajan mucho para transformar la angustia normal en un trastorno.

La tasa de respuesta con placebos para trastornos leves es superior al 50 por ciento, casi tan alta como la tasa de respuesta con el uso de pastillas. La medicación es esencial para el 5 por ciento de la población que sí las necesita, porque tiene enfermedades severas.

Pero hay mucha gente que toma pastillas, que funcionan más como un placebo que otra cosa. Retornar a lo normal después de eventos difíciles de la vida sin ninguna pastilla es muy habitual. Pero si toman una pastilla, creen que es la pastilla la que solucionó el problema, no el apoyo familiar, su propia resiliencia o el paso del tiempo. La psicoterapia es tan efectiva como la medicación para problemas leves y sin crear efectos secundarios.

Magnificamos el estrés de la persona promedio, pero minimizamos los dilemas de las personas que sí están muy enfermas, que tienen insuficientes servicios para su tratamiento y vivienda. Ese es mi foco.

La medicina psiquiátrica es poderosa y de mucha ayuda cuando se usa para pocos. Pero es nociva cuando se usa mal para muchos.

Fuente: Entrevista al psiquiatra Allen Frances para El Clarin

Capacidad del cuerpo de Autocurarse-Autosanarse

autocuracionEl cuerpo humano tiene capacidad de auto-curación que también se produce en condiciones patológicas. Científicamente se define como la curación espontánea, este fenómeno parece ser que el sustrato anatómico – el sistema hipotálamo-hipófisis-inmune fisiológica. Parece que es responsable, en determinadas circunstancias, de producción de hormonas y moléculas que favorecen la auto-sanación.

El entorno que favorece la circulación de moléculas como las citocinas, serotonina, dopamina, son activadas por el sistema límbico y fortalecido por un estado mental creativo, a partir de una alta autoestima, la oración y la eliminación de los excesos alimentarios, el abuso de sustancias nocivas para el cuerpo, etc, etc…

El cerebro es capaz de crear todas las condiciones necesarias para detectar, abordar ¿y resolver las dolencias corporales? ¿incluso las más graves? Parece que sí, y parece que este fenómeno puede ser activado por mecanismos inmunológicos y secreciones adecuados. En Occidente, con su pensamiento, atribuyen algunas curaciones extraordinarias e inexplicables por la ciencia, a los factores milagrosos. Definido como la recuperación espontánea, en realidad es un fenómeno que empieza a obtener respuestas de la PNEI y que, básicamente, parece activar algunas sustancias químicas, neurotransmisores.

PNEI significa Psiconeuroendocrinoimmunology, una disciplina que estudia las interrelaciones entre la psique, inmunológico, endocrino y nervioso, así como la forma en que se influyen entre sí. Gracias a PNEI, a su naturaleza científica, han caído muchas teorías que tienden a la fragmentación del ser humano y que han encontrado un lugar, la consideración y protección por parte de la medicina convencional.

La liberación de neurotransmisores se produce de forma continua y se ve influida por muchos factores: Nuestro estado mental en el primer lugar, la tendencia a ser positivos incluso en condiciones críticas, el estilo de vida y la experiencia emocional.

Un informe de un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, publicado en 2002, según el cual la oración y, en particular, el rezo del rosario y también un mantra repetido, tendría la capacidad de regular la presión arterial y el ritmo cardíaco.

De hecho, hay pruebas de que estas prácticas tienden a bajar el tono del sistema nervioso simpático en favor de una activación del parasimpático, la preparación de la liberación de hormonas tales como la serotonina (la hormona de sentirse bien), la dopamina, endorfinas y citocinas.

Las sustancias neurotrasmisoras como lecitoquina y la serotonina que activan las defensas inmunes del cuerpo, son esenciales. Junto con las oraciones o mantras, la producción de estas moléculas se incrementa la capacidad reactiva de que nuestro cuerpo es capaz de poner en práctica, así como la creatividad, el amor, el deporte, el sexo y la práctica de un arte.

Proceso que da lugar al órgano más noble y desconocido del cuerpo humano, el cerebro, y es entonces de ahí que viene nuestra capacidad para no enfermarnos.  Es el estilo de vida mal empleada por nosotros en el oeste y la dirección equivocada que se empuja nuestra vida, lejos del interior, de la escucha de las necesidades básicas en favor de una existencia que es un eufemismo para decir la superficie.

Es entonces natural considerar el síntoma físico como el enemigo que deba ser derrotado y que en el cuerpo se manifiesta como un instrumento mecánico tonto que debe ser reparado lo antes posible, un vehículo para la ineficiencia y ralentizar el ritmo de la vida cotidiana. !Cuánta ceguera! Baste decir que, en presencia de síntomas como fiebre o el resfriado común, éstas se cortan inmediatamente, tomando el primer medicamento a la mano y, además, a través de la “auto-medicación”.

El potencial para la auto-sanación, parece ocurrir especialmente a través de la mediación del eje hipotálamo-hipófisis – el sistema inmunológico.

Georg Groddeck, médico y psicoanalista, padre de psicosomática moderna, a principios de los 900 describe la capacidad del cuerpo humano para repararse a sí mismo debido a una enfermedad. Groddeck creía que el problema que hay que resolver con el fin de derrotar a la enfermedad se encontraban en la parte racional del cerebro, el cual tuvo que ser cambiado de tamaño para permitir que la energía vital (ES) pudiera emerger y sanar .

Groddeck, señala que la auto-sanación es posible a través de la escala de la IO en favor de ES, o energía vital que está presente en cada uno de nosotros para trabajar juntos y eso hace que el cuerpo reconstruya todas las células,  la renovación continua, defendernos de los ataques y nos sana.

Este principio, muy por delante de su tiempo, es una forma temprana de la lectura “científica”, que también ofrece una visión unificada o como diríamos hoy, el hombre integral. La Identificación, definida como la fuerza omnipotente, por lo tanto, se ve obstaculizada por la IO. La IO es el hijo de una superficie de la cultura dominante, la educación ciega ante la diversidad.

El “yo” se ve reforzado por clichés, de la rutina diaria y por todas aquellas condiciones que nos empujan hacia direcciones no naturales, lo que conducirá tarde o temprano a la enfermedad.

Cada enfermedad es no sólo una prueba de su propia parcela de la vida, pero es un fuerte atractivo de nuestra inteligencia interior que  restablece la homeostasis y, por lo tanto la salud.

A menudo, el dolor es en sí mismo es la solución: Sería suficiente para poner en primer plano las señales que su cuerpo envía hacia fuera, escuchar sus sentimientos y ser más conscientes.

Muchas señales se ignoran o incluso son suprimidas, pero estos son signos de una queja de la falta de armonía que va mucho más allá del propio organismo. El PNEI demuestra científicamente lo que Groddeck teorizó. La psique con sus procesos, pensamientos, conciencia, emociones coexisten elementos en cada proceso los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico.

Todo, por lo tanto, viene de la mente, y sobre todo en área límbica, el asiento de las emociones y los comportamientos instintivos. Dentro de los aferentes límbicos están constantemente viniendo de todos los órganos.

David Servan – Schereiber de la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania, afirma que el “cerebro emocional” tiene dos mecanismos naturales de auto-reparación.

Es la capacidad innata para encontrar el equilibrio y el bienestar … comparable a la curación de una herida. Además, el área límbica es el control de las funciones vitales, como la respiración, latidos del corazón, la libido, el sueño, la presión sanguínea, la secreción de la hormona y la respuesta inmune.

El principal obstáculo para nuestro proceso sanador interno es el cerebro racional. El IO, es decir, creencias, patrones de pensamiento y el intelectualismo, la forma mental , el tipo de pensamiento, los falsos objetivos y / o proyectos que nos imponemos, las creencias y la forma de actuar en la vida real nos guíe a lo global rígido, ligado a las contingencias cotidianas.

Esto promueve un desajuste entre los dos cerebros, creando un estado de caos y falta de armonía de la bioquímica del cuerpo. Un IO que es incapaz de aceptar los sentimientos y las necesidades reales. El predominio límbico del cerebro racional crea las condiciones para el establecimiento de una estructura de neuroquímicos típica de ataques de ansiedad o pánico.

Cuántas depresiones, ataques de pánico o estados de ansiedad podrían resolverse si tan sólo le ofrecieramos al paciente una orientación a la escucha de sus necesidades propias. Estas manifestaciones psicosomáticas comunes, son apoyadas por un sistema nervioso hiperactivo, en particular la sección del simpático. No sólo los ataques de ansiedad y pánico. El estrés se convierte en una fuente de auto-control, producido en las moléculas que debilitan nuestro sistema de salud.

El cortisol (hormona del estrés), la epinefrina y los radicales libres cuando se produce en exceso y durante mucho tiempo, son las moléculas responsables del debilitamiento del sistema inmunológico, cardiovascular y gastrointestinal. Causan entre otras cosas, una reducción de las células blancas de la sangre y también el aumento de la presión arterial y el ritmo cardíaco, llevandole a las personas un mayor riesgo de golpear con enfermedades frecuentes (viral, bacteriana) y elevar los factores de riesgo de accidente cerebrovascular o infarto de miocardio.

Es posible alejarse de estos peligros, a través de la “reprogramación” de la actividad mental: Estar en sintonía con sus necesidades y luego con uno mismo, tener la libertad de expresar sus emociones, reír, meditar, vivir una sexualidad plena, cultivar intereses y pasiones , ser creativo, disfrutar de sus deportes favoritos promover la salud, promover el crecimiento de la autoestima del humor, la empatía.

Tres condiciones que nuestro cerebro ama y que producen sustancias de la felicidad y la salud: Endorfinas, serotonina, dopamina, citoquinas, linfoquinas.

El investigador Enzo Soresi, autor del “anarquista cerebral” (UTET) propone la tesis del “choque carismático.” Con ese argumento, Soresi teoriza sobre las remisiones espontáneas que en algunos individuos han dado lugar a enfermedades muy grave y disfunción.

Definimos lo que es el choque carismático, según el autor, es “un profundo cambio en el estado mental de la persona cuando se encuentra con una persona muy carismática”. En el interior de su libro se reporta un caso de un agricultor que afectado por un melanoma, se cura después de una reunión con Madre Teresa de Calcuta. No hay duda de que todas las personas tenemos este recurso interno para encontrar un testimonio como este, como en tantas otras curaciones inexplicables.

El efecto placebo en el paciente se debe a una modificación de la bioquímica del cerebro, generada por la confianza en el fármaco. No hay una clara evidencia científica sobre el efecto placebo, pero el ejemplo más significativo está dado por la comparación de la actividad analgésica producida por la morfina con la producida por el agua, suministrados a  pacientes inconscientes del intercambio. Los datos nos dicen que la resolución del dolor en la muestra placebo es del 60%.

Mientras que la medicina etiqueta el efecto placebo como un proceso de auto-sugestión, la esperanza es poder profundizar, para saber en la parte inferior de esta prometedora área de investigación y revelar los secretos íntimos y maravillosos en sí mismos.

Fuente: neuroscienze.net

EL CUERPO SE REGENERA COMPLETAMENTE EN UN AÑO

El cuerpo humano posee una estructura que está en continua regeneración y en un estado de flujo constante debido a que las células viejas se descartan y se reemplazan por células nuevas creando así tejidos nuevos.

Cada tejido posee su tiempo de renovación dependiendo, en parte, del trabajo que soporten las células, como por ejemplo, las células de que recubren el estómago solo duran 3 días, mientras otras células pueden durar años.

En el transcurso de un año se regeneran el 95% de las células del cuerpo, y el estilo de vida y alimentación que llevemos puede influir positivamente o negativamente en la construcción de nuestro cuerpo, a mejor o incluso a peor, dependiendo de cómo tratemos a nuestro cuerpo.

Teniendo en cuenta que somos lo que comemos y que casi todas las células del cuerpo mueren y se sustituyen por células nuevas, a partir de la alimentación podemos ayudar a construir un cuerpo mejor y más sano.

La alimentación es vital para el organismo ya que se a través de ella se le proporciona al cuerpo los nutrientes necesarios, por lo que el tipo de alimentación es un factor importante para apoyar a nuestro organismo.

Una alimentación basada en comida rápida, azúcares y alimentos procesados no aporta los nutrientes que el cuerpo necesita y por tanto su cuerpo se construirá en base a esa alimentación pobre, sin embargo podemos ayudar a construir un cuerpo mejor mediante el seguimiento de una dieta llena de frutas y verduras frescas, semillas, legumbres y frutos secos que verdaderamente nutren el cuerpo.

El consumo de frutas y verduras frescas ayuda a mejorar la regeneración celular y aporta al organismo toda una serie de vitaminas, minerales y antioxidantes beneficiosos que ayudan a mantener una vida más sana y a vivir más tiempo.

TIEMPO ESTIMADO DE RENOVACIÓN DE CADA TEJIDO DEL CUERPO

El cerebro – 1 año.
Durante mucho tiempo se pensaba que las células del cerebro no se regeneraban o nacían nuevas neuronas después de las primeras etapas del desarrollo cognitivo, sin embargo se ha documentado que en tres áreas de la corteza cerebral, a través del proceso de neurogénesis, se crean nuevas células nerviosas también en la edad adulta.

La neurogénesis adulta ayuda a prevenir ciertas enfermedades degenerativas y es posible estimular las células o favorecer la generación de nuevas células cerebrales mediante el ejercicio o la dieta entre otras acciones sencillas.

El hígado – 6 semanas.
El hígado es el órgano que posee la mayor tasa de regeneración, de hecho si se extirpa un trozo de hígado, éste volverá a crecer de nuevo de forma rápida hasta completar su tamaño normal.

El hígado puede regenerarse completamente en 6 semanas, sin embargo debido a la cantidad de toxinas que procesa este órgano, si no se regenera cada 6 semanas puede no mantenerse sano.

ADN – 2 meses.
El ADN, que continuamente se ve afectado por los radicales libres, tiene la capacidad de repararse a sí mismo en poco más de dos meses.

Seguir una dieta que se incluya una amplia variedad de alimentos ricos en antioxidantes así como alimentos crudos ricos en enzimas y hierbas como la uña de gato ayudan a mejorar la recuperación del ADN.

Revestimiento del estómago – 5 días.
Tan solo se tardan 5 días en curar el revestimiento epitelial de las células del estómago, lo cual sorprende dado el duro trabajo que realiza el estómago descomponiendo los alimentos.

La piel – 1 mes.
La piel es una de las zonas del cuerpo que más exposición sufre y que más se regenera. La epidermis, la capa superficial de la piel, se regenera cada 2 o 4 semanas.

La capacidad que tiene la piel para curarse, incluso aun habiendo sufrido daños mayores, se produce debido a las células madre que están presentes en la dermis de la piel, así como las células en el estrato basal de la epidermis, las cuales ayudan a generar nuevo tejido.

La sangre – 4 meses
Los glóbulos rojos viven durante unos 4 meses, mientras que las células blancas de la sangre viven un promedio de más de un año.

El cuerpo está constantemente creando sangre nueva y especialmente las mujeres que menstrúan una vez al mes, o aquellos que han sufrido lesiones o donan sangre.

A medida que los glóbulos rojos viajan a través del sistema circulatorio, envejecen y se dañan descartándose hasta el hígado donde son despojados de hierro que se utilizará para producir glóbulos rojos sanos, antes de que los glóbulos rojos viejos se destruyan en el bazo.

Los huesos – 3 meses.
El cuerpo es capaz de reconstruir nuevas células óseas en tan solo 3 meses, aunque se cree que se remplazan cada 10 años más o menos en la edad adulta.

Los huesos están en constante cambio, las células llamadas osteoclastos degradan el hueso viejo por lo que los osteoblastos pueden reemplazar con nuevo tejido óseo (remodelación ósea). Esta remodelación ósea constante reemplaza el tejido viejo del hueso con nuevo tejido en el transcurso de 3 meses.

Los pulmones – 2 o 3 semanas.
Las células pulmonares se renuevan constantemente a sí mismas debido a que los pulmones están constantemente filtrando la contaminación, los productos químicos, y otras sustancias que permanece en el aire, por lo que se requiere una velocidad rápida de rotación celular.

Los alvéolos de los pulmones, donde se lleva a cabo el intercambio de oxígeno y gases, tienen un estado de regeneración constante que tarda aproximadamente un año, sin embargo las células de la superficie del pulmón se renuevan cada 2 o 3 semanas.

Algunos tipos de células duran desde el nacimiento hasta la muerte sin renovarse, pero como se ha explicado son muchas las células que continuamente se regeneran.

Fuente: Ignisnatura.net

 

EL CUERPO HUMANO SOLO TIENE 10 AÑOS DE EDAD

Los científicos datan que las células están en constante renovación, de los diferentes tejidos del organismo.

Los glóbulos rojos sólo viven unos 120 días, las células que recubren el estómago y las de la epidermis un par de semanas. Cada tejido tiene su tiempo de renovación y un científico sueco ha ideado una técnica para datar las células del organismo humano. Sólo las neuronas de la corteza cerebral, y pocas más, parece que duran hasta la muerte.

Tenga uno la edad que tenga, su cuerpo es muchos años más joven. De hecho, aunque se haya entrado en la mediana edad, puede que la mayoría de la gente tengan 10 años o menos.

Esta alentadora verdad, que emana del hecho de que muchos de los tejidos corporales están sometidos a una constante renovación, se ha visto subrayada por un nuevo método para calcular la edad de las células humanas.

Su inventor, Jonas Frisen, cree que la edad media de todas las células de un cuerpo adulto puede ser de sólo unos 7 o 10 años. Pero Frisen, biólogo de células madre del Instituto Karolinska de Estocolmo, también ha descubierto un hecho que explica por qué la gente se comporta según su edad natural y no la de la edad física de sus células: Algunos tipos de células duran desde el nacimiento hasta la muerte sin renovarse, y esta minoría especial incluye alguna o todas las células de la corteza cerebral.

Fue una disputa sobre si la corteza fabrica nuevas células la que llevó a Frisen a buscar una nueva forma de averiguar la edad real de las células humanas. Las técnicas existentes dependen del etiquetaje del ADN con componentes químicos, pero no son, ni mucho menos, perfectas.

Al preguntarse si podría existir ya alguna etiqueta natural, Frisen recordó que las armas nucleares probadas al aire libre hasta 1963 habían inyectado un pulso de carbono 14 radiactivo a la atmósfera.

El carbono 14, que respiran las plantas y comen los animales y las personas en todo el mundo, se incorpora al ADN de las células cada vez que éstas se dividen, y el ADN se duplica.

La mayoría de las moléculas de una célula se reemplazan constantemente, pero el ADN no. Todo el carbono 14 del ADN de una célula se adquiere en la fecha de nacimiento de la célula, el día en que su célula madre se dividió.

De ahí que pueda utilizarse el alcance del enriquecimiento del carbono 14 para averiguar la edad de la célula, conjetura Frisen. En la práctica, el método debe aplicarse con tejidos, no con células individuales, ya que no penetra suficiente carbono 14 en una única célula como para indicar su edad.

Entonces Frisen ideó una escala para convertir el enriquecimiento del carbono 14 en fechas del calendario calculando el carbono 14 incorporado en anillos de troncos de pinos suecos. Después de validar el método mediante diversas pruebas, él y sus colegas han presentado en la revista Cell los resultados de sus primeros ensayos con unos cuantos tejidos corporales.

Las células de los músculos de las costillas, tomadas en personas cercanas a los 40 años, presentan un promedio de edad de 15,1 años. Las células epiteliales que recubren la superficie del intestino tienen una vida difícil y se sabe por otros métodos que sólo duran cinco días. Frisen ha descubierto que, si se obvian estas células superficiales, el promedio de edad de las que pertenecen al cuerpo principal del intestino es de 15,9 años. El equipo de Karolinska pasó luego al cerebro, cuya renovación celular ha sido motivo de mucha discrepancia.

En general, la idea que prevalece es que el cerebro no genera nuevas neuronas una vez que su estructura se ha completado, excepto en dos regiones concretas: el bulbo olfativo, que media el sentido del olfato, y el hipocampo, donde se depositan los recuerdos iniciales de rostros y lugares.Este consenso fue cuestionado hace algunos años por Elizabeth Gould (Universidad de Princeton), que dijo haber hallado nuevas neuronas en la corteza cerebral; además sugirió la idea de que los recuerdos diarios podrían quedar registrados en las neuronas creadas ese día.

El método de Frisen permitirá fechar todas las regiones del cerebro para ver si se genera alguna neurona nueva. Hasta el momento, sólo ha probado hacerlo con las células de la corteza visual y considera que tienen exactamente la misma edad que las individuales, lo cual demuestra que no se producen neuronas nuevas después del nacimiento en esta región de la corteza cerebral, o al menos no en cifras significativas.

Las células del cerebelo son algo más jóvenes que las de la corteza, lo que concuerda con la idea de que el cerebelo sigue desarrollándose tras el nacimiento. Otro aspecto discutido es si el corazón fabrica nuevas células musculares después del nacimiento. La idea convencional de que no lo hace ha sido cuestionada por Piero Anversa (New York Medical College de Valhalla). Frisen ha descubierto que todo el corazón produce células nuevas, pero todavía no ha calculado su índice de renovación.

Si el cuerpo renueva sus tejidos, ¿por qué no continúa para siempre la regeneración? Algunos expertos consideran que la causa principal es que el ADN acumula mutaciones y su información se degrada de forma paulatina. Otros culpan al ADN de las mitocondrias, que carecen de los mecanismos de reparación de que disponen los cromosomas. Una tercera teoría es que las células madre -fuente de nuevas células en todos los tejidos- acaban debilitándose con la edad.

“La idea de que las propias células madre envejecen y son menos capaces de generar progenie está ganando cada vez más adeptos”, dice Frisen. Él quiere ver si el índice de regeneración de un tejido se ralentiza a medida que envejece la persona, lo cual podría señalar a las células madre como el equivalente al talón de Aquiles, el único impedimento para la inmortalidad.

CADA TEJIDO TIENE SU TIEMPO DE RENOVACIÓN

Aunque uno vea su cuerpo como una estructura bastante permanente, gran parte de él se encuentra en estado de flujo constante, ya que se descartan las células viejas y se generan otras nuevas que las reemplazan.

Cada tipo de tejido tiene su propio tiempo de renovación, dependiendo en parte del volumen de trabajo que soporten las células que lo forman. Las células que recubren el estómago sólo duran tres días. Los glóbulos rojos, magullados y maltrechos tras un viaje de casi 1.600 kilómetros a través del laberinto del sistema circulatorio del cuerpo, sólo viven una media de unos 120 días antes de ser enviados a su cementerio en el bazo.

La epidermis, o capa superficial de la piel, se recicla más o menos cada dos semanas. “Es el envoltorio transparente del cuerpo y se puede ver dañado fácilmente por los arañazos, los solventes, el uso y los desgarros”, aclara Elaine Fuchs, experta en células madre de la piel de la Universidad Rockefeller estadounidense.

En cuanto al hígado, el filtro de todos los tóxicos que pasan por la boca de una persona, su vida en el frente bélico de la química es bastante breve. Un hígado humano adulto tiene un tiempo de renovación de entre 300 y 500 días, afirma Markus Grompe, experto en células madre hepáticas de la Oregon Health & Sciente University (EE UU).

La vida de otros tejidos se mide en años, no en días, pero no son permanentes, ni mucho menos. Incluso los huesos soportan una restauración constante. Se cree que todo el esqueleto humano se renueva aproximadamente cada diez años en los adultos, ya que equipos idénticos de construcción integrados por células que disuelven y reconstruyen los huesos se combinan para remodelarlo.

Prácticamente, las únicas partes del cuerpo que duran toda la vida, según las pruebas actuales, parecen ser las neuronas de la corteza cerebral, las células de la lente interna del ojo y quizá las células musculares del corazón.

Las células de la lente interna se forman en el embrión y luego caen en tal estado de inercia durante el resto de la vida de su propietario que prescinden de su núcleo y de otros órganos celulares.

Fuente: El Pais.com

Ordenar el cerebro: Creatividad e inspiración

ideaMantener la mente en su lugar ayuda a la creatividad, la inspiración, mejora los procesos cognitivos y vuelve a la persona más productiva.

Todos en algún momento de nuestras vidas experimentamos bloqueo mental.

Así se le denomina a un estado donde no podemos seguir una línea de pensamiento, cuando no se nos ocurren nuevas ideas o cuando somos completamente incapaces de concentrarnos y enfocarnos en una tarea.

Formas creativas de ordenar el cerebro en poco tiempo
La terapeuta Victoria Nazarevich asegura que con estos ejercicios podrás ordenar el cerebro, organizarlo y dejarlo preparado para realizar cualquier tarea.

ENOJO: Ante el enojo, dibuja líneas.
PREOCUPACIÓN: Si estás preocupado, elabora alguna figura con la técnica del origami.
CANSANCIO: Si te sientes fatigado, dibuja flores.
DECEPCIÓN: Si sufriste alguna decepción, realiza una copia de una pintura famosa.
CONCENTRARTE EN UN OBJETIVO: Dibuja un blanco (como el del juego tiro al blanco).
ORDENAR SENTIMIENTOS: Para saber qué te sucede, pinta un autorretrato.
ANGUSTIA: Combate la angustia creando una muñeca de trapo.
DESESPERACIÓN: Si te sientes desesperado, dibuja diferentes caminos.
ABURRIMIENTO: Para combatir el aburrimiento, llena una hoja de papel con diferentes colores.
RECORDAR: Para recordar algo que has olvidado, crea laberintos en una hoja.
TRISTEZA: Si estás triste, pinta un arcoiris.
DOLOR: Si sientes algún dolor físico que no te permite concentrar, haz alguna escultura.
ENERGÍAS: Para recuperar las energías, pinta paisajes.
CONCENTRACIÓN: Para concentrarte dibuja empleando puntos (puntillismo).
MIEDO: Si sientes temor, teje en macramé o realiza un bordado.
ORDENAR PENSAMIENTOS: Si necesitas sistematizar tus pensamientos o ideas, dibuja cuadrados y celdas.
IRA: Elimina la ira cortando una hoja de papel con la mano, en pequeños trozos.
TENSIÓN: Elimina la tensión realizando un dibujo con diferentes patrones.
ENTENDIMIENTO: Si necesitas comprender algo, pinta mandalas.
RECORDAR SENTIMIENTOS: Si necesitas recordar tu estado actual, pinta muchas manchas de colores.
DESEOS: Para entender tus deseos, crea un collage.
SOLUCIÓN: Si necesitas una solución a un problema, dibuja olas y círculos.
SALIR ADELANTE: Si te sientes estancado, dibuja espirales.

Fuente: Medicinanatural.com

La verdad de la mentira

la-verdad-de-la-mentiraEste es el libro que más le ha costado escribir a la psicóloga María Jesús Álava Reyes. Esta experta se inclinó por escribir sobre este tema al verlo continuamente tanto en consulta.

«Vivimos en una sociedad donde la mentira tiene cada vez más fuerza. Está en auge porque no hay consecuencia para los que mienten. Somos tremendamente tolerantes con ellos y esto hace que los mentirosos vayan avanzando y ganando más espacio en un mundo en el que se premia triunfar por medio de trampas», advierte.

El perfil de ese mentiroso casi patológico pero a la vez, exitoso.

Lo que nosotros llamamos la triada oscura. Es el narcisista, el egoísta, agresivo… Son aquellas personas que son un poco maquiavélicas, que persiguen sus objetivos sin importarles los medios, y que tienen una puntuación alta en psicopatía (entendida como que no le importa la otra persona). Son egoístas, hacen lo que quieren y se autorizan a realizar cualquier cosa. No se sienten mal cuando abusan o manipulan a otras. Son personas triunfadoras que abusan olímpicamente y encima se autojustifican la mentira.

Algunas personas pueden pensar que les resultará más fácil conseguir determinados fines si mienten, pero ese es un camino erróneo, que tarde o temprano se volverá en su contra. Porque cuando se descubre la mentira, la primera consecuencia directa es el deterioro de la credibilidad y de la confianza. Todos sabemos que la mentira daña o deteriora las relaciones.

Los mentirosos abusan de la buena educación que por lo general tienen las personas, y suelen elegir bien a sus víctimas. Los manipuladores, los agresivos… no buscan a alguien como ellos. Escogen a una persona sensible, empática, afectiva, generosa… a la presa fácil, en definitiva.

Existe una dificultad intrínseca para detectar señales eficaces de mentira. La gente no suele descubrir al que miente, porque no está preparada para ello, pero en esta sociedad en la que vivimos, o entrenamos para detectar la mentira, o esta inundará nuestras vidas.

Al mentiroso se le suele pillar por una contradicción entre lo que ha dicho y los hechos posteriores. ¿Pero qué ocurre aquí? Que incluso cuando lo descubrimos, nos suele resultar violento señalarlo, a pesar de estar viendo al otro crecido y tan campante. La cuestión es que cuando alguien miente debe tener consecuencias para no volver a hacerlo.

Las mentiras que nos hacemos a nosotros mismos son las que mas duelen. Nos decimos: «parece mentira lo que me han hecho»… Responsabilizar a los demás de lo que nos pasa es también mentirnos a nosotros mismos, aunque es verdad que muchas personas no son conscientes de esto. Le siguen muy de cerca las que hacemos a los que más queremos: A nuestros hijos, a nuestra pareja… Cuando una persona ha conquistado tu intimidad, es tan sencillo mentirle… Son muchas las manipulaciones que se hacen en el ámbito de la pareja.

Mentimos para caer bien, para impresionar, por inseguridad, por humanidad, por ayudar a alguien, para alcanzar objetivos… Lo cierto es que la mayoría de la gente lo hace para manipular… De hecho, desde la psicología sabemos que las mentiras son culpables de gran parte de nuestro sufrimiento. La mentira es tan habitual que mentimos en una de cada cuatro interacciones sociales.

Hay pocas mentiras imprescindibles. Es mejor no manifestar o expresar lo que sientes antes que mentir para no herir a la otra persona. No es lo mismo que un amigo sea infiel a una amiga y no lo digas, a que cuando te pregunten por esta infidelidad, mientas.

Hay mentiras que pueden justificarse (las llamadas “mentiras piadosas”), incluso que son necesarias si con ellas, lejos de provocar un daño, evitamos un dolor estéril y un sufrimiento inútil y prolongado. En las mentiras «altruistas» decimos que el emisor intenta «ayudar, favorecer o proteger los intereses de otras personas, o evitar alguna situación desagradable para los demás».

Cuando la gente está en situación límite por una enfermedad, debes dar esperanza: «ya verás como puedes estar un poquito mejor», «disfruta de cada día», «intenta vivirlo con ánimo»…. En este caso, decir la verdad puede ser una crueldad. No se puede decir aquello que no se puede asimilar.

A los niños, hay cosas que se les dan fatal, porque les puedes crear una inseguridad muy grande y repercutir en su vida presente y futura. En estas situaciones decir la verdad de nuevo es una crueldad. Lo recomendable sería poner el foco en lo que se les da bien.

Muy pocas son las “mentiras buenas”. Muchas veces es mejor callarse, no expresar tus sentimientos. ¿Para qué, si con ello solo se logra un nivel de agresividad y crispación tremenda? ¿Qué se adelanta con eso?

Fuente: ABC.es

Lo que dicen los dolores de cabeza

tipos-de-dolores-de-cabezaLos dolores de cabeza son algo común, a veces sin importancia, pero que también pueden ser causa de enfermedades graves.

Millones de personas son mal diagnosticadas cada año. Muchas de ellas mueren porque no se supo leer sus síntomas. Por eso, es necesario que la población general esté informada y sepa conocer cómo funciona su cuerpo.

Las jaquecas o migrañas pueden indicar varias cosas, sin embargo, es necesario saber distinguir qué tipo de dolencia es. La mayoría de las veces no tendrán consecuencias mayores, pero más vale estar prevenido.

Algunos dolores de cabeza pueden ser signos de un infarto, una aneurisma, un tumor cerebral o una hemorragia. Si llegas a experimentar alguno de los dolores siguientes, contacta a un doctor de inmediato:

Si el dolor es repentino e insoportable, puede ser signo que es una “cefalea en trueno” Por lo general se vuelve peor después de los 60 segundos y a menudo son un signo de sangrado cerebral.

Debes preocuparte si tienes un dolor de cabeza después de haber hecho ejercicio o tenido relaciones sexuales, puede ser síntoma de una aneurisma o un tumor cerebral.

Asiste a un centro médico si el dolor de cabeza va acompañado de dificultad para hablar o problemas de visión ya que esto puede significar que estás teniendo un infarto.

Si describes tu dolor de cabeza como “el más terrible que has tenido”, ponle mucha atención, los dolores extremos de cabeza suelen requerir de atención médica.

Comenzar a tener dolores de cabeza sobre los 55 años es un muy mal signo. Si nunca antes los has tenido y comienzas a experimentarlas a esa edad, deberías ver rápidamente a un doctor.

Es grave si es que tienes una jaqueca luego de haber sufrido una herida en la cabeza, puede significar una concusión, lo que podría terminar en daño cerebral si es que no recibe tratamiento.

Si el dolor se produce alrededor del ojo, entonces podrias estar frente a una cefalea en racimos, generalmente el ojo afectado se pone rojo. Esto puede ser un signo de un tumor cerebral o una aneurisma. Las cefaleas en racimos también vienen acompañadas de náuseas y vómitos.

Si se tiene el cuello rígido o fiebre muy alta, podría ser meningitis. Hay que tener mucho cuidado si es que el dolor de cabeza se pone peor después de 24 horas, a veces los dolores de cabeza duran más de 24 horas, pero si es que la sensación sólo empeora es necesario llamar a un doctor.

Si se tiene un historial de cáncer dentro de la familia, hay que prestar mucha atención a los nuevos tipos de dolores de cabeza, ese nuevo tipo de dolor podría estar indicando la presencia de un tumor cerebral.

Fuente: Artículo de Ignacio Mardones en upsocl.com

Resilencia: Capacidad de sobreponerse a situaciones difíciles

hombre-rezando-iA veces la vida nos pone a prueba, nos plantea situaciones que superan nuestras capacidades: una enfermedad, una ruptura de pareja particularmente dolorosa, la muerte de un ser querido, el fracaso de un sueño largamente anhelado, problemas económicos…

Existen diferentes circunstancias que nos pueden llevar al límite y hacer que nos cuestionemos si tenemos la fuerza y la voluntad necesarias para continuar adelante. En este punto tenemos dos opciones: dejarnos vencer y sentir que hemos fracasado o sobreponernos y salir fortalecidos, apostar por la resiliencia.

Resiliencia, definición y significado

La resiliencia, según la definición de la Real Academia Española de la Lengua es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, pero en psicología añadimos algo más al concepto de resiliencia: no sólo gracias a ella somos capaces de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas , sino que también podemos salir fortalecidos de ellas.

La resiliencia implica reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. De esta manera, las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

Para las personas resilientes no existe una vida dura, sino momentos difíciles. Y no se trata de una simple disquisición terminológica, sino de una manera diferente y más optimista de ver el mundo ya que son conscientes de que después de la tormenta llega la calma. De hecho, estas personas a menudo sorprenden por su buen humor y nos hacen preguntarnos cómo es posible que, después de todo lo que han pasado, puedan afrontar la vida con una sonrisa en los labios.

La práctica de la resiliencia: ¿Cómo podemos ser más resilientes?

La resiliencia no es una cualidad innata, no está impresa en nuestros genes, aunque sí puede haber una tendencia genética que puede predisponer a tener un “buen carácter”.

La resiliencia es algo que todos podemos desarrollar a lo largo de la vida. Hay personas que son resilientes porque han tenido en sus padres o en alguien cercano un modelo de resiliencia a seguir, mientras que otras han encontrado el camino por sí solas. Esto nos indica que todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias.

De hecho, las personas resilientes no nacen, se hacen, lo cual significa que han tenido que luchar contra situaciones adversas o que han probado varias veces el sabor del fracaso y no se han dado por vencidas. Al encontrarse al borde del abismo, han dado lo mejor de sí y han desarrollado las habilidades necesarias para enfrentar los diferentes retos de la vida.

Las personas que practican la resiliencia

Son conscientes de sus potencialidades y limitaciones. El autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos, y las personas resilientes saben usarla a su favor. Estas personas saben cuáles son sus principales fortalezas y habilidades, así como sus limitaciones y defectos. De esta manera pueden trazarse metas más objetivas que no solo tienen en cuenta sus necesidades y sueños, sino también los recursos de los que disponen para conseguirlas.

Son creativas. La persona con una alta capacidad de resiliencia no se limita a intentar pegar el jarrón roto, es consciente de que ya nunca a volverá a ser el mismo. El resiliente hará un mosaico con los trozos rotos, y transformará su experiencia dolorosa en algo bello o útil. De lo vil, saca lo precioso.

Confían en sus capacidades. Al ser conscientes de sus potencialidades y limitaciones, las personas resilientes confían en lo que son capaces de hacer. Si algo les caracteriza es que no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de lo que pueden lograr. No obstante, también reconocen la importancia del trabajo en equipo y no se encierran en sí mismas, sino que saben cuándo es necesario pedir ayuda.

Asumen las dificultades como una oportunidad para aprender. A lo largo de la vida enfrentamos muchas situaciones dolorosas que nos desmotivan, pero las personas resilientes son capaces de ver más allá de esos momentos y no desfallecen. Estas personas asumen las crisis como una oportunidad para generar un cambio, para aprender y crecer. Saben que esos momentos no serán eternos y que su futuro dependerá de la manera en que reaccionen. Cuando se enfrentan a una adversidad se preguntan: ¿qué puedo aprender yo de esto?

Practican el mindfulness o conciencia plena. Aún sin ser conscientes de esta práctica milenaria, las personas resilientes tienen el hábito de estar plenamente presentes, de vivir en el aquí y ahora y de tienen una gran capacidad de aceptación. Para estas personas el pasado forma parte del ayer y no es una fuente de culpabilidad y zozobra mientras que el futuro no les aturde con su cuota de incertidumbre y preocupaciones. Son capaces de aceptar las experiencias tal y como se presentan e intentan sacarles el mayor provecho. Disfrutan de los pequeños detalles y no han perdido su capacidad para asombrarse ante la vida.

Ven la vida con objetividad, pero siempre a través de un prisma optimista. Las personas resilientes son muy objetivas, saben cuáles son sus potencialidades, los recursos que tienen a su alcance y sus metas, pero eso no implica que no sean optimistas. Al ser conscientes de que nada es completamente positivo ni negativo, se esfuerzan por centrarse en los aspectos positivos y disfrutan de los retos. Estas personas desarrollan un optimismo realista, también llamado optimalismo, y están convencidas de que por muy oscura que se presente su jornada, el día siguiente puede ser mejor.

Se rodean de personas que tienen una actitud positiva. Las personas que practican la resiliencia saben cultivar sus amistades, por lo que generalmente se rodean de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida y evitan a aquellos que se comportan como vampiros emocionales. De esta forma, logran crear una sólida red de apoyo que les puede sostener en los momentos más difíciles.

No intentan controlar las situaciones. Una de las principales fuentes de tensiones y estrés es el deseo de querer controlar todos los aspectos de nuestra vida. Por eso, cuando algo se nos escapa de entre las manos, nos sentimos culpables e inseguros. Sin embargo, las personas resilientes saben que es imposible controlar todas las situaciones, han aprendido a lidiar con la incertidumbre y se sienten cómodos aunque no tengan el control.

Son flexibles ante los cambios. A pesar de que las personas resilientes tienen una autoimagen muy clara y saben perfectamente qué quieren lograr, también tienen la suficiente flexibilidad como para adaptar sus planes y cambiar sus metas cuando es necesario. Estas personas no se cierran al cambio y siempre están dispuestas a valorar diferentes alternativas, sin aferrarse obsesivamente a sus planes iniciales o a una única solución.

Son tenaces en sus propósitos. El hecho de que las personas resilientes sean flexibles no implica que renuncien a sus metas, al contrario, si algo las distingue es su perseverancia y su capacidad de lucha. La diferencia estriba en que no luchan contra molinos de viento, sino que aprovechan el sentido de la corriente y fluyen con ella. Estas personas tienen una motivación intrínseca que les ayuda a mantenerse firmes y luchar por lo que se proponen.

Afrontan la adversidad con humor. Una de las características esenciales de las personas resilientes es su sentido del humor, son capaces de reírse de la adversidad y sacar una broma de sus desdichas. La risa es su mejor aliada porque les ayuda a mantenerse optimistas y, sobre todo, les permite enfocarse en los aspectos positivos de las situaciones.

Buscan la ayuda de los demás y el apoyo social. Cuando las personas resilientes pasan por un suceso potencialmente traumático su primer objetivo es superarlo, para ello, son conscientes de la importancia del apoyo social y no dudan en buscar ayuda profesional cuando lo necesitan.

La resiliencia en los niños

Si queremos que nuestros hijos afronten las dificultades de la vida con fortaleza es importante educarles en la capacidad de ser resilientes, para ello es fundamental nuestro ejemplo, no sobreprotegerles y sobre todo creer en ellos.

No se trata de evitar que se caigan, sino de enseñarles a levantarse, y para ello tenemos que confiar en que ellos pueden. Por supuesto, tampoco se trata de exponerles a peligros o ambientes agresivos “para que se hagan más fuertes”, afortunadamente no estamos en Esparta. Aportar seguridad y protección es necesario.

Algo importante que podemos preguntarles a los niños cuando tienen un contratiempo si queremos que aprendan a desarrollar la resiliencia es ¿qué puedes aprender de esto? o ¿qué puedes sacar bueno de esto que ha ocurrido?

Fuente: Artículo de Rosario Linares en: Elpradopsicologos.es

Solo para hombres: Examen para detectar cáncer de próstata, en vez de salvar vidas causa complicaciones

prostataEs difícil aceptar que no todos los cánceres necesitan ser detectados. A los 61 años, la mitad de los hombres tienen cáncer de próstata.

Los que nunca se midan el antígeno prostático vivirán felices sin enterarse, y morirán de otra causa muchos años después. Solo una pequeña fracción de los cánceres de próstata causan síntomas y mucho menos la muerte.

La mayoría de los cánceres detectados con el antígeno prostático son de crecimiento lento, pocos causan daño. El problema es que, incluso con ayuda de la biopsia, no hay manera de saber cuáles son poco agresivos y pueden dejarse inadvertidos durante décadas.

La detección temprana salva vidas. Esta es una frase bonita, pero muchos médicos saben que no es cierta para el antígeno prostático. Aunque mantenerse vigilante es una opción para los hombres con cáncer de próstata, la gran mayoría prefiere un tratamiento agresivo.

Un antígeno prostático elevado trae una cascada de tratamientos que en la mayoría de los casos son innecesarios. Este examen en vez de salvar vidas, causa complicaciones. Hay cientos que reciben tratamiento con radiaciones y cirugía innecesariamente.

La cirugía y el tratamiento de radiación pueden causar impotencia, incontinencia o ambos. Por eso el propio médico que descubrió el antígeno prostático dijo que era un desastre usarlo para la detección del cáncer.

Imaginemos que estamos en una habitación de 100 hombres. Diecisiete serán diagnosticados con cáncer de próstata pero solo tres tienen tumores agresivos. Los otros catorce hubiesen vivido felices pero “gracias” al antígeno prostático ahora deben recibir tratamiento, porque nadie sabe cuales son.

Al rato toca la puerta un Doctor con las 17 pastillas, uno de los hombres con cáncer de próstata se salvará gracias al tratamiento. Seguramente todos le pedirán al médico su píldora, ¿no? Lamentablemente nadie les advirtió el resto de la historia antes de abrir la puerta.

Tras de la entrega de las pastillas, el hombre de la bata blanca le dispara a 10 hombres en la ingle, dejándolos impotentes o incontinentes.

Solo una pequeña fracción de los cáncer de próstata causan síntomas, mucho menos la muerte. 3 de cada 10 hombres de 40 años tiene cáncer de próstata, 4 de cada 10 hombres de 50, así sucesivamente hasta que 7 de cada 10 hombres de 80 años lo tiene. Sin embargo, sólo 3 de cada 100 mueren a causa de la enfermedad.

El Antígeno prostático elevado trae una cascada de tratamientos con complicaciones y en la mayoría de los casos innecesarios. Por cada 1 hombre ayudado por el antígeno prostático hay cientos que reciben el diagnóstico y tratamiento con radiaciones y cirugía innecesariamente. Este examen no salva vidas.

Dos grandes estudios, uno en Estados Unidos por El Grupo de Trabajo de Medicina Preventiva de Norteamérica y otro en Europa (además de otros estudios mas pequeños) han confirmado que los perjuicios del tratamiento en cientos de miles de hombres son muchísimo mayores que los beneficios en unos pocos casos de hombres curados del cáncer.

Es mas, ningún estudio ha demostrado que el hombre a quien se le descubre y trata un cáncer de la próstata vive mas tiempo que el hombre que no se hizo el chequeo. En otras palabras, el chequeo no alarga la vida.

Recordemos que el chequeo del cáncer de la próstata estaba recomendado para todos los hombres mayores de 50 años y consistía en dos exámenes: el examen digital rectal para palpar la próstata y el examen de la PSA (Antígeno Prostático Especifico) en la sangre.

Tanto era el entusiasmo de médicos y hospitales para hacer chequeos que muchos habían “bajado la edad” de los chequeos a los 40 años por lo que miles de hombres con resultados anormales en todo el mundo recibían innecesariamente la etiqueta de “pacientes”.

Una vez hechas las pruebas y encontrado el cáncer, el hombre era sometido a un tratamiento inmediato por que la creencia era que el cáncer era sinónimo de muerte y por tanto había que librarse de él lo más rápido posible.

Los estudios han documentado sin embargo que los tratamientos del cáncer de la próstata, sean cirugía o radioterapia, dejan terribles consecuencias.

Cinco de cada 1000 hombres por ejemplo mueren dentro del primer mes por complicaciones de la operación de la próstata. Además, un número alto de hombres (entre 30 y el 75%) quedan con disfunción eréctil, incontinencia urinaria o problemas con la evacuación del intestino, insomnio, complicaciones que casi siempre son permanentes.

Y todas esas complicaciones a cambio de no vivir más tiempo o vivir con menos calidad de vida. La razón de todo este problema es que el cáncer de la próstata es de dos grandes tipos: el primero (la gran mayoría) es un cáncer indolente, de crecimiento muy lento y que no causa complicaciones. Se dice que el hombre que sufre este tipo de cáncer se muere con el cáncer y no a causa de éste. En este caso, el hombre muere de viejo por alguna razón, pero no por el cáncer.

El segundo tipo de cáncer de próstata (la gran minoría) es mas agresivo, da siembras rápidamente y puede llevarse la vida del hombre muy rápidamente. El asunto es que en pleno siglo 21, la ciencia no ha encontrado la manera de diferenciar ambos tipos de cáncer de la próstata, y a los dos se les trata por igual.

Debido a esto, los perjuicios del tratamiento recaen entonces en la calidad de vida de los hombres que tienen el tipo de cáncer lento e indolente, hombres que hubieran vivido felices y contentos si no se les hubiera hecho la prueba.

Por supuesto que inmediatamente conocido el anuncio del Grupo de Trabajo en Estados Unidos, la Asociación de Urólogos de Norteamérica ha protestado con mucha vehemencia. Ha dicho que esas recomendaciones son inapropiadas e irresponsables y que los hombres deberían tener la opción de poder escoger si quieren hacerse el chequeo o no.

Muchos ven en esa protesta, la amenaza profesional en términos económicos de ya no poder atender y tratar a los 241,740 casos de cáncer de la próstata que se descubren cada año solo en Estados Unidos.

Si usted tiene 50 años o mas, no se haga el chequeo del cáncer de la próstata… y si usted tiene menos de 50 años y su doctor le quiere hacer el chequeo del cáncer de la próstata, sugiérale con todo respeto que vuelva a la facultad de medicina para recibir cursos de actualización.

Algo muy común en dichos “chequeos” es que diagnostican crecimiento de la próstata, algo que es normal a cierta edad, y mandan a hacer una “biopsia”, la cual consiste en hacer una serie de perforaciones de la glándula a través del ano, por lo que te perforan tanto la próstata como el intestino y orinas y el paciente defeca con sangre por varios días.

Cada perforación de más o menos unos 15 milímetros de largo por 2 de grueso es literalmente hecha con un “sacabocado”, y al juntar todas esas “muestras” (12 perforaciones cuando menos al rededor de la próstata) seria una herida de CASI UN CENTÍMETRO DE GRUESO, por lo que si el paciente no estaba enfermo, ahora si se pondrá enfermo y con el riesgo de lastimarte los nervios y dejarle impotente. A los analistas no les incomoda en lo mas mínimo, ¿será que no se lo están haciendo a ellos?. En conclusión es mejor morir en paz que morir atormentado.

Fuentes: Elperello, Niunadietamas

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artísta visual y profesor mexicano, residente en Madrid, España.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site

Eluanel's Blog

Just another WordPress.com site

bruixolapsicologia

psicologia clínica i de la salut

Te esperamos en Denia

Denia #tienesquevenir

MarisaCampilloCM

Social Media

probando

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Lors1 alterTalleR altertaller@igualada.cat

actualizaciones metereologicas,astrologicas,sismicas,de bioingenieria.geoingenieria...

resultados podem variar

devaneios inspirados

RS "Caminos del Ser"

Terapeuta Corporal Sistema Rio Abierto

CRECER

Cuando uno deja de crecer empieza a morir. (William Burroughs)

Les Guste o No Les Guste

Mauricio Funes Sin Censura

SER DE LUZ

Crecimiento personal y espiritual.