Posts Tagged ‘bacterias’

Nuestros olores corporales: Fuente de valiosa información

Olor corporalTrabajar o vivir en lugares cerrados con alguien con un olor corporal poco común puede ser incómodo. Puede ser vergonzoso discutirlo y frustrante para manejarlo.

Los malos olores pueden ser causados por una variedad de factores incluyendo afecciones médicas, dieta y mala higiene. Si eres la persona que tiene el olor desagradable, determinar las causas y encontrar una solución puede ser más fácil de lo que piensas.

Bacterias anaeróbicas
El olor en las axilas es causado por la transpiración. El sudor al hacer ejercicio, el clima caluroso y la ansiedad pueden producir esta transpiración. No obstante, el sudor no tiene olor. Las bacterias de la piel prosperan en las zonas húmedas que carecen de oxígeno, o en condiciones anaeróbicas. El resultado de esta proliferación de bacterias es el olor desagradable en las axilas a menudo denominado bromhidrosis.

Hormonas
Cuando los pre adolescentes entran en la pubertad, las hormonas comienzan a surgir. Las glándulas sudoríparas producen humedad en las axilas, que pueden comenzar a oler mal. Dependiendo del niño, este cambio puede comenzar a los 9 años. Cuando esto sucede, puede que quieras darle a tu hijo un desodorante o antitranspirante para disminuir el olor. Durante la menopausia, los niveles elevados de estrógenos producen sofocos y aumenta la transpiración precipitando el olor.

Levadura
La acumulación de sudor en la planta de los pies puede llevar a la producción de levaduras.. Encerrada en los calcetines y los zapatos, la levadura tiene la oportunidad de multiplicarse rápidamente, intensificando el olor. Los calcetines sintéticos también pueden aumentar el crecimiento de levaduras. Los pies con mal olor son comunes en los vestuarios.

Diabetes
Las personas con diabetes pueden emitir un olor frutal o dulce con su respiración. Este olor es causado por una afección llamada cetoacidosis, que se desarrolla como resultado de un deficiente manejo del azúcar en sangre. El National Institutes of Health estableció que esto ocurre “cuando el cuerpo trata de deshacerse del exceso de acetona a través de la respiración”. Esta afección requiere tratamiento inmediato, ya que puede tener riesgo de vida.

Enfermedad hepática
Los pacientes con encefalopatía hepática o enfermedad hepática pueden mostrar signos de esta enfermedad con un olor extraño en su respiración. Según el National Institutes of Health (NIH), la respiración puede tener un olor rancio o dulce. El NIH afirma que este es otro síntoma que puede ser moderado al principio y empeorar gradualmente. Este olor probablemente sea notado por cuidadores y familiares.

Vaginosis bacteriana
Una afección llamada vaginosis bacteriana puede hacer que la vagina despida olor a pescado. Este olor puede ser más fuerte después de tener sexo o lavarse con jabón. Es causado más comúnmente por la bacteria Gardnerella vaginalis y sus causas son desconocidas. Para tratar esta afección, la mujer debe tomar un antibiótico.

Dieta
La química corporal puede tener parte en tu aroma natural, incluyendo el olor que emites. Por ejemplo, puedes oler a pescado si tu cuerpo no puede metabolizar correctamente grandes cantidades de proteínas. Los sabores fuertes como de cebolla. ajo y curry hacen que se emita un fuerte olor corporal. El alcohol y el café consumidos en exceso también son una causa importante de olores desagradables.

Mala higiene
Algunas veces el olor corporal es causado simplemente por una mala higiene. No bañarse con regularidad o el lavado de la ropa inadecuado puede producir olores fuertes. Los malos hábitos en el baño también pueden incrementar el olor corporal. Los hombres que cuidan de forma incorrecta de su pene no circuncidado que no se limpian adecuadamente para evitar la introducción de bacterias pueden tener mal olor. La American Dental Association señala que la halitosis o mal aliento es causada por “los alimentos que se acumulan entre los dientes, en la lengua y alrededor de las encías que se pudre, dejando un olor desagradable”.

Medicamentos
Ocasionalmente la medicación, incluyendo los recetados, de venta libre, hierbas y suplementos de vitaminas, pueden causar un extraño olor corporal. Por lo general, este es un efecto secundario menos común de los medicamentos, pero es una posibilidad que deberías mencionar a tu médico si notas olor después de comenzar a tomar una nueva droga. Topamax, un medicamento usado para la migraña, es uno de los que puede tener un efecto secundario de olor corporal, según lo informa Migraine Awareness Group.

Fuente: muyfitness.com

Los olores que emanan de diversas partes del cuerpo son únicos para un individuo; se forman con compuestos selectos que varían dependiendo de la edad, la dieta, el sexo, el metabolismo… y la salud.

“Algunas enfermedades resultan en un olor característico que emana de diferentes fuentes en el cuerpo de un individuo enfermo”, dice Mats Olsson, un psicólogo experimental en el Instituto Karolinska de Suecia.

El olor de una persona no se escapa tan solo de su piel sino de su aliento, sangre y orina, y algunas diferencias sutiles revelan cuán saludables son. En promedio, “las personas huelen más desagradable cuando están enfermas”, dice Olsson.

¿Diabetes? Huele a manzanas podridas
En estudios recientes se ha descubierto que varias enfermedades albergan olores distintivos en el cuerpo, entre ellas se reporta que las personas con fiebre tifoidea huelen como a pan horneado, las personas con fiebre amarilla huelen como a carnicería y la enfermedad glandular escrófula puede dejar a las personas con olor a cerveza rancia… sutiles aromas percibidos muy probablemente por una nariz entrenada.

Una enfermedad más común, con un olor característico es la diabetes, que se describe como toques de manzanas podridas, causado por las bajas concentraciones de acetona liberados en la respiración. Sin embargo, el cambio es sutil y lo siente con más facilidad una nariz entrenada, tal como la de George Preti, un químico orgánico del Monell Chemical Senses Center.

Preti ha estado estudiando el olor corporal durante más de 30 años. “Uso mucho el transporte público y de vez en cuando me encuentro con alguien que emana un olor fuerte y es evidente”, dice Preti.

El equipo de Olsson emprendió un desafío más general… para explorar cómo los olores pueden revelar cuando alguien está enfermo o ha sido infectado recientemente. Se piensa que el proceso es evolutivo entre los seres humanos que sienten el cambio y se mantienen alejados… para mantenerse saludables.

“Las personas deberían ser capaces de detectar cuando alguien es contagioso”, dice Olsson, quien olfateó la verdad en un estudio reciente.

El cambio en el olor de una persona es causado por la activación de sistema inmune de una persona como respuesta a una nueva amenaza, según explica el experto del Karolinska Institute en Suecia.
Se cree que el cambio en el olor de una persona es causado por la activación del sistema inmune como respuesta a una nueva amenaza, según explica el experto del Karolinska Institute en Suecia.

Oler a los enfermos
El equipo inyectó a voluntarios humanos con lipopolisacáridos (LPS)… un compuesto conocido por activar el sistema inmune innato y las respuestas inflamatorias en los seres humanos como si estuvieran luchando contra las bacterias.

Al inyectar a ocho voluntarios, ya sea con LPS o con un placebo, se provocó que los cuerpos se comportaran como si estuvieran enfermos o saludables. Luego se recopilaron los olores corporales de las axilas de las camisetas usadas por los voluntarios, listos para ser inspeccionados por un panel de jueces cuyas narices fueron entrenadas para la ocasión.

Los olores fueron olfateados por un panel de 40 personas, quienes describieron su intensidad y qué tan gratos eran. Se descubrió que los olores procedentes de cuerpos que habían empezado a comportarse como si estuvieran enfermos olían de manera más desagradable… lo que demostró que la enfermedad tiene un olor.

“Este fue el primer estudio experimental que demostró que cuando estás enfermo, tu olor es diferente”, dice Olsson.

En este caso, el cambio en los olores no hacía distinción entre las enfermedades, sino que fue una luz de advertencia –o un olor– de que alguien estaba indispuesto ya que su sistema inmunológico estaba activo.

Los beneficios de la repulsión
Desde que se llevó a cabo el estudio en 2014, Olsson ha estado explorando las dosis en las que estos olores pueden ser percibidos, así como la respuesta del cuerpo a los olores desagradables.

En estudios más recientes, él descubrió que la repulsión que sienten las personas cuando olfatean olores desagradables activa una reacción inmune leve de su parte a fin de protegerlos más de la enfermedad.

Olsson probó las reacciones inmunes en personas expuestas a una gama de olores desagradables –entre ellos queso, pescado fermentado y levadura podrida– y descubrió aumentos leves en la actividad inmune. Las personas estaban preparando su cuerpo para atacar. “La repulsión emocional está presente para mantenernos saludables”, dice Olsson.

Olores alternativos
Olsson también ha estado explorando otras fuentes de olores delatores –entre ellas la orina– y su próximo objetivo es el aliento, el cual es más difícil en lo que se refiere a tomar muestras y exponer a las personas a él.

“Vimos que este proceso inflamatorio también afectó el olor de la orina y dejó ver un buen indicador de algunas enfermedades”, dice Olsson.

Pero Preti advierte que cuando se trabaja con los olores más metabólicos, tales como aquellos en la orina y en el aliento, existen muchos otros factores que entran en juego, aparte de la actividad inmune. “Estos pueden ser afectados por tu dieta o el microbioma de tu cuerpo… esto hará que la situación sea más difícil de diagnosticar”, dice Preti.

Fuente: cnnespanol

Las bacterias y mosquitos nos eligen de acuerdo a nuestro propio olor
Investigaciones han demostrado que olor de las axilas percibido por el olfato humano tiene una base genética. Esta demostrado que tenemos variaciones genéticas que nos diferencian, controlando tanto los olores que percibimos como los olores y sustancias químicas que producimos. Así, somos como los mosquitos, que también experimentan variaciones significativas en los olores y aromas químicos naturales  que los atraen los repelen.

Como ejemplo, los mosquitos de diferentes especies prefieren picar en ciertas partes de nuestro cuerpo y no picar en cualquier parte de este. La especie Aedes gambiae elige los olores de las manos y los pies en lugar de la ingle y las axilas.

Algunos animales utilizan su olor corporal para mantener a raya a los mosquitos y a partir de esto, los grupos industriales han tratado de detectar cuáles son los mejores productos químicos para repeler estos mosquitos.

Todos tenemos especies microbianas específicas y muy diferentes de otras personas, dentro de la boca, en nuestros intestinos y en nuestra piel. Compartimos sólo una pequeña fracción de las especies microbianas con los demas, sin embargo, tenemos una huella digital microbiana única  como firma.

Nuestras bacterias ¿son buenas o malas?
Pensaríamos que esta diversificación microbiana nos llega ya sea por casualidad o a partir del lugar o zona donde vivimos, pero estudios recientes, han puesto de relieve la importancia que tienen los genes para influir en el tipo de bacteria intestinal que abundan en cada uno de nosotros y el fenómeno es similar con respecto a nuestra piel. Nuestros 100.000 mil millones de bacterias superan a la cantidad de las propias células humanas en proporción de 10 a 1.

Nosotros no elegimos a nuestras bacterias, son ellas las que nos eligen en función de nuestro perfil genético. Esto significa que, al igual que los mosquitos, aunque algunos microbios prefieren coexistir con nosotros, otros nos consideran bastante desagradables para ellos y se irán a asentar a otro lado.

Ya dentro de nuestro cuerpo, estos microbios producen muchas de las vitaminas y los productos químicos en la sangre. Lejos de ser malos, su diversidad contribuye a nuestra salud.

También son los responsables de la mayor parte de las fragancias y olores en diferentes partes de nuestro cuerpo. Incluso lavarse las manos no llega a neutralizar nuestras propias bacterias.

El olor especial que muchos de nosotros tenemos entre los dedos de los pies proviene de una bacteria llamada Brevibacteria linens. Es idéntica a la que le da su olor característico al queso Limbourger.

Para demostrar que se trata de la misma especie bacteriana y donde ésta prolifera, un equipo de microbiólogos de Los Ángeles UCLA realizó un experimento inusual. Ellos comenzaron a hacer y comer queso a partir de piel humana y según sus informes, esta comida gourmet era muy gustosa.

Entonces, la próxima vez que te pique un mosquito, no invoques la mala suerte o utilizes tu repelente. En su lugar, piensa en el increíble proceso de surtidos que hace que la evolución, el matrimonio de tu mezcla de genes específicos con una comunidad particular de microbios que se alimentan de la piel y producen un fenómeno químico que sólo ciertas especies de mosquitos encuentran irresistible.

Fuente: mashable.france24.com

Anuncios

Los mosquitos (zancudos) prefieren picar a algunas personas y no tocan a otras

mosquitoUn estudio muestra cómo nuestros genes marcan la propensión a recibir picaduras. Beber cerveza, la temperatura corporal y el embarazo también atraen a estos insectos.

Mucha gente sospecha que su sangre tiene un bouquet muy especial para los mosquitos porque amanecen cubiertos de picaduras mientras a sus compañeros de habitación ni les tocan. Para estas personas, la buena noticia es que los científicos están un paso más cerca de saber por qué sufren tantos picotazos; la mala, que sus hijos herederán este calvario. Porque según un estudio que se conoce hoy, nuestra genética sería el factor determinante en la elección de menú de los mosquitos. La importancia de este asunto, en un mundo en el que millones de personas mueren por enfermedades transmitidas por estos insectos, va mucho más allá del martirio de molestas noches de verano.

La clave para el hallazgo han sido casi cuarenta parejas de gemelas a las que se ha expuesto a la picadura de los mosquitos. De estas, 18 eran gemelas idénticas —que comparten el 100% de sus genes— y 19 mellizas, para comprobar si su genética determinaba el comportamiendo de los mosquitos. Los mosquitos sí mostraron preferencia entre alguna de las mellizas, mientras que elegían con el mismo interés a las gemelas idénticas, lo cual indica que ahí podría estar la clave. La conclusión es muy clara, según los científicos de las universidades de Londres, Florida y Nottingham que han realizado el estudio: “Nuestros resultados demuestran un componente genético subyacente al tipo de olor humano, una diferencia genética que es detectable por los mosquitos a través de nuestro olor y que se utiliza durante la selección de la persona”.

Estudios previos habían mostrado que esencialmente es el olor corporal el elemento clave que atrae a los mosquitos hacia las personas. También se sabía que este atractivo puede variar en función de otros factores: por ejemplo, beber cerveza parece atraer más las picaduras. Estos insectos también se sienten atraídos por la temperatura corporal, el sudor, la emisión de CO2, la ropa de colores oscuros, las bacterias de la piel y las embarazadas, por ejemplo, según han mostrado otros trabajos científicos. Sin embargo, si los mosquitos se encontraran a dos personas tomando cerveza en una terraza, en las mismas condiciones, seguirían teniendo preferencia por una de las dos. Ahora tenemos una buena prueba de que es un regalo de sus padres, vía genes, lo que provoca que algunos se tengan que rascar más.

De los 400 tipos de compuestos que exudan las personas, el 85% tienen un origen genético, pero identificar la combinación que atrae a los mosquitos es una tarea muy complicada. “El siguiente paso es seguir trabajando para determinar los genes implicados en el control del olor corporal que manipula el comportamiento del mosquito”, explica James Logan, líder de este estudio que se publica hoy en PLoS ONE. La sangre es un elemento esencial en el ciclo vital de la mayoría de las especies de mosquitos sobre todo de la variedad Aedes aegypti, ya que proporcionan a las hembras las proteínas necesarias para producir huevos.

Los investigadores sugieren en su trabajo que quizá la diferencia no se deba tanto a que algunas personas atraen más a estos insectos por reacciones metabólicas sino que, al contrario, algunas estarían desarrollando en sus genes una estrategia de defensa natural que las protege frente a las picaduras, que han sido un notorio vector de transmisión de enfermedades desde hace millones de años.

Todas las gemelas voluntarias escogidas para el estudio habían superado la menopausia, para evitar que factores como el ciclo menstrual influyera en los mosquitos, y se les pidió que no tomaran cerveza, ajo y cebolla para que no surgieran olores específicos que modificaran su comportamiento. Aun así, la muestra es pequeña para dar los resultados como definitivos. La correlación entre las gemelas idénticas es tan alta, sin embargo, que implicaría que la atracción ejercida sobre los mosquitos es tan hereditaria como la altura, uno de los rasgos genéticos más marcados.

“La información de este estudio nos dice más acerca de cómo los mosquitos interactúan con nosotros”, asegura Logan, director del Centro de Pruebas para el Control de Artrópodos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. “Cuando identifiquemos los genes implicados seremos capaces de examinar a las personas para determinar su nivel de riesgo ante las picaduras de mosquitos y podríamos desarrollar un fármaco que aumente la producción natural de repelentes en el cuerpo y, por lo tanto, minimizar la necesidad de usar repelentes sobre la piel”, afirma. Los mosquitos contagian cada año a millones de personas enfermedades como la malaria y el dengue en todo el mundo, especialmente en países en los que el acceso a cuidados médicos es más problemático.

Nuestros olores corporales son una forma de atracción para los mosquitos
Otras investigaciones han demostrado que olor de las axilas percibido por el olfato humano tiene una base genética. Esta demostrado que tenemos variaciones genéticas que nos diferencian, controlando tanto los olores que percibimos como los olores y sustancias químicas que producimos. Así, somos como los mosquitos, que también experimentan variaciones significativas en los olores y aromas químicos naturales  que los atraen los repelen.

Los mosquitos de diferentes especies prefieren cierta parte de nuestro cuerpo en lugar de otros. La especie Aedes gambiae elige los olores de las manos y los pies en lugar de la ingle y las axilas. Algunos animales utilizan su olor corporal para mantener a raya a los mosquitos y a partir de esto, los grupos industriales han tratado de detectar cuáles son los mejores productos químicos para repeler estos mosquitos.

Todos tenemos especies microbianas específicas y muy diferentes de otras personas, dentro de la boca, en nuestros intestinos y en nuestra piel. Compartimos sólo una pequeña fracción de las especies microbianas con los demas, sin embargo, tenemos una huella digital microbiana única  como firma.

Pensaríamos que esta diversificación microbiana nos llega ya sea por casualidad o a partir del lugar de donde vivimos, pero estudios recientes, han puesto de relieve la importancia que tienen los genes para influir en el tipo de bacteria intestinal que abundan en cada uno de nosotros y el fenómeno es similar con respecto a nuestra piel. Nuestros 100.000 mil millones de bacterias superan a la cantidad de las propias células humanas en proporción de 10 a 1.

Nosotros no elegimos a nuestras bacterias, son ellas las que nos eligen en función de nuestro perfil genético. Esto significa que, al igual que los mosquitos, aunque algunos microbios prefieren coexistir con nosotros, otros nos consideran bastante desagradables para ellos y se irán a asentar a otro lado.

Ya dentro de nuestro cuerpo, estos microbios producen muchas de las vitaminas y los productos químicos en la sangre. Lejos de ser malos, su diversidad contribuye a nuestra salud. También son los responsables de la mayor parte de las fragancias y olores de nuestro cuerpo. Incluso lavarse las manos no llega a neutralizar nuestras propias bacterias.

El olor especial que muchos de nosotros tenemos entre los dedos de los pies proviene de una bacteria llamada Brevibacteria linens. Es idéntica a la que le da su olor característico al queso Limbourger.

Para demostrar que se trata de la misma especie bacteriana y donde ésta prolifera, un equipo de microbiólogos de Los Ángeles UCLA realizó un experimento inusual. Ellos comenzaron a hacer y comer queso a partir de piel humana y según sus informes, esta comida gourmet era muy gustosa.

Entonces, la próxima vez que te pique un zancudo en el tobillo, no invoques la mala suerte o utilizes tu repelente. En su lugar, piensa en el increíble proceso de surtidos que hace que la evolución, el matrimonio de tu mezcla de genes específicos con una comunidad particular de microbios que se alimentan de la piel y producen un fenómeno químico que sólo ciertas especies de mosquitos encuentran irresistible.

Fuentes: Elpais.com,   mashable.france24.com

Si eres de esas personas a las que, por más que se cubran de repelente, los mosquitos le siguen picando te sentirás identificado con lo siguiente. Gastas mucho dinero en cremas o aerosoles para alejar a los mosquitos, pero sabes bien que eso no funciona contigo y que al final del día terminarás con miles de piquetes. Si te has identificado con todo lo anterior, seguramente también odias cuando en una fiesta todos los mosquitos están contigo y no con tus amigos.

Pero, ¿sabes por qué solo algunas personas tienen la mala suerte de ser atacadas por los mosquitos? No, no es solo porque tu sangre es más dulce.

Los mosquitos suelen atraerse por las bacterias que tiene nuestra piel, especialmente por el olor que transmiten. Sin embargo, existen otras razones por las cuáles los mosquitos pueden picarle más a unas personas y menos a otras.

Beber cerveza. Según un estudio francés, beber cerveza puede atraer a los mosquitos, pues cuando ingerimos alcohol sudamos de forma distinta. Para comprobar esto, se realizó un estudio que demostró que la persona que había ingerido alcohol tenía 30% más de picaduras que la que no había bebido. Sin duda, ¡una mala noticia para todos los que nos gusta beber en lugares abiertos!
Hacer ejercicio. Así como a los humanos, a los mosquitos también les parece irresistible una persona que salió a correr por la mañana. Esa atracción la sienten debido al sudor segregado por la persona al hacer ejercicio.

Mientras más alta sea la temperatura de tu cuerpo, mayor atraídos se sentirán los mosquitos hacia ti. Lo que te recomendamos hacer para evitar terminar todo picado, es utilizar un repelente antes de hacer tu rutina de ejercicio.
Tu tipo de sangre. Seguramente ya habías escuchado algo sobre esto, y es verdad. Todas las personas que tenemos un tipo de sangre O, somos más vulnerables a ser atacados por los mosquitos según varios estudios realizados como experimentos; incluso, tenemos 83% más de probabilidad que el resto de personas.

Ante esta razón, no hay mucho que hacer, más que utilizar diariamente repelente de insectos y rezar por no sufrir tanto!

Para repeler las plagas, la mayoría de la gente usa insecticidas y repelentes de insectos que a menudo contienen DEET, un compuesto químico que puede tener efectos muy negativos para nuestra salud.

En lugar de utilizar este tipo de productos, prueba a consumir complementos de vitamina B1. Es una manera mucho más segura y saludable de protegerte contra los mosquitos.

La vitamina B1, también conocida como tiamina, tiene la capacidad de ahuyentar a los mosquitos de nuestro cuerpo. No está probado científicamente pero muchas personas afirman que, cuando la consumimos, desprendemos un olor que repele a los mosquitos pero es imperceptible para los humanos. Puedes tomar suplementos de B1 o consumir alimentos que contengan una gran cantidad de esta vitamina como las semillas de girasol, las judías, los granos enteros, la col rizada, la coliflor o el brócoli entre otros.

Esta vitamina desempeña un papel fundamental para mantener nuestro sistema nervioso sano y garantizar la salud de nuestra piel, nuestro pelo, nuestros ojos, nuestra boca y nuestros hígados. También nos ayuda a controlar el estrés y es clave en la conversión del azúcar en energía. Además, funciona como un poderoso antioxidante que ralentizarse el proceso de envejecimiento. Incluso es bueno para nuestra salud mental. Por lo tanto, no perdemos nada en probarlo.

Se cree que la tiamina, el nombre que se le da comúnmente a la vitamina B1, altera nuestro olor corporal de manera que deja de ser atractivo para los mosquitos, por lo que no acudirán a picarte y decidirán volar hacia otro lado.

La dosis recomendada es de 25 a 50 miligramos tres veces al día, pero también puedes consumir vitamina B1 a través de la dieta. Alimentos como las judías, la col rizada, el brócoli, las semillas de girasol y la coliflor contienen niveles muy altos de B1.

Muchas personas afirman que al aumentar sus niveles de tiamina, el número de picaduras que recibieron se redujo considerablemente.

Tanto si los efectos de la tiamina son reales como si no, el hecho es que muchas personas la toman a diario y afirman obtener muchos beneficios de ella. Puedes probar a consumir complementos de vitamina B1 tú también, no perderás nada y seguro que los resultados son extraordinarios.

Fuente: rolloid.net

 

Los mosquitos son amantes de los que respiran profundamente
Los mosquitos son atraídos por nuestro aliento, específicamente, el dióxido de carbono que todos exhalamos. Por lo tanto, si estás afuera lleno de sudor y con un ritmo respiratorio en aumento, se está poniendo en el radar de más mosquitos.

Para mala suerte, esto también puede afectar a las personas que a veces tienen dificultad para respirar, incluso cuando no están en movimiento, es decir, personas con asma grave, obesidad que afecta a su movilidad y mujeres embarazadas.

Los mosquitos prefieren a la gente pegajosa
Su sudor tiene ingredientes diferentes, el más atractivo para los mosquitos es el ácido láctico. Cuanto más sude, más sabroso parece.

De hecho, ha habido alguna evidencia de que el sudor más antiguo lleva a más picaduras de mosquitos que el sudor fresco. Por eso es posible que note que está recibiendo más picaduras de insectos un tiempo después desde la última vez que se duchó.

Los mosquitos están obsesionados con los bebedores
Un estudio realizado en 2002 demostró que el aumento del contenido de etanol en el sudor y la respiración al beber aumenta de manera significativa la atracción de mosquitos.

A los mosquitos les encanta las bacterias
Nuestros cuerpos están repletos de cultivos bacterianos, todo es parte de mantener nuestros cuerpos sanos y en equilibrio. Pero la colección de microflora de cada uno es un poco diferente, y algunos tipos de bacterias trabajan para repeler los mosquitos, mientras que otros prácticamente tocan la campana de la cena.

A los mosquitos les fascina la sangre del Tipo O y la A
Un estudio de 2003 concluyó que los mosquitos aterrizan significativamente más a menudo en personas con sangre tipo O. Según los datos, las personas con sangre tipo A no estaban muy lejos. Mientras tanto, los tipos B y AB no fueron una gran influencia. Sin embargo, no está claro por qué los mosquitos demuestran estas preferencias.

fuente: theheartysoul.com

Las bacterias de nuestro intestino controlan nuestro cerebro

gutsEstamos invadidos por bacterias que viven pacíficamente en nuestro cuerpo, pero si les alteramos y desordenamos su “casa”, se rebelan y nos controlan sin nosotros apenas sospecharlo.

Cada ser humano es un entero ecosistema, donde convivimos en simbiosis con billones de bacterias de miles de especies diferentes.

Sorprendentemente, estas bacterias han sido las grandes olvidadas (aparte de intentar suprimirlas o eliminarlas), a pesar de constituir hasta un 90 % de nuestro cuerpo, quedando tan solo el 10 % restante a las células humanas. Se ha calculado que cada tres células de nuestro cuerpo, dos son bacterias y una es humana, aunque otros trabajos hablan de un ratio que se acerca a 1:1.

Hasta tenemos su peso, en nuestro cuerpo se estima que tenemos alrededor de 200 g de bacterias. No obstante, no se sabe todavía con certeza los números exactos, por lo que existen grandes controversias entre los científicos; de todos modos, todas las cifras propuestas son sorprendentes .

Las bacterias que habitan nuestro sistema digestivo, esta comunidad bacteriana denominada microbiota, interactúan con el sistema endocrino, inmune y nervioso, afectando a nuestro estado físico como mental, o influenciando en el desarrollo de muchas enfermedades.

Desde el mismo momento de la gestación, la microbiota de la madre empieza a cambiar para favorecer el proceso. Todo lo que la madre come, determinará en cierta media los cambios de la microbiota en el recién nacido. Si el parto es vaginal o por cesárea, o la lactancia materna, serán determinantes para adquirir un tipo de poblaciones bacterianas u otras. Estos habitantes microbianos son vitales para el desarrollo del sistema digestivo, metabólico o inmunitario del bebé.

Gran parte de estas investigaciones han sido conducidas por María Domínguez-Bello, microbióloga de la Universidad de Nueva York, que en un estudio publicado en la revista Nature Medicine, destaca la importancia de la microbiota en el momento del nacimiento, apostando que las futuras prácticas médicas lo tendrán más en consideración.

La microbiota o la flora intestinal a medida que crecemos se ve influenciada por la dieta, el entorno, el uso de medicamentos o antibióticos, lo que llamamos hábitos de vida. No se sabe qué especies o qué combinación de especies de bacterias pueden favorecer algunos procesos vitales que pueden verse alterados conduciendo así al desarrollo de enfermedades.

Pero el efecto de la microbiota en nuestra salud va más allá. A pesar de décadas estudiando el cerebro como una identidad independiente, existe una evidente comunicación con el resto del cuerpo, y cómo no, también con el sistema gastrointestinal.

¿Quién media en esta comunicación? Se ha demostrado que la microbiota libera metabolitos que pueden llegar al cerebro, afectando a muchas de sus funciones. Enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, la enfermedad de Parkinson o la esclerosis lateral amiotrófica, cuyo origen genético representa un pequeño porcentaje, y se desconoce la causa que las provoca en un 90 % de los pacientes.

Se ha descubierto que los procesos que desencadenan estas enfermedades podrían también estar dirigidos por proteínas producidas por nuestra microbiota, como la proteína amiloide.

En el laboratorio del profesor Robert Friedland de la Universidad de Louisville, en Kentucky (EE.UU.) han descubierto cómo la exposición a proteínas bacterianas llamadas amiloides, que tienen una estructura similar a las proteínas del cerebro iniciadoras de muchas enfermedades neurodegenerativas, permiten la formación de agregados en el cerebro de otra proteína, la alfa-sinucleína.

Esta proteína alfa-sinucleína es producida por las neuronas, causándole daños irreparables o incluso muerte neuronal, asociada a la patología de enfermedades neurodegenerativas. Pero cómo estas proteínas producidas por las bacterias en el intestino pueden ser el origen de enfermedades neurodegenerativas sigue siendo una incógnita por resolver.

Friedland tiene la convincente hipótesis de que estas proteínas bacterianas que se producen en nuestro intestino causan agregación de proteínas en el cerebro por medio de un mecanismo llamado “cross-seeding”, que permite empaquetar proteínas elásticas formando acumulaciones de proteínas que no se eliminan y aumentan en número, constituyendo el origen de la enfermedad.

Pero va más allá, él propone que estas proteínas bacterianas causan una bajada de las defensas inmunitarias en el sistema gastrointestinal lo que repercute aumentando la inflamación en el cerebro.

Los estudios del laboratorio de Friedland fueron publicados este mes en la revista del grupo de Nature, Scientific Reports y demostraron que ratones expuestos al amiloide bacteriano desarrollaron alfa-sinucleína agregados en el cerebro, mientras que ratones no expuestos no desarrollaron la enfermedad ni ninguna inflamación en el cerebro.

Sus investigaciones han sido financiadas por la Fundación de Michael J. Fox, dirigida por el mítico actor hollywoodiense protagonista de Regreso al futuro, y afectado por la enfermedad de Parkinson.

Aunque la conexión “cerebro-intestino” se extiende a otras enfermedades. Neurocientíficos han sugerido que existen relaciones con los cambios en la microbiota y patologías neurológicas, como ansiedad, depresión, autismo, o incluso esquizofrenia.

También se ha visto cómo ratones con lesiones cerebrales o medulares se recuperan antes cuando se altera su microbiota, o cómo se produce una recuperación motora y neuropatológica. Uno de los más relevantes científicos en la actualidad que estudian daños cerebrales o medulares es Phillip G. Popovich del Centro de Recuperación de daños cerebrales y medulares en la Universidad del Estado de Ohio (EE.UU.).

Su laboratorio publicó un interesante estudio en la Revista de Medicina Experimental, donde relaciona las alteraciones en el microhábitat de las bacterias que habitan en el tracto gastrointestinal, llamado también disbiosis, con empeoramiento de las lesiones medulares, y por lo tanto con la recuperación motora.

Estas alteraciones pueden estar causadas o bien por el ritmo de vida, el estrés, problemas gastrointestinales o incluso el uso descontrolado de antibióticos. Realizaron un experimento muy curioso: Administraron antibióticos  potentes a ratones  antes de inducirles una lesión medular, y posteriormente a un grupo de ratones se le administró una dieta rica en probióticos enriquecidos con ácido láctico y a otros ratones no.

Curiosamente los ratones alimentados con probióticos respondieron mucho mejor a la fase de recuperación después de la lesión medular y su habilidad motora mejoró considerablemente, y por otra parte esto no ocurrió con los ratones con una dieta normal.

Estos estudios sugieren que la alimentación con probióticos favorece la rápida recuperación después de lesiones medulares, reduciendo los procesos inflamatorios en el sistema nervioso y facilitando la función motora.

Los nuevos tratamientos dirigidos a recuperar daños del sistema nervioso, deberían mirar fuera de él. La microbiota que se aloja en nuestro intestino se comunica con el sistema nervioso directamente interaccionando con el sistema inmunitario o a través de fibras nerviosas, o indirectamente liberando metabolitos que pueden atravesar la barrera hematoencefálica.

El carismático neurocientífico John Cryan de la Universidad de Cork, en Irlanda, demostró en su laboratorio que los ratones aislados de patógenos y con una dieta esterilizada, tenían más neuronas en regiones que controlaban la memoria que los ratones convencionales, sugiriendo el papel de la microbiota en la inducción de la neurogénesis en el estado adulto.

Fuente: investigacionyciencia.es

Artículos relacionados:
Un segundo cerebro funcina el el abdomen y regula las emociones
Comportamiento del segundo cerebro: Bacterias intestinales
Nervio vago: ¿cómo estimular nuestra válvula de escape emocional?
¿El corazón tiene cerebro autónomo?

Congregación de Fe Eucarística

Plataforma digital para la difusión de la Congregación de Fe Eucarística de Laicos/Seglares Católicos/Cristianos.

Soporte tecnico

"La vida es como ir en bici: para no caerte, debes seguir avanzando", Albert Einstein

Javier de María

Bienvenid@ a mi blog

joseluisgarcesm

Crecimiento Personal y Espiritual

Propósitosalud

Blog para ganar Salud a traves del movimiento, el metodo Pilates, la Fitoterapia, Terapias energéticas y mucho más..

Cocinando tentaciones

Rebeca y Veronica

ibizaphotographers

Wedding photos Ibiza/ Fotos de bodas Ibiza

Reflexología Podal y mas...

bienvenido a mi fascinante mundo...

Parque Ecológico Quinta de los Molinos

Jardín Botánico-Histórico de La Habana

¿Por que no luchas?

Piensa por ti mismo

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artista visual y profesor mexicano.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site