Posts Tagged ‘genes’

Un pueblo Polígamo y su desastre genético

Short Creek Community

Short Creek, actualmente Hildale y Colorado City

La comunidad de Short Creek (En la frontera de los estados de Utah y Arizona) una remota región de los EE.UU., es una ciudad que ha estado luchando con una escalofriante crisis de salud causada por un gen recesivo. ¿La razón? Aquí, la poligamia todavía se practica.

Brigham Young, quien dirigió la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (LDS, por sus siglas en inglés), o Mormones, a mediados del siglo diecinueve, dijo: “Debemos ceñir nuestros lomos y cumplir esto”, a mediados del Siglo XIX. Fue un día de verano sofocante en la ciudad de Provo, Utah y mientras hablaba, fuertes vientos arremolinaban polvo a su alrededor.

La tarea sagrada de la que hablaba Young era, por supuesto, la poliginia, donde un hombre toma muchas esposas (también conocido por el término neutro de género poligamia). Él era un creyente apasionado en la práctica, que él anunció como la línea oficial de la iglesia algunos años antes.

Ahora estaba dispuesto a trabajar para tranquilizar a su rebaño de que casarse con varias mujeres era lo correcto. Le gustaba dar ejemplo. Aunque Young comenzó su vida adulta como un cónyuge dedicado a una sola esposa, al momento de su muerte su familia había aumentado a 55 esposas y 59 niños.

Mas adelante hasta 1990, un siglo después de que la poliginia fue abandonada, y el resultado apenas estaba empezando a surgir. En una oficina a varios cientos de kilómetros de donde Young pronunció su discurso, un niño de 10 años fue presentado a Theodore Tarby, un médico especializado en enfermedades raras de la infancia.

El niño tenía rasgos faciales inusuales, incluyendo una frente prominente, oídos bajos, ojos muy espaciados y una pequeña mandíbula. También estaba severamente discapacitado físicamente y mentalmente.

Después de realizar todas las pruebas habituales, Tarby se quedó perplejo. Nunca había visto un caso así. Eventualmente envió una muestra de orina a un laboratorio especializado en la detección de enfermedades raras. Ellos diagnosticaron “deficiencia de fumarasa”, un trastorno hereditario del metabolismo. Con sólo 13 casos conocidos por la ciencia médica (lo que traduce en probabilidades de uno de cada 400 millones), era raro de hecho. Parecía un caso de mala suerte.

Pero había un giro. Resultó que su hermana, a quien la pareja creía padecía de parálisis cerebral, también la tenía. De hecho, junto con colegas del Instituto Neurológico de Barrow, pronto Tarby había diagnosticado un total de ocho casos nuevos, en niños de 20 meses a 12 años de edad.

En todos los casos, el niño tenía los mismos rasgos faciales distintivos, el mismo retraso en el desarrollo -la mayoría no podía sentarse, y mucho menos caminar- y crucialmente, provenían de la misma región en la frontera Arizona-Utah, conocida como Short Creek .

Aún más intrigante, esta región es polyginosa. En esta pequeña comunidad aislada de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (FLDS, por sus siglas en inglés), la probabilidad de que nazcan con deficiencia de fumarasa es más de un millón de veces superior a la media mundial.

colorado city

“Cuando me mudé a Arizona fue cuando me di cuenta de que mis colegas aquí eran probablemente los más familiares que conocí con esta enfermedad”, dice Vinodh Narayanan, neurólogo del Translational Genomics Research Institute de Arizona, que ha tratado a varios pacientes con Fumarasa.

¿Que esta pasando?
La enfermedad es causada por un hipo en el proceso que proporciona energía a nuestras células. En particular, es causada por los bajos niveles de una enzima llamada “fumarasa” que ayuda a desarollarla. Desde que se perfeccionó hace miles de millones de años, la enzima se ha convertido en un elemento básico de todos los seres vivos del planeta. Es tan importante, hoy las instrucciones para hacerla son notablemente similares a través de todas las especies, desde los búhos hasta las orquídeas.

Para aquellos que heredan una versión defectuosa, las consecuencias son trágicas. Aunque nuestros cerebros representan sólo el 2% del peso total del cuerpo, tienen hambre voraz, consumiendo alrededor del 20% de su suministro de energía. En consecuencia, los trastornos metabólicos, tales como la deficiencia de fumarasa, son particularmente devastadores para este órgano. “Da lugar a anomalías estructurales y un síndrome, incluidas las convulsiones y el desarrollo tardío”, dice Narayanan.

Faith Bistline tiene cinco primos con la enfermedad, a quien acostumbraba cuidar hasta que dejó el FLDS en 2011. “Están físicamente y mentalmente discapacitados”, dice.

El mayor comenzó a aprender a caminar cuando tenía dos años de edad, pero se detuvo después de un largo ataque de convulsiones. Ahora ese primo está en sus 30s y ni siquiera es capaz de gatear. De hecho, sólo una de sus primas puede caminar. “Ella también puede hacer algunas vocalizaciones y a veces, se puede entender un poco de lo que está diciendo, pero yo no lo llamaría hablar”, dice. Todos tienen tubos de alimentación y necesitan atención las 24 horas del día.

La deficiencia de Fumarase es rara porque es recesiva – sólo se desarrolla si una persona hereda dos copias defectuosas del gen, una de cada padre. Para llegar a entender el porqué de esta plaga en Short Creek, primero tenemos que volver a mediados del siglo XIX.

Salt lake city

Salt Lake City, Utah

Brigham Young era un hombre ocupado. Además de dirigir la iglesia mormona, también fundó una ciudad – Salt Lake City, Utah – que floreció de un valle desértico poco poblado en una utopía poligínica en el espacio de unas pocas décadas.

Por desgracia, no duró. En la década de 1930, la práctica había sido abandonada por la iglesia y prohibida por el estado de Utah, por lo que se castigaba con prisión y una multa pesada (equivalente a alrededor de $ 10.000 en el dinero de hoy). Los seguidores necesitaban un lugar donde ir.

Se establecieron en la remota aldea de Short Creek, que formaba parte de la franja de Arizona y Utah. Se trataba de un área más grande que Bélgica (14.000 millas cuadradas, o 36.000 kilómetros cuadrados), con sólo un puñado de habitantes – el lugar perfecto para esconderse de los ojos curiosos de los mariscales federales.

Hoy en día es el hogar de los pueblos gemelos de Hildale y Colorado City – a ambos lados de la frontera Utah-Arizona – y unas 7.700 personas. Es la sede de la FLDS, que es famosa por su estilo de vida conservador y la poliginia. “La mayoría de las familias incluyen al menos tres esposas, porque ese es el número que necesita para entrar en el cielo”, dice Bistline, que tiene tres madres y 27 hermanos.

Al final, el vínculo con la deficiencia de fumarasa es un juego de números. Tome a Brigham Young. En total, sus hijos engendraron a 204 nietos, que, a su vez, engendraron 745 bisnietos. En 1982, se informó que tenía al menos 5.000 descendientes directos.

Esta explosión repentina se reduce a un crecimiento exponencial. Incluso con una sola esposa y tres hijos, si cada generación subsiguiente lo sigue, un hombre puede tener 243 descendientes después de sólo cinco generaciones. En las familias poligínicas esto está sobrealimentado.

Si cada generación incluye tres esposas y 30 hijos, un hombre puede – teóricamente – inundar una comunidad con más de 24 millones de sus descendientes en el espacio de cinco generaciones, o poco más de 100 años. Por supuesto, esto no es lo que realmente sucede. En cambio, los linajes comienzan a doblarse sobre sí mismos como distantes (y en el FLDS, no tan distantes) los primos se casan. En las sociedades poligínicas, no toma mucho tiempo antes de que todos estén relacionados.

Esto se piensa para ser cómo uno-en-200 hombres (uno en 12.5 en Asia) desciende directamente del guerrero mongol Genghis Khan, super-fértil que murió hace casi ocho siglos. Como dijo Brigham Young: “Es obvio que no podría haber sido bendecido con tal familia, si hubiera estado restringido a una sola esposa …”

En Short Creek, sólo dos apellidos dominan los registros locales – Jessop y Barlow. Según el historiador local Benjamin Bistline, que habló con la agencia de noticias Reuters en 2007, 75 a 80% de las personas en Short Creek son parientes de sangre de los patriarcas fundadores de la comunidad, Joseph Jessop y John Barlow.

Todo esto está muy bien, pero ahora sabemos que la mayoría de las personas están caminando con al menos una mutación letal recesiva (una que nos mataría antes de llegar a la edad reproductiva) en su genoma, alrededor del mismo número que en las moscas de la fruta. Los seres humanos no se han extinguido porque, siendo recesivos, sólo se desenmascaran si tenemos hijos con alguien que también acaba de llevar una copia de esa misma mutación.

Aquí es donde el sistema comienza a desprenderse. “Con la poliginia está disminuyendo la diversidad genética general porque unos pocos hombres están teniendo un impacto desproporcionado en la próxima generación”, dice Mark Stoneking, un genetista del Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva, Alemania. “Las mutaciones genéticas al azar se hacen más importantes.”

En las comunidades aisladas, el problema se ve agravado por la aritmética básica: si algunos hombres toman múltiples esposas, otros no pueden tener ninguna. En el FLDS, una gran proporción de hombres deben ser expulsados ​​como adolescentes, reduciendo aún más el fondo genético.

“Son conducidos a la carretera por sus madres en medio de la noche y arrojados por el lado de la carretera”, dice Amos Guiora, un experto legal en la Universidad de Utah que ha escrito un libro sobre el extremismo religioso. Algunos estiman que puede haber hasta un millar de los llamados “niños perdidos”. “A menudo pasan años tratando de arrepentirse, con la esperanza de volver a la religión”, dice Bistline, que tiene tres hermanos que fueron desechados.

Los conservacionistas han sabido por años que el “sistema de apareamiento” de una población – la palabra de lujo para la conducta sexual – puede tener un impacto profundo en su genética. En el ciervo salvaje y el gusano silvestre, al igual que en los cultos mormones, la poliginia se asocia con altos niveles de consanguinidad, ya que reduce el número de machos que contribuyen al pool genético y aumenta la relación de toda la comunidad.

El gen de la deficiencia de fumarasa ha sido rastreado a Joseph Jessop ya su primera esposa, Martha Yeates (14 niños). Una de sus hijas fue a casarse con el co-fundador John Barlow – y el resto es historia. Hoy se cree que el número de personas que portan el gen de la fumarasa en Short Creek es de miles.

Los FLDS no están solos. Hoy la poliginia está más extendida en África que cualquier otro continente. En marzo de 2014, el Parlamento de Kenia aprobó un proyecto de ley que permite a los hombres casarse con varias esposas, mientras que en muchos países de África Occidental se ha practicado durante miles de años.

Curiosamente, está asociado con enfermedades raras aquí, también. En Camerún, los científicos informaron recientemente de una comunidad poligínea con niveles anormalmente altos de tartamudez. Al comparar los genomas locales con los de África subsahariana, el sur de Asia y las poblaciones del norte de África, los investigadores identificaron variantes genéticas “excepcionalmente raras” entre esta comunidad, que parecen ser responsables, aunque los autores no especulan sobre si esto es una consecuencia de la poliginia.

Lo que nos lleva a las buenas noticias. Dado que la consanguinidad tiende a descubrir mutaciones “recesivas” que normalmente permanecerían ocultas, el estudio de estas comunidades ha ayudado a los científicos a identificar muchos genes causantes de enfermedades.

Eso es porque la información genética es inútil por sí misma. Para ser significativo para la investigación médica, debe estar vinculado a la información sobre la enfermedad. De hecho, se han descubierto más genes de enfermedades humanas en Utah – con su historia mormona – que en cualquier otro lugar del mundo.

No es el legado que esperaba Brigham Young, pero al final, es posible que la polémica práctica tenga algunos aspectos positivos no deseados.

Fuente: BBC.com

La endogamia y sus consecuencias genéticas

ancestros de carlos ii de españaSe denomina endogamia al matrimonio, unión o reproducción entre individuos de ascendencia común; es decir, de una misma familia, linaje o grupo (religioso, étnico, geográfico). Las bodas entre hermanos, o padres e hijos, son incesto, y no se consideran formalmente endogamia, sin embargo, las bodas entre primos o familiares lejanos sí son consideradas endogámicas.

Si hubiera una catastrofe humana provocada por una invasion de robots y solo se salvaran un hombre y una mujer ¿podrían salvar a la humanidad? Y ¿cuánto les tomaría repoblar la Tierra?

Viajemos 100 años en el tiempo a un hipotético escenario futuro. Los esfuerzos de los humanos han tenido un desenlace inesperado y una revolución de robots los ha borrado de la faz de la Tierra.

Esto ya fue, de hecho, vaticinado por el científico Stephen Hawking en 2014. Sin embargo, sobreviven dos individuos, un hombre y una mujer. Cuando tengan descendientes, en la primera generación todos serán hermanos.

El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud creía que el incesto es el único tabú universal junto con el asesinato de los propios padres, y no solo es eso, también es peligroso. Así lo concluyó, por ejemplo, un estudio llevado a cabo en la antigua Checoslovaquia sobre niños nacidos entre 1933 y 1970 y cuyos padres eran parientes en primer grado. Casi un 40% de estos menores eran severamente discapacitados y el 14% de ellos murió.

Riesgos recesivos
Para entender por qué la endogamia puede ser tan peligrosa hay que fijarse en la genética. La mayoría de las enfermedades genéticas se producen cuando se unen dos genes defectuosos, que suelen ser recesivos. Esto significa que para que una persona la padezca, ambos padres deben ser portadores.

La mayoría de nosotros es portador de un gen de alguna condición que probablemente nunca manifestemos. Pero si tenemos un hijo con una persona que también porta ese gen, existen altas posibilidades de que desarrolle una enfermedad que incluso podría ocasionarle la muerte.

Tomemos como ejemplo la acromatopsia, una enfermedad congénita que hace que, quien la sufre, solo vea los colores blanco, negro y gris en todas sus tonalidades. Afecta a uno de cada 33.000 estadounideses, pero uno de cada 100 es portador de su gen. Así que si uno de nuestros supervivientes postapocalípticos fuera portador, su hijo tendría un 25% de probabilidades de tener una copia de ese gen. Hasta ahí, todo bien.

Pero en la siguiente generación, las probabilidades negativas se elevan exponencialmente: los nietos de la pareja original tendrían una posibildad en cuatro de tener dos copias defectuosas del mismo gen. Sus chances, pues, de nacer ya no con un gen recesivo sino con la condición médica son de 1 en 16. Es el destino que corrieron los habitantes de Pingelap, un atolón aislado en el Pacífico occidental. La población completa desciende de los 20 supervivientes de un tifón que barrió la isla en el siglo XVIII.Entre ellos había un portador del gen de la acromatopsia. Y hoy el 10% de los habitantes de la isla no es capaz de ver otros colores que no sean el blanco, el negro y el gris.

Pero más allá de este riesgo de la endogamia, si nuestros supervivientes tuvieran suficientes hijos, ¿existiría la posibilidad de que alguno de ellos fuera sano?. ¿Qué ocurre cuando la endogamia continúa por años y años?

Un caso de la vida misma
Existe una comunidad que no puede estar genéticamente más cerca de sus antepasados de lo que está: la realeza europea. De hecho, tras 200 años de matrimonios entre primos, sobrinos y tíos, los Habsburgo de España son un experimento de ello. Carlos II, “El hechizado”, fue su más famosa víctima. Fue rey de España entre 1665 y 1700. Nació con una letanía de discapacidades físicas y mentales, y no aprendió a andar hasta que cumplió los 8 años. Y ya como adulto, su infertilidad condenó a su dinastía, la Casa de los Austrias, a morir con él.

La razón más concreta fue revelada por un equipo de científicos españoles en 2009. La ascendencia de Carlos II estaba tan enredada, que su “coeficiente de consanguinidad” —una cifra que refleja la proporción de genes heredados idénticos— era mayor que si hubiera sido engendrado por dos hermanos. Es la referencia que utilizan los ecologistas para medir el riesgo de extinción de ciertas especies.

“Cuando la población es pequeña, todos terminarán siendo parientes antes o después”, señala el doctor Bruce Robertson, de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda.

“Y a medida que crece el parentesco, los riesgos de la endogamia son cada vez mayores”, añade. El científico estudia los kakapo, una especie de loros enormes que no vuelan, y de los que solo quedan 125 en el planeta. Una de sus preocupaciones es el efecto de la endogamia en la calidad del esperma. Como consecuencia, el porcentaje de huevos que no van a eclosionar ha aumentado del 10% al 40%. Por ello, a pesar de que el kakapo esté bien alimentado y protegido de depredadores, es posible que no logre subsistir como especie.

Mezcla inmune
La diversidad genética permite a las especies subsistir. “Es algo que todas las especies parecen dispuestas a promover, incluso los humanos”, señala el doctor Philip Stephens, de la Universidad de Durham, en Reino Unido.

“Escogemos compañeros con una composición inmunológica muy distinta, por lo que nuestros hijos tienen un protección mucho mejor en ese sentido”, explica.

Por ello, echando un vistazo a nuestro pasado evolutivo, se cree que el apareamiento con neandertales dio a nuestro sistema inmunológico un impulso genético. Según esto, aunque nuestra especie ficticia sobreviviera a una revuelta de robots, sería irreconocible. Cuando una población pequeña permanece aislada durante demasiado tiempo, la pérdida de diversidad genética hace que se amplifiquen las peculiaridades genéticas. Así, las nuevas generaciones de humanos no solo tendrían un aspecto distinto y hablarían de otra forma. Incluso pertenecerían a una especie totalmente nueva. Entonces, ¿cuánta variedad hace falta para preservar la especie?

El 5 mágico
Es un debate que se remonta a la década de 1980, dice Stephens. Fue entonces cuando un científico australiano propuso una fórmula basada en su experiencia. “Básicamente necesitas 50 individuos para evitar los efectos de la endogamia y 500 para la adaptación”, explica la regla Stephens. La fórmula se usa aún, aunque ha sido modificada a 500/5000 para dar cuenta de las pérdidas aleatorias cuando los genes pasan de una generación a la otra. Así informa IUCN Red List, un organismo que cataloga las especies más amenazadas. Y el concepto también está llevando a cuestionar las políticas de las organizaciones dedicadas a la conservación, quienes históricamente han priorizado a las especies en peligro de extinción.

Sin embargo, antes de aplicar esto a nuestra pareja que se salvó de la invasión de los robots, debemos considerar que nosotros somos la prueba viviente de los fallos de esa fórmula.

Y es que de acuerdo a la evidencia anatómica y arqueológica, nuestros ancestros no habrían podido cumplir con ella. Entre hace 50.000 y 100.000 años, nuestros ancestros migraron más allá de lo que hoy es África. Y lo hicieron portando una genética muy poco diversa.

Un estudio llevado a cabo en 2012 entre distintos grupos de chimpancés descubrió en ellos mayor diversidad genética que entre los miles de millones de humanos de hoy.

Entonces, ¿es posible repoblar la Tierra con un hombre y una mujer, teniendo en cuenta la escasa diversidad que esto implicaría? Es imposible afirmarlo con certeza, dice Stephens, pero se muestra optimista. “La evidencia de los efectos a corto plazo de la baja diversidad genética es muy fuerte, pero todo esto es probabilístico. Hay historias de viajes increíbles al borde del abismo, por lo que todo es posible”, concluye.

Siempre y cuando el apocalipsis no destruya los cimientos de la civilización moderna, la humanidad podría recuperarse sorprendentemente rápido.

Fuente: BBCmundo

Los “programas” genéticos que podemos modificar

GenesLa herencia genética del ADN ademas de transmitir características fisiológicas, morfológicas o bioquímicas, determina también las conductas repetidas, los patrones del inconsciente que heredamos de nuestros ancestros.

Pero en este caso la información se localiza en el ADN basura, lo que nos permite cambiar las pautas de esa herencia de forma consciente.

Este eterno dilema entre Darwin y Freud, acaba de ser despejado a favor de Jung, o lo que es lo mismo, ambos tenían razón.

La clave está en la herencia genética de patrones de conducta, emociones y programas heredados de nuestros ancestros, que se transmite através del ADN denominado (basura), es decir que no pertenece a la parte estática de nuestro ADN, sino a la parte dinámica, los denominados intrones y exones, que son capaces de compilar y materializar las proteínas que sintetizan nuestros receptores AMPA.

Este estudio reciente que acaba de ser presentado por Michael Meaney y Moshe Szyf y publicado en Mayo de 2013, al que ha dado amplia difusión la revista científica Discover, Michael y Moshe explican de forma sencilla y detallada cómo se operan estos mecanismos de transmisión genética hereditarios. Este estudio acaba de dar sin apenas ruido ni aplausos un giro importante al estudio de la epigenética, en la medida en que se establecen las vinculaciones entre los ancestros y nuestras conductas psicológicas, que todos tendemos a repetir.

La clave está en la forma en la que nuestros patrones de datos se generan en el RNA, en los transcriptores dinámicos de las secuencias cromosómicas del ADN.

Si la clave está en el ARN, esta parte es dinámica, y por tanto a diferencia de otros patrones físicos que heredamos como el color de los ojos o el color del pelo o la apariencia física, las tendencias de conducta que también heredamos de nuestros ancestros podrían modificarse cuando somos conscientes de que son programas.

La cuestión es clave porque distingue entre la herencia genética clásica (La herencia biofísica) y la herencia genética tendencial o conductual, de ahí que aquellas tendencias o conductas heredadas inducen a pensar que repetiremos “por defecto” los patrones de conducta de nuestros ancestros, lo que se produce a nivel del inconsciente.

De alguna forma la interacción entre los procesos genéticos que heredamos en el inconsciente y los estímulos dirigidos de nuestro consciente nos permiten cambiar esas pautas de conducta que a diferencia del color de los ojos o del cabello, no podríamos cambiar. Las emociones forman parte de todo ese proceso, ya que los receptores encargados de procesar la síntesis de las proteínas que pasan al ARN son los mismos que tienen la función de activar el aprendizaje, la atención, la creatividad y las emociones.

Esta equivalencia hace que se abra todo un campo de investigación en el campo de la epigenética. De alguna forma, Meaney y Szyf abren la puerta para comprender científicamente los mecanismos de la herencia genética de los programas y nuestra capacidad de poderlos cambiar.

Por poner un símil, podríamos cambiar los programas de nuestro ordenador, porque formarían parte de una herencia genética dinámica (ARN) frente al hardware (ADN) que es estático. Dicho de otra forma, no podemos cambiar el color de nuestros ojos ni nuestra altura o el color de nuestra piel, pero si podríamos cambiar nuestras conductas repetitivas inconscientes que nos llevan a repetir comportamientos y experiencias de nuestros antepasados.

Fuente: biotmr.com

Los pensamientos provocan cambios moleculares en los genes

pensamientoCon la creciente evidencia de que el entrenamiento de la mente o la inducción de ciertos modos de conciencia pueden tener efectos positivos para la salud, los investigadores han tratado de entender cómo estas prácticas afectan físicamente el cuerpo.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de Wisconsin, España y Francia reporta la primera evidencia de los cambios moleculares específicos en el cuerpo después de un período de práctica intensiva mindfulness [NdT: También conocido como Conciencia o Atención Plena],

El estudio investigó los efectos de un día de práctica intensiva de mindfulness en un grupo de meditadores experimentados, en comparación con un grupo de control de sujetos no entrenados que practicaron actividades tranquilas no meditativas. Después de ocho horas de práctica de mindfulness, los meditadores mostraron una gama de diferencias genéticas y moleculares, incluyendo niveles alterados de la maquinaria de regulación génica y la reducción de los niveles de genes pro-inflamatorios, que a su vez se correlacionaban con una recuperación física más rápida luego de una situación estresante.

“Según nuestro conocimiento, este es el primer trabajo que muestra alteraciones rápidas en la expresión genética de sujetos asociados a la práctica de la meditación mindfulness“, dice el autor del estudio Richard J. Davidson, fundador del Centro para la Investigación de Mentes Saludables y profesor de psicología y psiquiatría en el William James and Vilas, de la Universidad de Wisconsin-Madison.

“Lo más interesante es que los cambios se observaron en los genes que son los objetivos actuales de los fármacos anti-inflamatorios y analgésicos”, dice Perla Kaliman, el primer autor del artículo e investigador en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, ​​España (IIBB-CSIC -IDIBAPS), donde se llevaron a cabo los análisis moleculares.

El estudio fue publicado en el Periódico Psychoneuroendocrinology.

Los entrenamientos basados ​​en el mindfulness han demostrado efectos beneficiosos en enfermedades inflamatorias en los estudios clínicos previos y están avalados por la Asociación Americana del Corazón como una intervención preventiva. Los nuevos resultados proporcionan un posible mecanismo biológico para efectos terapéuticos.

La actividad genética puede cambiar según la percepción
Según el Dr. Bruce Lipton, la actividad genética puede cambiar a diario. Si la percepción en tu mente es reflejada por la química de tu cuerpo, y si tu sistema nervioso lee e interpreta el medio ambiente y luego controla la química de la sangre, entonces puedes literalmente cambiar el destino de las células mediante la alteración de tus pensamientos.

De hecho, la investigación del Dr. Lipton ilustra que al cambiar tu percepción, tu mente puede alterar la actividad de tus genes y crear más de treinta mil variaciones de productos por cada gen. Él da más detalles al decir que los programas genéticos están contenidos dentro del núcleo de la célula, y se puede volver a escribir esos programas genéticos al cambiar la química de tu sangre.

En los términos más simples, esto significa que tenemos que cambiar nuestra forma de pensar si queremos curar el cáncer. “La función de la mente es crear coherencia entre nuestras creencias y la realidad que experimentamos”, dijo Dr. Lipton. “Lo que esto significa es que tu mente ajustará la biología y el comportamiento de tu cuerpo para que encajen con tus creencias. Si te han dicho que te vas a morir en seis meses, y tu mente se lo cree, es muy probable que vayas a morir en seis meses. A eso se le llama el efecto nocebo, el resultado de un pensamiento negativo, que es lo contrario del efecto placebo, donde la sanidad está mediada por un pensamiento positivo”.

Esta dinámica apunta a un sistema de tres partes: está la parte de ti que jura que no quiere morir (la mente consciente), inventada por la parte de ti que cree que sí (el pronóstico del médico mediado por la mente subconsciente), la cual luego pone en marcha la reacción química (mediada por la química del cerebro) para asegurarse de que el cuerpo se adapte a la creencia dominante. (La neurociencia ha reconocido que el subconsciente controla el 95 por ciento de nuestras vidas.)

Ahora ¿qué pasa con la parte que no quiere morir – la mente consciente? ¿No está afectando a la química del cuerpo también? El Dr. Lipton dijo que todo se reduce a cómo ha sido programada la mente subconsciente, la cual contiene nuestras creencias más profundas. Son estas creencias las que en última instancia, realizan el voto decisivo.

“Es una situación compleja”, dijo el Dr. Lipton. Las personas han sido programadas para creer que son víctimas y que no tienen ningún control. Estamos programados desde el principio con las creencias de nuestras madres y padres. Así, por ejemplo, cuando nos enfermamos, nos dijeron nuestros padres que tenemos que ir al médico porque el médico es la autoridad con respecto a nuestra salud. Todos recibimos el mensaje durante toda la infancia que los médicos eran la autoridad en materia de salud y de que éramos víctimas de las fuerzas corporales más allá de nuestra capacidad de control. La broma, sin embargo, es que la gente con frecuencia mejoraba cuando se dirigía al médico. Fue entonces cuando la capacidad innata de autocuración entra en acción, otro ejemplo del efecto placebo.

La práctica de Mindfulness afecta específicamente a las vias reguladoras
Los resultados del estudio de Davidson muestran una regulación hacia abajo de los genes que han sido implicados en la inflamación. Los genes afectados incluyen los genes pro-inflamatorios RIPK2 y COX2, así como varios genes de la histona deacetilasa (HDAC), que regulan epigenéticamente la actividad de otros genes mediante la eliminación de un tipo de etiqueta química. Lo que es más, la medida en que algunos de esos genes se regularon hacia abajo se asoció con la recuperación más rápida de cortisol ante una prueba de estrés social que implicaba un discurso improvisado y tareas que requieren cálculos mentales realizados frente a una audiencia y una cámara de vídeo.

Los biólogos han sospechado durante años que algún tipo de herencia epigenética ocurre a nivel celular. Los diferentes tipos de células de nuestro cuerpo son un ejemplo. Las células de la piel y las células del cerebro tienen diferentes formas y funciones, a pesar de tener exactamente el mismo ADN. Debe haber mecanismos – que no sean del ADN – que se encargan de que las células de la piel permanezcan siendo células de la piel cuando se dividen.

Tal vez resulte sorprendente, dicen los investigadores, que no hubo diferencias en los genes probados entre los dos grupos de personas en el inicio del estudio. Los efectos observados se vieron sólo en los meditadores luego de la práctica demindfulness. Además, varios otros genes modificadores del ADN no mostraron diferencias entre los grupos, lo que sugiere que la práctica de mindfulness ha afectado específicamente a ciertas vías de regulación.

El resultado clave es que los meditadores experimentaron cambios genéticos luego de la práctica de mindfulness que no se observaron en el grupo que no meditó, después de otras actividades silenciosas – un resultado que proporciona la prueba del principio de que práctica de mindfulness puede conducir a alteraciones epigenéticas del genoma.

Estudios previos en roedores y en personas han mostrado respuestas epigenéticas dinámicas a estímulos físicos como el estrés, la dieta o el ejercicio en unas pocas horas solamente.

“Nuestros genes son muy dinámicos en su expresión y estos resultados sugieren que la tranquilidad de nuestra mente puede realmente ejercer una influencia potencial en su expresión”, dice Davidson.

“La regulación de las HDAC y las vías inflamatorias puede representar algunos de los mecanismos que subyacen en el potencial terapéutico de las intervenciones basadas en el mindfulness“, dice Kaliman. “Nuestros resultados establecen las bases para futuros estudios para evaluar más a fondo las estrategias de meditación para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas.”

Las creencias subconcientes son la clave
Demasiados pensadores positivos saben que pensar buenos pensamientos – y recitar afirmaciones durante horas y horas – no siempre trae los resultados que prometen los libros para sentirse bien.

El Dr. Lipton no discutió este punto, porque los pensamientos positivos vienen de la mente consciente, mientras que los pensamientos negativos contradictorios son usualmente programados en la mente subconsciente, más poderosa.

El principal problema es que las personas están conscientes de sus creencias y comportamientos conscientes, pero no de las creencias y los comportamientos subconscientes. La mayoría de la gente ni siquiera reconoce que su mente subconsciente entra en el juego, cuando lo cierto es que la mente subconsciente es un millón de veces más potente que la mente consciente y que operamos del 95 a 99 por ciento de nuestras vidas desde programas subconscientes.

Tus creencias subconscientes están trabajando ya sea para ti o en tu contra, pero la verdad es que tú no estás controlando tu vida, porque tu mente subconsciente sustituye cualquier control consciente Así que cuando estás tratando de recuperarte desde un nivel consciente – citando afirmaciones y diciéndote a ti mismo que eres saludable – puede haber un programa subconsciente invisible que te está saboteando.

El poder de la mente subconsciente se revela con elegancia en las personas que expresan múltiples personalidades. Mientras ocupa la mentalidad de una personalidad, el individuo puede ser muy alérgico a las fresas. Luego, al experimentar la mentalidad de otra personalidad, él o ella se las come sin consecuencias.

La nueva ciencia de la epigenética promete que cada persona en el planeta tiene la oportunidad de convertirse en lo que realmente es, con un poder inimaginable y la capacidad de operar a partir desde, e ir a, las más altas posibilidades, incluyendo la curación de nuestros cuerpos y de nuestra cultura, y vivir en paz.

Fuente: Sott.net

Optimizar el funcionamiento celular: VITAL 5 PAK

Hormigalada - Hormigandante

Alimentando mi curiosidad en la web con un cóctel de imágenes, sonidos, músicas, libros y anécdotas.

Soporte tecnico

"La vida es como ir en bici: para no caerte, debes seguir avanzando", Albert Einstein

Javier de María

Bienvenid@ a mi blog

joseluisgarcesm

Crecimiento Personal y Espiritual

Propósitosalud

Blog para ganar Salud a traves del movimiento, el metodo Pilates, la Fitoterapia, Terapias energéticas y mucho más..

Cocinando tentaciones

Rebeca y Veronica

ibizaphotographers

Wedding photos Ibiza/ Fotos de bodas Ibiza

Reflexología Podal y mas...

bienvenido a mi fascinante mundo...

Parque Ecológico Quinta de los Molinos

Jardín Botánico-Histórico de La Habana

¿Por que no luchas?

Piensa por ti mismo

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artista visual y profesor mexicano.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site

Eluanel's Blog

Just another WordPress.com site