Posts Tagged ‘ciclo circadiano’

Trabajar de noche tiene un precio (y no es el sueldo)

security guardRomper el ciclo circadiano tiene consecuencias en el organismo.

Los ganadores del premio Nobel de Medicina 2017 son especialistas en este problema y proponen soluciones prácticas.

Enfermeras, médicos de urgencias, vigilantes de seguridad, bomberos, personal de limpieza, call centers de 24 horas, policías, cuidadores de personas dependientes, panaderos, farmacéuticos, distribuidores de mercancías, mensajeros…

En todas estas profesiones hay personas que trabajan de noche para que la ciudadanía tenga cubiertos los servicios en cualquier momento del día.

Son labores imprescindibles para que los usuarios vivamos en tranquilidad, sabiendo que siempre hay quien pueda atendernos en la noche o quien hace que a primera hora de la mañana podamos tener pan recién horneado para el desayuno y mil cosas más que funcionan bien a nuestro alrededor.

Otra serie de trabajos nocturnos se realizan por una cuestión económica: en las empresas el consumo de luz durante la noche en muchos países está “premiado” con un precio más bajo, mientras que muchas fábricas sacan el máximo rendimiento a la maquinaria si trabaja contínuamente y evita el parar y poner en marcha de nuevo los motores.

Suelen ser fábricas que tienen trabajadores en tres turnos: automoción, siderurgia, plantas embotelladoras, conserveras, plataformas petrolíferas, pesqueros en alta mar, etc. que no dejan de funcionar nunca.

Sin embargo,  las máquinas no conocen el descanso pero eso es a todas luces positivo, en el caso del organismo humano no ocurre lo mismo. No es igual trabajar ocho horas por la mañana y la tarde que trabajarlas en horario de noche.

Las empresas lo saben: los trabajadores de México, por ejemplo, se rigen por la Ley Federal del Trabajo, que en su artículo 60 estipula que la jornada diurna es de 8 horas  y 48 horas semanales, mientras que la jornada nocturna es de 42 horas semanales y cada día se ha de trabajar 7 horas.

Quien trabaja de noche suele encontrarse con una dificultad social importante. La vida a su alrededor suele girar igualmente en torno al día solar: sus familiares y amigos, sus vecinos trabajan y están despiertos durante la mañana y la tarde, mientras el trabajador nocturno suele estar durmiendo a esas horas para recuperarse de la jornada laboral que acaba de tener.

Se pierde la conversación de los suyos, se entera con retraso de algunas noticias, no puede acudir a algunas celebraciones familiares, le resulta difícil encontrarse con los amigos para hacer deporte o conversar…

Las investigaciones médicas han probado que trabajar de noche puede ocasionar con facilidad en las personas trastornos del sueño, estrés crónico, problemas cardiovasculares, irritabilidad, migraña, ansiedad y depresión.

La persona se rompe. Se resquebraja su ánimo y se resiente su salud física y psíquica. No es infrecuente que las empresas busquen para estos trabajos a jóvenes, que tienen más energía que los adultos mayores de 50 años.

Sin embargo, gracias a la Medicina, es más fácil ahora poner remedio a esta situación porque ya conocemos por qué no es igual cualquier hora del día para nuestro organismo.

Los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young han recibido el premio Nobel de Medicina 2017 por haber descubierto los mecanismos moleculares de nuestro “reloj biológico”, y se trata de un dispositivo que se acciona con la luz solar. Nuestro organismo actúa de una forma en contacto con el día y actúa de otra durante la noche.

Ese proceso cíclico es el llamado ciclo circadiano (circa significa en latín “alrededor de”, por lo tanto alrededor del día). Lo intuyó el astrónomo francés Jean-Jacques d’Ortous de Mairan en 1729.

Él observó el caso de las mimosas, unas plantas cuyas hojas se abren (como los girasoles) durante el día hacia la luz del sol y se cierran al atardecer. El investigador descubrió que este ciclo se repetía incluso cuando las plantas se colocaban en una habitación a oscuras, lo cual le hizo pensar en la existencia de un mecanismo interno.

Los ganadores del Nobel consiguieron aislar el gen asociado al control del ritmo biológico de cada célula y descubrieron que cada célula se autorregula en periodos de 24 horas. Por eso es importante ir al ritmo de nuestra propia naturaleza.

El sueño reparador
El “reloj biológico” afecta a la regulación del sueño, a la liberación de hormonas, al comportamiento alimentario, a la presión sanguínea y a la temperatura corporal.

Cuando alguien no sigue el ritmo circadiano es fácil que sufra problemas relacionados con el insomnio, el estrés, el cansancio o la obesidad.

Ese mismo “reloj biológico” hace que por la noche, si dormimos, nuestro cuerpo segregue melatonina, que es la que repara las células y hace que descansemos. Si no hay segregación de melatonina, es imposible el sueño reparador y esa es una de las causas del cáncer o de enfermedades neurodegenerativas, según apuntan recientes estudios.

Qué hacer si trabajas de noche: responde el Nobel
¿Qué hacer entonces si nuestro trabajo es nocturno y nuestro organismo no puede seguir el ciclo del sol, esto es, estar despiertos de día y dormir de noche? ¿Qué hacer si nuestro trabajo es por turnos?

Michael Young, uno de los tres ganadores del Nobel, respondió precisamente a la cuestión que le fue planteada tiempo atrás por un lector de la web dela BBC. Young dijo:

“Esta es una situación muy difícil, porque estarás luchando contra tu composición natural, biológica, que trata de mantener todos los relojes de tu cuerpo en armonía. La Organización Mundial de la Salud considera al trabajo por turnos como un factor de riesgo de cáncer.

En un experimento, un grupo de ratones nocturnos recibían alimentos sólo un par de horas en el día. La única manera que los animales pudieran comer era que aprendieran a despertarse en medio del día. Tenían un ciclo de luz-oscuridad a la hora de Nueva York, pero comían en el horario de Tokio. Así que acabaron con una asincronía en sus relojes. Se desenvolvieron mucho peor que aquellos que no recibieron ese tratamiento.

Los relojes que estaban en el hígado comenzaron a correr como si estuvieran en la zona horaria de Tokio y los relojes en el cerebro, como si estuvieran en Nueva York, por lo que los animales estaban en dos lugares a la vez, dependiendo de qué tejidos mirabas.

Por lo tanto, si trabajas en distintos turnos o de noche tienes que actuar como si hubieras ido a una nueva zona horaria.

Tienes que tener mucho cuidado para dormir en un lugar oscuro durante el día y trabajar en un lugar bien iluminado, comer por la noche, en el horario de trabajo, y evitar comer durante el día, cuando se supone que debes estar durmiendo en un ambiente oscuro. Así te estarás acercando lo más posible a tu “nueva zona horaria”.

Ayuda de la familia
El trabajo nocturno hace mella en el comportamiento, lógicamente. Por eso hay que cuidarse de forma especial: ser ordenado, metódico, seguir escrupulosamente el horario aunque este vaya muy al revés del resto del mundo.

En ocasiones ese alto precio de salud que hay que pagar por trabajar de noche se compensa con un sueldo que contempla un plus de nocturnidad. Otras veces no. En cualquier caso, uno debe cuidar su organismo para que el impacto negativo sea el menor posible. Existen medidas dentro de la prevención de riesgos laborales que debe observar cada empresa, y a ellas hay que sumarle lo que cada uno puede hacer por conseguirlo.

La familia, además, puede contribuir a que la persona que trabaja de noche no se sienta aislada y desconectada del entorno. Eso implica tareas y detalles como: tenerlo al día de lo que ocurre en la familia (incluso puede haber alguien -un hermano, el marido- que se encargue de hacerlo), contar con él en los planes familiares que puedan hacerse en diversidad de horarios, ajustar las celebraciones a momentos de los que el o ella pueda disfrutar o facilitar el descanso en la casa cuando esta persona está durmiendo, por ejemplo.

Refererencia: aleteia

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos
→ Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico inte

Anuncios

Reloj biológico: La nueva y catastrófica epidemia a la que se enfrenta la sociedad actual

sociedad modernaLa existencia de un reloj biológico, que vincula el bienestar del organismo humano con las horas del día, revela el peligro detrás del estilo de vida de millones de personas que descartaron un régimen del día normal a favor de uno inestable, subraya el periódico sueco Svenska Dagbladet.

Los autores de los estudios de los ritmos circadianos, Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young, galardonados con el Nobel de Medicina de este año 2017, describieron el proceso de adaptación evolucionaria de los seres vivos —humanos incluidos— para el ciclo de día y de noche, explica el autor del artículo, Henrik Ennart.

“La vida se regía por este cambio de días. Nuestros antecesores se acostaban cuando se iba el sol y se despertaban al amanecer. Hasta hoy en día. Ahora, nos trasnochamos en las redes sociales, trabajando y comiendo a cualquier hora”, sostiene el autor.

La nueva y catastrófica epidemia a la que se enfrenta la sociedad actual debido a que ahora se conocen las consecuencias del sueño irregular de los trabajadores de turnos nocturnos: este horario puede causar cáncer, diabetes, hipertensión y hasta trastornos mentales, entre otros efectos.

Pero es difícil dar un paso atrás: “apenas se puede encontrar a alguien que quiera acostarse a las siete de la tarde”. La sociedad, el mercado laboral y el modo de vida contemporáneo no se corresponden con el reloj biológico.

Para contrarrestar los efectos negativos, es importante tratar de vivir al mismo ritmo que su cuerpo, señala Ennart, en particular, “en harmonía con la luz del día”.

“Es probable que regular su vida con estos principios vaya en contra de la época que se vive en el 2017. Es una lástima, al menos para la salud”, concluye el autor.

Referencia: sputniknews.com

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos
→ Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico interno

Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico interno

nobel-prize-cricadian-rhythm-2El premio Nobel de fisiología o medicina 2017 ha sido otorgado a un trío de científicos estadounidenses por sus descubrimientos sobre los mecanismos moleculares que controlan los ritmos circadianos, es decir, el reloj corporal de 24 horas.

Según la cita del comité Nobel, Jeffrey C Hall, Michael Rosbash y Michael W Young fueron reconocidos por sus descubrimientos explicando “cómo las plantas, los animales y los seres humanos adaptan su ritmo biológico para que esté sincronizado con las revoluciones de la Tierra”.

Su trabajo trata sobre cómo varios genes trabajan juntos para controlar el reloj circadiano básico, codificando las proteínas que se acumulan durante la noche y se descomponen durante el día. Estos relojes están marcando dentro de plantas, hongos, protozoos y animales. En los últimos años, los investigadores han encontrado que el reloj está relacionado no sólo con nuestro ciclo de sueño, sino también con el metabolismo y la función cerebral.

Los ritmos circadianos o diarios son “tan fundamentales como la respiración”, dice Charalambos Kyriacou, un genetista molecular de la Universidad de Leicester en el Reino Unido. “No hay ningún aspecto de la biología para los que los ritmos circadianos no sean importantes. Son totalmente fundamentales de una manera que no anticipábamos antes de los descubrimientos honrados hoy”.

La presencia de un reloj biológico fue ya conjeturada en el siglo XVIII. En 1729, el astrónomo francés Jean Jacques d’Ortous de Mairan mostró que las hojas de mimosa, que se abren al amanecer y al atardecer, continuaron este ciclo incluso cuando se mantuvieron en la oscuridad. Pero no fue sino hasta el siglo XX que la idea de un reloj interno -a diferencia de aquella que responde a señales externas como la luz- se asentó.

La base genética para un ciclo fisiológico diario se descubrió por primera vez en las moscas de la fruta en la década de 1970. Seymour Benzer y Ronald Konopka en el Instituto Tecnológico de California en Pasadena crearon moscas mutantes que tenían relojes biológicos anormales.

Un tipo tenía un reloj roto: sus patrones de actividad se volvían arítmicos, mientras que los otros tenían ahora un ciclo de 19 horas y 28 horas. Benzer y Konopka mostraron que todas las mutaciones habían alcanzado el mismo gen, presumiblemente de diferentes maneras. Ellos y otros investigadores acudieron a un gen llamado período.

Hall y Rosbash finalmente secuenciaron el gen en 1984, al igual que Young. Hall y Rosbash demostraron que su proteína, llamada PER, subía y bajaba durante 24 horas, alcanzando su máximo en la noche. Sospechaban que el reloj estaba impulsado por un circuito de retroalimentación, con la proteína PER interfiriendo con el gen del período.

Los investigadores han encontrado desde entonces media docena más de genes que influencian el ciclo. Por ejemplo, el período y el tiempo se activan por reloj, descubierto en 1997 por Joseph Takahashi de la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois y sus colegas. Al cabo de un año, este grupo descubrió otra parte clave del circuito de retroalimentación: cuando PER y TIM entran en el núcleo, también reducen la actividad del reloj.

Los genes del reloj son extremadamente influyentes, afectando la actividad de la mayoría de los otros genes en el cuerpo de una manera u otra. Los mecanismos circadianos influyen en el metabolismo: cómo nuestro cuerpo usa y almacena la energía, la presión arterial, la temperatura corporal, la inflamación y la función cerebral.

La hora del día puede influir en la efectividad de los fármacos y sus efectos secundarios. Y los desajustes entre el reloj y el medio ambiente, por ejemplo, como resultado del jet lag o trabajo por turnos, se ha demostrado que desempeñan un papel en los trastornos del estado de ánimo e incluso el riesgo de cáncer.

“Desde los descubrimientos de los tres galardonados”, dijo la Asamblea Nobel en su comunicado de prensa, “la biología circadiana se ha convertido en un campo de investigación vasto y altamente dinámico, con implicaciones para nuestra salud y bienestar”.

Para que el reloj funcionara, el PER tenía que entrar en el núcleo. Young descubrió cómo funcionaba. En 1994, él y sus colegas descubrieron un segundo gen del reloj, intemporal, que permitió que PER entrara en el núcleo y parara el período de hacer más. (Su artículo fue publicado en Science.)

Nuestro reloj biológico ayuda a regular los patrones de sueño, el comportamiento de la alimentación, la liberación de las hormonas y la presión arterial.

Cuando hay un desajuste entre este “reloj” interno y el entorno externo, puede afectar el bienestar del organismo – por ejemplo, en seres humanos, cuando experimentamos el desfase horario.

Los tres ganadores son de los Estados Unidos. Hall, de 72 años, se ha retirado, pero pasó la mayor parte de su carrera en la Universidad Brandeis en Waltham, Massachussetts, donde su compañero Rosbash, de 73 años, sigue siendo miembro de la facultad. Young, de 68 años, trabaja en la Universidad Rockefeller de Nueva York.

Hall y Rosbash pasaron a desentrañar cómo funciona el reloj del cuerpo, revelando que los niveles de proteína codificados por el gen del período suben y bajan durante el día en un bucle de retroalimentación negativa. Young, por su parte, descubrió un segundo gen implicado en el sistema, llamado “atemporal”, que fue crítico para este proceso.

Sólo cuando las proteínas producidas a partir del gen del período combinado con las del gen intemporal podrían entrar en el núcleo de la célula y detener la actividad adicional del gen del período. Young también descubrió el gen que controlaba la frecuencia de este ciclo.

Los descubrimientos del equipo también ayudaron a explicar el mecanismo por el cual la luz puede sincronizar el reloj.

Sir Paul Nurse, director del Instituto Francis Crick, que compartió el premio Nobel en 2001 por su investigación sobre el ciclo celular, dijo que el trabajo era importante para la comprensión básica de la vida.

“Todo organismo vivo en este planeta responde al sol”, dijo. Todo el comportamiento de las plantas y los animales está determinado por el ciclo luz-oscuridad. Nosotros en este planeta somos esclavos del sol. El reloj circadiano está incrustado en nuestros mecanismos de trabajo, nuestro metabolismo, está incrustado en todas partes, es una característica esencial para entender la vida.

“Estamos cada vez más conscientes de que hay implicaciones para las enfermedades humanas”, agregó Nurse. “Hay alguna evidencia de que el tratamiento de la enfermedad también puede ser influenciado por los ritmos circadianos. La gente ha informado que cuando usted tiene cirugía o cuando usted tiene una droga puede realmente influenciar cosas. Todavía no está claro, pero ciertamente habrá algunas implicaciones para el tratamiento de la enfermedad también. ”

El impacto del trabajo del equipo en la medicina es cada vez más evidente, dijo Ralf Stanewsky, profesor de biología molecular del comportamiento en la Universidad de Münster y un ex colega de Hall. “Se puede ver que cada vez más problemas de salud, problemas de salud humana, se reducen a defectos genéticos en el reloj circadiano o problemas auto-impuestos, por el trabajo y el jet lag, por ejemplo”, dijo. “Este temporizador [interno] está constantemente luchando para restablecer a qué entorno las personas están expuestas. Si cambia su reloj cada seis horas o tres horas, eso ejercerá una enorme presión sobre su cuerpo “.

El triunfo fue bien recibido por otros expertos en la materia. “Creo que es un desarrollo fantástico”, dijo el profesor Hugh Piggins, que trabaja en ritmos circadianos en la Universidad de Manchester. Pero, agregó, no fue inesperado, señalando que el trabajo había sido propinado para la victoria durante varios años.

Los ganadores compartirán un premio de 9 millones de coronas suecas (£ 825.000), y cada uno recibirá una medalla grabada con su nombre.

El año 2016, el premio fue ganado por Yoshinori Ohsumi, un biólogo celular japonés que deshizo los mecanismos por los cuales el cuerpo descompone y recicla los componentes de las células, un proceso que protege contra varias enfermedades, incluyendo el cáncer y la diabetes.

En total, 190 premios Nobel de fisiología o medicina han sido ganados por 211 científicos desde 1901, con sólo 12 otorgados a mujeres. Sin embargo, sigue siendo el premio de la ciencia con el más alto tal cuota – hasta ahora el premio de la física se ha concedido solamente a dos mujeres: Marie Curie y Maria Goeppert Mayer.

Referencias: theguardian.com, sciencemag.org

Quizá te pueda interesar: La cadencia del reloj biológico (pdf) Artículo de Michael W Young publicado en Investigación y Ciencia, mayo 2000

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos
→ Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico interno
→ Reloj biológico: La nueva y catastrófica epidemia a la que se enfrenta la sociedad actual

Cuidado de la salud: Ritmos biológicos

ciclos circadianos

Se conocen más de 180 ritmos corporales. Prácticamente cada célula, cada órgano y sistema tiene un ritmo peculiar que fluctúa en periodos de segundos, minutos, horas, días, semanas, meses o años, según las investigaciones cronobiológicas.

El ciclo vital mejor conocido científicamente es el que regula la sucesión del sueño y la vigilia. Se sabe que los recién nacidos llegan a este mundo con un ciclo acortado en unas cuatro horas por lo que se duermen y despiertan a menudo en comparación con un adulto y su sueño no siempre coincide con la noche. A medida que el bebé crece su ritmo madura y a los dos o tres meses se ha adaptado a la sucesión rítmica del día y la noche y puede dormir más seguido. Luego, con los años se establece un patrón personal dentro de cierta tendencia general en cada edad. Así, los niños pequeños y las personas mayores suelen ser matutinos, es decir, se duermen y despiertan temprano. Los adolescentes y jóvenes en cambio son vespertinos: por la noche están en perfecta forma y por la mañana les cuesta despertarse.

Los niños parecen mejor sincronizados con la sucesión natural del día y la noche, sin embargo los adultos, con ayuda de la luz eléctrica, permanecen ocupados o cultivan sus intereses hasta bien entrada la noche. De todos modos, en una persona adulta bien ajustada, alrededor de las seis de la mañana el reloj biológico corta la producción de la hormona del descanso, la melatonina, y ordena que aumente la secreción de hormonas activadoras como el cortisol y la adrenalina. Aumenta también la temperatura del cuerpo y la tensión arterial. A las ocho, cuando despierte, estará preparada para empezar el día.

Los ritmos son endógenos (que se originan o nacen en el interior) y están condicionados por los genes, pero esto no significa que no puedan ser modulados desde fuera. Por la mañana, la luz diurna gradúa el reloj interno como si fuera el termostato de una calefacción y lo coloca en la posición “despierto y activo”. Por la noche, la oscuridad lo apaga. La luz o su ausencia nos ayuda a adaptarnos a los cambios ambientales, como los días largos de invierno o las noches cortas de verano.

¿Cómo actúa la luz? Lo hace a través de unas células especializadas que se encuentran bajo la retina. Pueden captar, incluso con los ojos cerrados, si hay “claridad” u “oscuridad” y dirigen la información al  núcleo supraquiasmático (centro primario de regulación de los ritmos circadianos mediante la estimulación de la secreción demelatonina por la glándula pineal). Esta estructura del tamaño de un grano de arroz está por encima del cruce entre los nervios ópticos y funciona como un auténtico interruptor del reloj interno. Allí tiene su origen la orden de secretar determinadas sustancias mensajeras que gobiernan los ritmos corporales. La más investigada de estas sustancias es la melatonina, la hormona del sueño que se vierte en la sangre cuando se hace la oscuridad y que deja de producirse cuando aparece la luz.

Los ritmos corporales explican las fluctuaciones en la capacidad de concentración, la fuerza muscular o la agudeza visual. Pero el organismo no es un caos. Normalmente es una orquesta perfectamente sincronizada, aunque un cambio en los hábitos de sueño o alimentación, un gran viaje o una modificación en el horario de exposición habitual a la luz del día puede alterar el ritmo sueño vigilia básico y con él muchos otros.

Los trabajadores nocturnos y por turnos son las principales víctimas de este desorden que, no obstante, puede alcanzar a cualquiera con hábitos que contradicen las necesidades de su organismo. Sufren problemas de concentración, lo que puede ser fatal en el caso, por ejemplo, de los conductores o los cirujanos. Es sabido que los “errores humanos” se multiplican entre las dos y las cuatro de la madrugada. Aún peor, tienen un riesgo por encima de la media de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer. Todavía no está demostrado, pero parece ser que la reducción en la producción de melatonina, debido a su exposición nocturna a la luz, puede ser la causa del aumento de tumores.

El caso de la tensión arterial es paradigmático. Sigue un ritmo diario por el cual se halla en sus niveles máximos entre las seis y las doce de la mañana, mientras que por la noche baja. También posee un ciclo anual: en invierno es más alta que en verano. Si no se valora todo esto puede ocurrir que una persona sea considerada hipertensa porque se le ha medido la tensión cuando se hallaba en su pico matinal, mientras que otra persona con la tensión nocturna elevada no recibirá ningún diagnóstico. Franz Halberg insiste en que el diagnóstico de la hipertensión exige un control cada hora, durante las 24 horas del día y a lo largo de una semana.

La lectura del ritmo de la tensión arterial es sólo uno de los parámetros que debieran figurar en el historial médico cronobiológico que toda persona debiera tener, según Halberg. Este historial describiría la evolución de los ritmos corporales (temperatura, frecuencia cardiaca y respiratoria, niveles de hormonas…) de manera que se pudieran detectar precozmente las alteraciones.

Muchas enfermedades sino todas cursan de manera rítmica y el tratamiento debiera tenerlo en cuenta. Los dolores articulares suelen experimentar un empeoramiento por las mañanas. Los asmáticos sufren más de noche. En todos los casos, una dosis adaptada a las necesidades personales y administrada en el momento adecuado sería más económica y reduciría los efectos secundarios. Por ejemplo, en el caso de los asmáticos, una sola dosis nocturna de broncodilatador puede ser más eficaz que varias diurnas.

Halberg sostiene que la diferencia entre adaptar el tratamiento a los ritmos o no hacerlo es la que hay entre la vida y la muerte. El ejemplo se encuentra en las terapias contra el cáncer. Si se aplica radioterapia en la hora del día en que el tumor alcanza su máximo de temperatura aumenta la eficacia del tratamiento y se reducen las probabilidades de recidiva. También disminuyen un 10 por ciento en el cáncer de mama si se opera después de la ovulación. El 51 por ciento de los pacientes de cáncer colorrectal tratados con quimioterapia y teniendo en cuenta las indicaciones cronobiológicas en el Hospital Paul Brousse, en Villejuif (Francia) respondieron positivamente y con pocos efectos secundarios, en comparación con el 29 por ciento de los pacientes tratados de manera habitual. En nuestros hospitales, donde las máquinas de radioterapia funcionan las 24 horas del día, resulta difícil imaginar que se adapte la sesión al ritmo del paciente.

La filosofía de las medicinas naturales está mucho más cerca de la cronobiología que la convencional. Forma parte de la tradición naturista observar la evolución del paciente además de su estado actual, así como las fases de la enfermedad. El cuerpo es visto como algo dinámico, dotado de impulso para autocurarse.

Los médicos antroposóficos tienen en el ritmo uno de sus principios fundamentales. Destacan que los ritmos se organizan de manera que durante el día se gaste la energía y por la noche favorezcan la reparación y el crecimiento. Según ellos, la salud es en buena parte la consecuencia de la buena adaptación a los ciclos del entorno, que deben reflejarse en los hábitos personales. Por eso proponen que se compensen las horas de actividad con las de sueño necesario, las de trabajo con las de descanso, las que se pasan fuera con las que se pasan en casa. No es extraño que prescriban medicinas que deben tomarse por la mañana o por la noche porque sus cualidades se adaptan al estado del organismo en ese momento.

A los homeópatas les interesa la respuesta del cuerpo en cada momento del día y  estación del año. Así pueden determinar el tipo constitucional del paciente. A los médicos tradicionales chinos también quieren saber el momento en que aparecen los síntomas, porque puede indicar cuál es el origen del desequilibrio. Además aseguran que cada órgano y sistema fisiológico tiene un ciclo de actividad y que en un tratamiento será más eficaz si se aprovecha este detalle. Por ejemplo, una sesión de acupuntura para tratar un desequilibrio en el riñón es más eficaz si se realiza entre las cinco y las siete de la tarde.

Los osteópatas van más allá y aseguran haber descubierto un ritmo: el latido del líquido encefalorraquídeo, que baña el cerebro, las meninges, la médula y los nervios espinales. Llaman a este pulso movimiento respiratorio primario, cuya frecuencia es de 6 a 12 movimientos por minuto, la “respiración de la vida” y cuando está alterado tratan de normalizarlo mediante presiones suaves y relajantes en ciertas zonas del cráneo y de la columna.

Tener en cuenta la existencia de ritmos biológicos no sólo es importante para los médicos. A cualquier persona interesada en conocerse mejor y cuidar su salud y bienestar le conviene observar sus ritmos corporales y vivir de manera que se mantenga su armonía, es decir, sin llevarles la contraria.

Fuente Parcial: El Correo del Sol

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos
→ Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico interno
→ Reloj biológico: La nueva y catastrófica epidemia a la que se enfrenta la sociedad actual

Horario Energético del Cuerpo humano

En la legendaria China y más precisamente gracias a la acupuntura se saben las horas específicas de cada órgano o sistema energético del cuerpo humano.

Acupuntura significa comprender y manejar la energía corporal, hay una energía específica que recorre el cuerpo y se distribuye en forma horaria. Esta energía comienza recorriendo el meridiano del Pulmón, pues la vida se manifiesta con el primer grito del recién nacido, después sigue el meridiano del intestino grueso y así se van presentando las funciones de los órganos y sus relaciones psicológicas.

La utilidad práctica de saber las horas de cada órgano es prevenir y controlar mejor el organismo. Por ej. la hora del estómago es la hora del desayuno o primera comida que sirve para dar impulso en la realización de las ocupaciones o tareas diarias.

El extremadamente complejo y maravilloso cuerpo humano además de ser una obra maestra en cuanto diseño, funcionalidad y estética, es capaz, por cuenta propia, de desintoxicarse y, para ello tiene horarios específicos. Observemos estos horarios:

Entre 9 y 11 p.m. (triple calentador) el cuerpo elimina químicos innecesarios y tóxicos mediante el sistema linfático del organismo. En ese lapso de tiempo es recomendable encontrar un estado de quietud o relajación, pero ocurre que a esas horas las amas de casa se dedican a revisar  que todo esté listo para la actividad del día siguiente, lo que les genera inquietud y preocupación, causando un efecto negativo en su salud debido al estrés. El triple calentador no es un órgano concreto. Es un sistema que ” calienta ” los órganos. Consta de 3 partes (Calentadores): -Calentador Superior: Ocupa el tórax. -Calentador Medio: Entre diafragma y ombligo. -Calentador Inferior: Area bajo ombligo.

Entre las 11 p.m. y la 1 a.m. el cuerpo realiza el proceso de desintoxicación del hígado, lo que debe ser procesado en un estado de sueño profundo.

Entre la 1 y 3 a.m. el cuerpo desintoxica la vesícula biliar, lo que es deseable que también suceda en un estado de sueño profundo.

Entre las 3 y 5 a.m. se produce la desintoxicación de los pulmones. Es por ello, que en ocasiones, en este horario se producen accesos severos de tos. Cuando el  proceso de desintoxicación ha alcanzado el tracto respiratorio, es mejor no tomar medicamentos para la tos ya que interfieren en el proceso de eliminación de toxinas.

Entre  5 y 7 a.m. desintoxicación del colon, siendo el horario ideal de ir al baño a vaciar el intestino.

Meridiano – Hora
Pulmón 03 a.m. – 05 a.m.
Intestino grueso 05 a.m. – 07 a.m.
Estómago 07 a.m. – 09 a.m.
Bazo Páncreas 09 a.m. – 11 a.m.
Corazón 11 a.m. – 01 p.m.
Intestino delgado 01p.m.- 03 p.m.
Vejiga 03 p.m. – 05 p.m.
Riñón 05 p.m. – 07 p.m.
Circulación sexualidad 07 p.m. – 09 p.m.
Triple recalentador 09 p.m.- 11 p.m.
Vesícula Biliar 11 p.m. – 01 a.m.
Hígado 01 a.m.- 03 a.m.

Durante la mañana, de 7 a 9, se produce la absorción de nutrientes en el intestino delgado. Es el tiempo ideal para tomar el desayuno.

Si la persona está enferma, el desayuno debe tomarse más temprano (antes de las 6:30).

Para aquellos que desean mantenerse en forma, el desayuno antes de las 7:30 es muy recomendable por sus beneficios.

Una buena recomendación para quienes no  desayunan es tratar de cambiar de hábito, siendo lo menos dañino hacerlo entre 9 y 10 a.m. en lugar de no hacerlo.

El no desayunarse es un mal hábito que mata las neuronas, puesto que quien no  desayuna tiene bajo nivel de azúcar en la sangre, lo que le genera insuficiente suministro de nutrientes al cerebro causando su degeneración paulatina. En este sentido, vale la pena también señalar que nuestro organismo tiene un horario energético corporal, por lo que en la legendaria China se saben las horas específicas de cada órgano o sistema energético.

Según los chinos, la utilidad práctica de saber las horas de cada órgano permite prevenir y controlar mejor el organismo.

Por ejemplo, la hora del estómago es la hora del desayuno o primera comida que sirve para dar impulso en la realización de las ocupaciones o tareas diarias. Las de los pulmones entre 3 y 5 a.m.  Las del intestino grueso entre 5 y 7 a.m.  Las del estómago entre 7 y 9 a.m.  Las del bazo páncreas entre 9 y 11 a.m.  Las del corazón entre 11 a.m. y 1 p.m.  Las del intestino delgado entre 1 y 3 p.m.  Las de la vejiga entre 3 y 5 p.m. Las del riñón entre 5 y 7 p.m.  Las de la circulación sexualidad entre 7 y 9 p.m. Las de la vesícula biliar entre 11 p.m. y 1 a.m. y las del hígado entre 1 y 3 a.m.

Estos ciclos se basan en funciones corporales ya que hay una energía específica que recorre el cuerpo y se distribuye en forma horaria.

Dicha energía comienza recorriendo el meridiano del pulmón, pues la vida se manifiesta con el primer grito del recién nacido, después sigue el meridiano del intestino grueso y así se van presentando las funciones de los órganos y sus relaciones psicológicas.

Muchas de las funciones vitales del organismo son dirigidas por sistemas muy complejos, donde células y otras sustancias “obedecen” y “siguen el ritmo” de un mecanismo preciso y constante.

Es lo que se conoce como el reloj biológico humano, el cual, si llega a fallar, puede ocasionar trastornos de comportamiento: sueño, depresión, pérdida de la memoria y cansancio, entre otros.

El reloj biológico es un sistema capaz de generar un orden temporal en las actividades del organismo, oscila con un período regular y utiliza las oscilaciones como referencia temporal interna.

La mayoría de los relojes biológicos funcionan con un ciclo de 24 horas, conocido como ritmo cicardiano que ayuda al organismo a distinguir entre el día y la noche. Observar y comprender estas oscilaciones del ritmo y sus efectos en los procesos biológicos, mentales y emocionales lleva al ser humano a conocerse a sí mismo mucho mejor y a vivir en equilibrio con su entorno natural.

El cuerpo humano se autoprograma para el cambio de horario

En un periodo de 7 a 10 días la mayoría se adapta al nuevo horario, regulando su estado de ánimo. Se recomienda a las personas sensibles al cambio, evitar las siestas diurnas.

Cuando en octubre concluye el horario de verano, para las zonas que aplica, y se retrasa una hora al reloj para dar paso al de invierno. Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social advierten que este ligero cambio en el tiempo influye en el comportamiento de las personas, sin embargo, en un periodo máximo de 7 a 10 días se regula su estado de ánimo, y sus
hábitos alimenticios. Esta medida se implementó a nivel nacional en Mexico en 1996.

Estos médicos recomiendan a las personas sensibles al cambio de horario, evitar las siestas diurnas los primeros días para conciliar el sueño durante la noche, ajustar el reloj y seguir un horario regular para levantarse y acostarse, incluso, los dos primeros fines de semana o los días de descanso.

Aclaran que los niños tienen mayor facilidad para acostumbrarse a los cambios de horario, debido a que su sistema nervioso está en desarrollo y, por lo tanto, posee mayor capacidad de adaptación.

Explicó que las personas más susceptibles y con mayor reticencia son aquellas que tienen algún trastorno del sueño, sobre todo adultos mayores que hacen pequeñas siestas durante el día.

Detallan que los seres humanos presentan un periodo de sueño-vigilia por medio de un “reloj biológico” interno que regula cuándo debemos despertar o dormir. A este ciclo se le denomina ritmo circadiano, que significa en latín circa dies, “aproximadamente un día”. Este abarca 24 horas, que se dividen en ocho para el sueño y 16 de vigilia.

“El ciclo circadiano establecido en cada persona determina el equilibrio psíquico, físico y social del sujeto, el desfase del tiempo
provoca que durante las dos primeras horas del día y las dos últimas antes de dormir, las personas se sientan cansadas y con sueño, provocando una baja en su rendimiento laboral e intelectual durante este periodo”, dijeron los médicos

Eventualmente algunas personas pueden experimentar cansancio o cambios de humor durante los primeros días del cambio de horario, incluso, presentar cuadros de gastritis, colitis o úlcera gastrointestinal, debido a que el reloj biológico personal está adaptado a comer a cierta hora y, de no hacerlo, el aparato digestivo secreta jugos gástricos de manera excesiva.

No obstante, añaden los médicos, nuestro cuerpo tiene la capacidad para autoprogramarse en estos cambios, de no ser así, recomendó acudir al médico. Sugieren ajustar el reloj de mano dos días antes al cambio de horario a fin de adecuar física y psicológicamente al cuerpo.

Diagnóstico según el reloj orgánico

Ejemplos:

Riñones y Vejiga Urinaria: Su momento máximo está entre las 15.00 y 19.00. Un aumento de dolor o disfunciones como frío, sudor, cansancio…asociados a esas horas, indican patología del tracto urogenital.

-Intestino Grueso : Momento máximo entre 05.00 y 07.00. Tensión y malestar en el área abdominal en esas horas indica disfunción del intestino grueso.

-Intestino Delgado: Momento máximo entre 13.00 y 15.00. Molestias como gases a esa hora son indicativo de su disfunción.

-Hígado y Vesícula Biliar: Periodo máximo entre las 23.00 y 03.00 de la madrugada. Despertar, sueño inquieto y tensión en zona abdominal a esa hora es indicativo de afectación hepática o biliar.

-Estómago: Periodo máximo entre 07.00 y 09.00. Malestar, sensación de estar lleno ó hambre desmesurada a esa hora indican alteración de la función gástrica. También es la hora óptima para un buen desayuno.

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos
→ Premio Nobel de Medicina 2017 otorgado por las ideas sobre el reloj biológico interno
→ Reloj biológico: La nueva y catastrófica epidemia a la que se enfrenta la sociedad actual

Soporte tecnico

"La vida es como ir en bici: para no caerte, debes seguir avanzando", Albert Einstein

Javier de María

Bienvenid@ a mi blog

joseluisgarcesm

Crecimiento Personal y Espiritual

Propósitosalud

Blog para ganar Salud a traves del movimiento, el metodo Pilates, la Fitoterapia, Terapias energéticas y mucho más..

Cocinando tentaciones

Rebeca y Veronica

ibizaphotographers

Wedding photos Ibiza/ Fotos de bodas Ibiza

Reflexología Podal y mas...

bienvenido a mi fascinante mundo...

Parque Ecológico Quinta de los Molinos

Jardín Botánico-Histórico de La Habana

¿Por que no luchas?

Piensa por ti mismo

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artista visual y profesor mexicano.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site

Eluanel's Blog

Just another WordPress.com site

bruixolapsicologia

psicologia clínica i de la salut