Posts Tagged ‘presión arterial’

La presión arterial normal de acuerdo a la edad

Presion arterial¿Cuánto hace que no controlas tu presión arterial? La presión arterial es un factor determinante que puede estar ejerciendo un efecto negativo en nuestro organismo sin que nos demos cuenta ya que sus procesos son silenciosos.

Y lo grave de esta situación es que cuando la presión arterial alta se manifiesta lo hace a través de situaciones de alto riesgo para la vida de las personas.

Más allá de las condiciones particulares de cada individuo, la presión arterial se incrementa con el paso del tiempo porque a medida que envejecemos los vasos sanguíneos son cada vez menos flexibles impidiendo el flujo correcto de la sangre y elevando de esta manera la presión.

Las personas hipertensas están más expuestas a situaciones de riesgo como por ejemplo: accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, muerte súbita y insuficiencia renal.

Si aún no conoce cuál es su presión arterial particular, ya que todos los individuos somos diferentes y este número puede variar, también debemos tomar en cuenta que existen parámetros entre los que puede oscilar la presión arterial de cada persona.

Cuando la presión arterial está muy alta es necesario bajarla, y para tomar referencias en cuanto a valores debemos conocer los números entre los cuales debe oscilar la presión arterial sistólica (número superior) y la presión arterial diastólica (número inferior). Estos números pueden variar entre 140 y 90.

Para conocer las cifras que usted debe tomar como referencia y que se ajustan a parámetros normales verifique la siguiente tabla:

Presión arterial alta en mujeres por edad:

20 años – 116/72

Hasta 30 años – 120/75

De 30 a 40 años de edad – 127/80

De 40 a 50 años – 137/84

De 50 a 60 años de edad – 144/85

Más de 70 años – 159/85

Presión arterial alta en hombres por edad:

20 años – 123/76

Hasta los 30 años – 126/79

De 30 a 40 años de edad – 129/81

De 40 a 50 años de edad – 135/83

De 50 a 60 años – 142/85

Más de 70 años – 142/80

¿Cómo puede ayudar a mi cuerpo a mantener valores de presión arterial saludables?

Además del control de la presión arterial y de la consulta con el profesional indicado, podemos revisar algunos hábitos que pueden ayudar a mantener estos valores dentro de estándares normales:

– La ingesta excesiva de sal (sodio) es uno de los principales requisitos para mantener la presión arterial en valores normales. Procure no exceder el 1,5 mg por día.

– Es sabido que las mujeres tienen menos resistencia el alcohol que los hombres, y este es un factor importante a la hora de elevar la presión arterial; de modo que es importante reducir la ingesta de alcohol diaria a un vaso para las mujeres y dos para los hombres.

– Consume alimentos saludables es beneficioso para el corazón, en especial aquellos que contienen altas dosis de potasio y fibra.

– Beba mucha agua, esto ayuda a normalizar los índices de presión arterial.

– Realice actividad física. La actividad física contribuye a normalizar los índices de presión arterial. Un ejercicio aeróbico moderado o una caminata de 30 minutos pueden marcar una gran diferencia.

– El factor emocional también influye en lo que a la presión arterial se refiere, porque las emociones aceleran el ritmo cardíaco y es nociva para los hipertensos. Intenté manejar las situaciones de estrés y realice actividades con las que se sienta a gusto o practique ejercicios de meditación.

– Evite el cigarrillo. Este mal hábito no aporta ningún beneficio y perjudica muchos aspectos de su salud; entre ellos, la presión alta.

Fuente: remedioscurativos.com

Aminoácidos: L-Arginina

l-argininaLa L-arginina es un bloque químico fundamental llamado “aminoácido”. Se obtiene normalmente a partir de la dieta y es necesaria para el cuerpo para hacer las proteínas.

La L-arginina se encuentra en la carne roja, en la carne de aves y los productos lácteos. También se puede hacer en el laboratorio y usar como suplemento nutricional.

La L-arginina se utiliza para afecciones del corazón y vasos sanguíneos incluyendo la insuficiencia cardiaca congestiva (CHF), el dolor de pecho, la presión arterial alta y las enfermedades de las arterias coronarias.

La L-arginina también se usa para el dolor recurrente en las piernas debido a arterias que están bloqueadas (claudicación intermitente), para el tratamiento de la disminución de la capacidad mental en los ancianos (demencia senil), para la disfunción eréctil (DE) y la infertilidad masculina.

Algunas personas usan la L-arginina para la prevención del resfrío común, para mejorar el funcionamiento de los riñones después de un transplante de riñón, para la presión arterial alta durante el embarazo (preeclampsia), para mejorar el rendimiento atlético, para aumentar el sistema inmunológico y para prevenir la inflamación del tracto digestivo en los infantes prematuros.

Durante 20 años hemos sabido que el aminoácido L-arginina ofrece múltiples beneficios vasculares a las personas con enfermedades cardíacas o a quienes tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca debido a diferentes factores de riesgo cardíacos. La L-arginina es un nutriente clave para la promoción eficiente del flujo sanguíneo y la función cardiovascular en general. La L-arginina es considerada uno de los aminoácidos “semi-esenciales”- lo que significa que su cuerpo no puede producirlo en cantidades suficientes, por lo que debe obtener la mayor parte de su alimentación.

Pero cada día están emergiendo nuevas investigaciones sobre el papel que desempeña este pequeño nutriente en su salud, con beneficios que van más allá de su corazón y sangre. Parece que los beneficios cardiovasculares son tan sólo la punta del iceberg cuando se trata de lo que la L-arginina puede hacer por usted-incluyendo la posibilidad de ralentizar el proceso de envejecimiento.

El objetivo de este artículo es presentar el alcance de las investigaciones realizadas hasta la fecha.

Esto no es una tarea fácil, porque hay al menos 800 estudios científicos publicados sobre este aminoácido, que ha sido estudiado con respecto a su papel en más de 150 enfermedades. Antes de adentrarme en algunas de las otras áreas de salud, primero echémosle un vistazo a lo qué es la L-arginina y por qué es tan importante para su salud cardiovascular.

Óxido Nítrico

¿Qué tienen en común la L-arginina, el escape de los automóviles, la dinamita y las luciérnagas? La respuesta es óxido nítrico, abreviado como “NO”: un átomo de nitrógeno único a un átomo de oxígeno. El óxido nítrico es un gas soluble, altamente reactivo producido en ciertas células animales y vegetales a partir del aminoácido L-arginina y es un subproducto de la combustión, así como un producto de las reacciones químicas naturales en nuestra atmosfera. El óxido nítrico también puede derivarse de la nitroglicerina, que uno de los componentes principales de la dinamita.

El óxido nítrico también desempeña un papel muy importante en la luz de las luciérnagas (insectos de luz). Es una molécula muy común en el medio ambiente, pero fue en los últimos 20 años que los científicos han descubierto lo importante que es para su salud.

Los muchos papeles que desempeña el óxido nítrico- biológico y demás- son tan impresionantes que fue denominado como la “Molécula del Año” por la revista Science en 1992, seguido por el Premio Nobel de Medicina por su descubrimiento como una molécula de señalización en el sistema cardiovascular. Por favor no confunda el óxido nítrico (NO) con el óxido nitroso (N2O) o con el “gas de la risa,” el gas anestésico utilizado por los dentistas, que tiene dos átomos de nitrógeno unidos a un átomo de oxígeno.

Volviendo al tema de la L-arginina, la mayoría de sus beneficios de salud están relacionados con el hecho de que es un precursor del óxido nítrico en el cuerpo. La L-arginina es el único sustrato nutricional conocido en su revestimiento de los vasos sanguíneos a disposición de las células endoteliales (células que recubren la superficie interior de los vasos sanguíneos) para la producción de óxido nítrico. Sus vasos sanguíneos necesitan L-arginina para sintetizar el NO.

El óxido nítrico ha demostrado mejorar el flujo sanguíneo y ayudar a mantener una presión arterial óptima. El óxido nítrico manda señales a las células del músculo liso en sus vasos sanguíneos para relajarlos, con el fin de que los vasos puedan dilatarse y la sangre fluya con mayor libertad. Esto ayuda a las arterias a mantenerse libres de placa. Cuando tiene óxido nítrico inadecuado, su riesgo de enfermedad arterial coronaria aumenta.

También opera como una molécula de señalización en su cerebro y sistema inmunológico.

Si su sangre está fluyendo libremente, entonces prácticamente todos los procesos fisiológicos funcionarán mejor. Si su sangre no fluye libremente, entonces las células y nutrientes importantes no puede llegar a las áreas en las que son necesarias. Es como tener una grúa en la escena del accidente…si no hay grúa ni puede haber ningún tipo de reparación.

Los Papeles Importantes que Desempeña la L-Arginina en Su Cuerpo

Además de mejorar el flujo sanguíneo y elasticidad de los vasos, la L-arginina desempeña otros importantes papeles biológicos.

Ayuda a eliminar el amoníaco, un producto de desecho tóxico. Sus células liberan nitrógeno todo el tiempo del proceso normal de reparación y sustitución de células dañadas y este nitrógeno se combina con el hidrógeno para formar amoníaco.

Ayuda a su cuerpo a producir otros aminoácidos importantes: creatina, L-prolina y L-glutamato. La creatina es importante para la energía muscular y la función adecuada del sistema nervioso. La L-prolina es importante para la síntesis de colágeno y la sanación de heridas. El L-glutamato es un neurotransmisor excitatorio que es clave para la función cerebral- especialmente en las funciones del hemisferio izquierdo (lógica, razonamiento, lenguaje, habilidades de cálculo, aprendizaje y memoria).

Promueve una buena función sexual en hombres Y mujeres. Aumenta la microcirculación en los tejidos genitales lo que da lugar a erecciones más fuertes y una mejor capacidad de respuesta sexual, por el mismo mecanismo de óxido nítrico.
Tiene efectos endocrinos, promueve la liberación de dos hormonas importantes- la hormona del crecimiento humano (HGH) y la prolactina.

Fuentes: Medlineplus, Artículos Mercola.com

 

La presion arterial

presion-arterial

La presión arterial (PA) es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias.

Esta presión es imprescindible para que circule la sangre por los vasos sanguíneos y aporte el oxígeno y los nutrientes a todos los órganos del cuerpo para que puedan funcionar correctamente. Es un tipo de presión sanguínea.

La presión arterial tiene dos componentes
Presión arterial sistólica: corresponde al valor máximo de la presión arterial en sístole (cuando el corazón se contrae). Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos.

Presión arterial diastólica: corresponde al valor mínimo de la presión arterial cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardíacos. Depende fundamentalmente de la resistencia vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.
Cuando se expresa la presión arterial, se escriben dos números separados por un guion (Figura 1), donde el primero es la presión sistólica y el segundo la presión diastólica.

Presión y tensión arterial
La presión arterial es la fuerza por unidad de superficie que ejerce la sangre al circular por las arterias, mientras que tensión arterial es la forma en que las arterias reaccionan a esta presión, lo cual logran gracias a la elasticidad de sus paredes. Si bien ambos términos se suelen emplear como sinónimos, es preferible emplear el de presión arterial. De hecho, su medida se describe en unidades de presión (por ejemplo, mm de Hg). La

presión de pulso es la diferencia entre la presión sistólica y la diastólica.

Sistemas de regulación de la presión arterial

Sistema renina-angiotensina-aldosterona: Cuando las células yuxtaglomerulares del riñón detectan una disminución del flujo sanguíneo secretan renina, que transforma el angiotensinogeno en angiotensina I que es convertida en angiotensina II por la ECA (enzima convertidora de angiotensina), la angiotensina II es un potente vasoconstrictor además promueve la secreción de aldosterona que disminuye la pérdida de agua por la orina. También actúa sobre el órgano subfornical para inducir sed.

Vasopresina: Cuando las células del hipotálamo detectan un aumento de la osmolaridad del líquido cefalorraquídeo secretan vasopresina (también conocida como ADH u hormona antidiurética) que promueve la reabsorción de agua por parte del riñón y a su vez en un potente vasoconstrictor, este sistema es el causante de que la sal aumente la presión sanguínea, debido a que aumenta la osmolaridad del líquido cefalorraquideo.

Adrenalina-Noradrenalina: En situaciones de estrés las cápsulas suprarrenales del riñón secretan estas dos hormonas que modifican el ritmo y la fuerza de contracción del corazón, además de provocar vasodilatación o vaso constricción según qué zonas de la red capilar.

Factores nerviosos: en casos de estrés o de peligro se activa el sistema nervioso simpático que hace aumentar el ritmo del corazón mediante una disminución en la permeabilidad al potasio y un aumento en la del calcio de las células del marcapasos del corazón. Esto permite que el voltaje umbral necesario para que se genere un potencial de acción pueda alcanzarse antes(en las células marcapasos cardíacas el sodio entra constantemente y cuando la membrana alcanza un potencial umbral se produce la apertura de canales de calcio, cuyo flujo provoca una mayor despolarización, lo que permite una excitación más rápida al resto del tejido cardíaco y la consiguiente contracción.

Este movimiento eléctrico es lo que se observa en el electrocardiograma). En cambio, la disminución del estrés provoca una activación parasimpática, que se traduce en un descenso de la permeabilidad al calcio, aumento en la de potasio y consecuente descenso de la frecuencia cardíaca.

Fuente: wikipedia

¿Qué es la hipertensión?

La presión sanguínea es la medición de la presión o fuerza de tu sangre al empujar contra las paredes de los vasos sanguíneos. El corazón bombea la sangre a las arterias (vasos sanguíneos), que llevan la sangre a través del cuerpo. La alta presión sanguínea, también llamada hipertensión, significa que la presión en tus arterias está por encima de lo que es normal. En la mayoría de los casos, nadie sabe lo que causa la alta presión sanguínea.

¿Cómo se mide la presión arterial?

La presión arterial se escribe como dos números, como por ejemplo 118/72. El primer número es la presión sistólica. Esta es la presión en las arterias cuando tu corazón late y las llena con sangre. El segundo número es la presión diastólica. Esta es la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos.

¿Cuál es una presión normal?

Tipo de medición de la presión arterial

Presión arterial normal Pre-hipertensión Hipertensión etapa 1

Hipertensión etapa 2

Sistólica

Menos de 120 mmHg* 120-139 mmHg* 140-159 mmHg 160 mmHg* y más alta
Diastólica Menos de 80 mmHg* 80-89 mmHg* 90-99 mmHg

100 mmHg* y más alta

*mmHg = milímetros de mercurio – la unidad de medición de la presión sanguínea o arterial.

Bood pressure

¿Cómo sabré si tengo la presión arterial alta?

Tu médico o la persona que te está cuidando puede decirte si tienes la presión arterial alta midiendo tu presión sanguínea con un medidor especial. Normalmente no puedes sentir si tienes la presión arterial alta. Mucha gente que tiene la presión arterial alta no sabe que la tiene así. Te deben de medir la presión arterial una vez al año para asegurarte de que no tengas la presión arterial alta. No te fíes de las mediciones de las máquinas de las farmacias, ya que puede que no sean exactas o precisas.

¿Qué puede pasar si no se trata la presión arterial alta?

  • Derrame cerebral o embolia
  • Aumento del tamaño del corazón
  • Insuficiencia o fallo cardiaco
  • Enfermedad vascular periférica
  • Ataque al corazón
  • Enfermedad o fallo renal

¿Quién tiene más probabilidad de tener la presión arterial alta?

  • La gente que tiene familiares que tienen la presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, o diabetes
  • Afro-americanos
  • Las mujeres que están embarazadas
  • Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva
  • La gente que tiene más de 35 años de edad
  • La gente que tiene sobrepeso
  • La gente que no es activa, que no hace ejercicio
  • La gente que come demasiadas grasas o comidas con demasiada sal
  • La gente que fuma

¿Qué debo hacer si tengo la presión arterial alta?

  • Si te han diagnosticado la presión arterial alta, debes de consultar con tu médico para ver cuál es el objetivo en el número de tu presión arterial. Las nuevas pautas recomiendan bajar tu presión arterial a 149/90 si tienes menos de 60 años de edad, o si tienes diabetes o enfermedad de riñón, y menos de 150/90 si tienes 60 años de edad o más.
  • Comprueba tu presión arterial en casa de la manera que te lo han recomendado.
  • Come alimentos sanos que sean bajos en sal y grasas.
  • Consigue y mantén tu peso ideal.
  • Limita tomar alcohol a no más de dos bebidas al día. Una bebida se considera 1 onza de alcohol, 5 onzas de vino, o 12 onzas de cerveza.
  • Haz más actividad física.
  • Para de fumar.
  • Intenta controlar los enfados y manejar tu estrés.
  • Toma medicamentos para controlar la presión arterial alta si así te lo receta tu médico, y sigue las indicaciones del médico con mucho cuidado.
  • Ve regularmente a tu médico a que te revise la presión arterial.

¿Qué debo incluir en mi dieta para controlar mi presión arterial si es alta?

  • Come alimentos que sean más bajos en grasas, sal, y calorías como por ejemplo leche desnatada o leche del 1%, vegetales frescos y frutas, y arroz y pastas naturales. (Pídele a tu médico que te dé una lista más detallada de los alimentos sin sal que te conviene comer.)
  • Usa condimentos o aderezos, especies, y hierbas para cocinar los alimentos de manera sabrosa sin necesidad de usar sal.
  • Evita o reduce el consumo de mantequilla y margarina, aliños ya hechos para las ensaladas, carnes grasas, productos lácteos hechos con leche entera, comidas fritas, y tentempiés salados.
  • Pregúntale a tu médico a ver si necesitas aumentar la cantidad de potasio en tu dieta o si debes de tomar un suplemento vitamínico de potasio.
  • Habla del método dietético para parar la hipertensión (DASH por sus siglas en inglés) con tu médico.

¿Cómo puedo aumentar mi actividad física?

  • Consulta primero con tu médico antes de aumentar tu actividad física. Pregúntale qué tipo y qué cantidad de ejercicio te conviene.
  • Escoge actividades aeróbicas como caminar, andar en bicicleta, o nadar.
  • Empieza despacio y ve aumentando la actividad gradualmente. Intenta conseguir hacer una rutina regular de actividades de tres a cinco veces por semana durante 30 a 45 minutos por cada sesión.

¿Qué debo saber acerca de los medicamentos para tratar la presión arterial alta?

Hay muchos tipos diferentes de medicamentos para tratar la presión arterial alta, y puede que tú necesites tomar medicamentos de ahora en adelante. Si tu médico te ha dicho que tomes medicamentos para tu presión arterial, asegúrate de seguir sus instrucciones exactamente como te las dio.

También debes de preguntarle cuales pueden ser los efectos secundarios, y habla con tu médico acerca de cualquier problema o efecto secundario que te estén provocando tus medicamentos. Por último, no pares de tomar los medicamentos por tu cuenta.

Referencias:

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2016       clevelanclinic.org

Consecuencias de la Hipertension no controlada

Peligros de no controlar la tensión arterial alta
La hipertensión arterial prolongada a veces no tiene ninguna consecuencia en el organismo. Sin embargo, la hipertensión es la responsable principal de la arteriosclerosis, una enfermedad caracterizada por el endurecimiento de las arterias y la consiguiente dificultad que la sangre tiene para circular por ellas. Esta falta de flexibilidad en las arterias produce muchos problemas circulatorios, que a su vez generan lesiones a órganos del cuerpo.

Problemas que ocasiona la hipertensión
A largo plazo, la hipertensión puede producir arteriosclerosis o formación de placas de ateroma en las arterias. A medida que estas placas se hacen más gruesas, pueden llegar a taponar el paso de la sangre causando muchos problemas circulatorios.

Enfermedades de corazón : La hipertensión exige un trabajo extra al músculo cardíaco para distribuir la sangre por el organismo. Este esfuerzo continuado puede producir un agrandamiento del corazón que no puede bombear la sangre adecuadamente produciendose insuficiencia cardiaca. Además de esta enfermedad, la hipertensión puede producir un infarto de miocardio al interrumpirse el flujo sanguíneo al corazón.Las consecuencias principales de la hipertensión en el organismo pueden ser las siguientes:

– Infartos cerebrales: Los hipertensos tienen más posibilidades de tener mala circulación en las arterias del cerebro. Esta puede producir falta de riego en alguna parte de este órgano, bien por estrechamiento de las arterias, por hemorragias o trombosis que ocasionan los ictus o infartos cerebrales.

– Angina de pecho: La angina de pecho es el dolor producido en el pecho cuando no llega suficiente aporte sanguíneo al corazón. La hipertensión es uno de los factores que predisponen a la aparición de esta enfermedad que puede ocasionar infartos de fatal desenlace (ataque cardíaco). Se sabe que la población hipertensa tiene hasta 3 veces más probabilidades de sufrir infartos que aquella que no lo es.

– Daños en la visión: La hipertensión cuando afecta al ojo ( retinopatía hipertensiva) es muchas veces responsable de la rotura de las pequeñas arterias de los ojos, lo que produce pérdida de visión. En casos graves puede producir ceguera.

– Daños en los riñones: La hipertensión puede afectar la salud de los riñones. Al mismo tiempo, algunas enfermedades renales son a veces responsables de la hipertensión.

– Daños en los pulmones: Las crisis hipertensivas pueden producir edemas pulmonares por rotura de los capilares de los pulmones con la consiguiente entrada de líquidos en estos órganos.

Necesidad de controlar la hipertensión arterial
Ante los posibles daños que puede producir esta enfermedad en el organismo y, dado que en la mayoría de los casos, se trata de una enfermedad silenciosa que no produce síntomas, es necesario realizar un control periódico para diagnosticar su posible existencia.

Consejos alimenticios para reducir la presion alta

La presión alta es un mal que en la mayoría de los casos tiene un origen multifactorial, es decir, responde a la sincronización de diversas causa, generalmente ligadas a malos hábitos en la vida cotidiana: estrés, poca actividad física, una dieta poco saludable, obesidad, tabaquismo, o en algunos casos corresponde a un legado genético. Ecoosfera te presenta diez consejos prácticos, para reducir tu nivel de presión sin necesidad de medicamentos sólo modificando tu dieta.

Al parecer la cocaína ya no es el único polvo blanco que tiene en jaque a la salud colectiva, ya que ahora esta acompañada por la sal, ese mítico elemento de la tradición alquímica que ha acompañado a la humanidad durante milenios, pero cuyo consumo excesivo puede representar grandes males para nuestra salud. Es importante enfatizar en que estas medidas no sólo pueden aplicarse en respuesta a la presión alta sino también como medida preventiva:

Reducir el consumo de sal
Idealmente no debería de rebasarse el consumo de 2.3 gramos de sal al día, lo que equivale a una cucharada pequeña. Pero para no sacrificar tanto sabor en busca de la salud, te puedes acostumbrar a sustituir la sal por especies, hierbas aromáticas, ajo, o vinagre.

Evita la comida empaquetada
Esas cuasi mágicas cenas pre preparadas y congeladas que en los ochentas y noventas nos parecía un regalo de dios, así como la mayoría de alimentos pre cocinados y empacados industrialmente, deben de evitarse. Estos alimentos contienen altos niveles de sodio y en cambio son bajos en proteínas y otros nutrientes. Se pueden sustituir por sobras de comida preparada en casa que se congelan para que perduren o en el pero de los casos busca comida congelada, pre preparada, pero que sea baja en sal y de origen orgánico.

Abandona la comida enlatada
Por más prácticas que te parezcan las sopas enlatadas, estilo las míticas sopas Campbells consagradas por Andy Warhol, trata de dedicarle un poco de tiempo a tu alimentación y prepara sopas y potajes caseros. Incluso puedes cocinar un par de ellas los fines de semana y congelarlas para que te alimenten a lo largo de la semana. La mayoría de estas contienen altos niveles de sodio a pesar de que indiquen lo contrario.

Utiliza aceite de oliva y vinagre en tus ensaladas
En lugar de utilizar aderezos compuestos para condimentar tus verduras y ensaladas, sustitúyelos por aceite de oliva y vinagre balsámico.

Mantén tu distancia de los embutidos y carnes procesadas
El tocino, el salami, y similares, así como las carnes procesadas son una de las mayores fuentes de sodio. Por ello te aconsejamos que si eres un amante de este tipo de productos los reserves sólo para festejarte el día de tu cumpleaños.

Evita los productos conservados en vinagre salado
Las aceitunas, pepinillos, y similares, se conservan en un líquido repleto de sodio. Mala opción. En todo caso consigue los mismos productos naturales y tu mismo envásalos regulando la cantidad de sal que utilizarás.

Palomitas de maíz
Dicen que el buen cine debiera ser observado sin ingerir alimentos para no distraer el pensamiento y la reflexión con procesos digestivos. Pero si lo tuyo son los blockbusters y tienes una necesidad casi fetiche por acariciar palomitas mientras disfrutas la última película de Leonardo Di Caprio, opta por la versión natural sin sal.

Harinas blancas
Las harinas blancas son un mal negocio para la salud y para la presión arterial. Refina un poco el paladar y accede al paraíso de lo integral: pastas, pan, y derivados, de grano entreno, incluyen mucho menos sodio, favorecen los procesos digestivos, y pueden ser mucho más ricos que la harina blanca.

Lácteos
Abandona esa grasosa mantequilla tradicional, olvida los quesos procesados, y la leche entera. Todo ello es fácilmente sustituible por similares naturales, no procesados, bajos en grasas, y con mucho menor cantidad de sal. Además, estos productos alternativos contienen potasio, un mineral que ayudará a disminuir la presión sanguínea.

Consume chocolate obscuro
No todo son restricciones en cuestión de salud alimenticia, el chocolate negro u obscuro ha comprobado ayudar a reducir la presión ya que dilata los vasos sanguíneos. Así que siempre que creas que ha sido un sacrificio demasiado grande mantener tus saludables hábitos alimenticios, recompénsate con un buen trozo de este producto.

Por otro lado, es conveniente aumentar el consumo de calcio y potasio, para conseguirlo se puede tomar:

Alimentos con calcio

  • Leche y sus derivados.
  • Sardinas en aceite con su espina.
  • Frutos secos.
  • Verduras de hoja verde (lechuga, coles de bruselas, etcétera).
  • Legumbres (lentejas, garbanzos…).

Alimentos con potasio

  • Soja en grano.
  • Patatas.
  • Remolacha.
  • Coliflor.
  • Judías blancas.
  • Pepitas de girasol.
  • Cítricos (mandarinas, naranja, limón…).
  • Kiwi.
  • Plátano.

La presión arterial baja ¿cuáles son sus síntomas y sus causas?

Ya hemos hablado de la presión arterial alta y de los riesgos que implica para la salud del corazón. Sin embargo, la presión arterial también se puede bajar. Esto se conoce como hipotensión. Acá te contamos cuáles son los síntomas, las causas y a quién puede ocurrirle.

La presión arterial normal promedio es de 120/80, pero sucede que en ocasiones, además de subirse – hipertensión – la presión también puede bajar a niveles que no son normales – hipotensión.

A pesar de que la presión arterial varía de una persona a otra, se considera que cuando está en 90/60 hay que prestarle atención. ¿Por qué? Aunque en muchas ocasiones la presión arterial baja se debe a que estás deshidratado(a) por pasar mucho tiempo bajo el sol o en una tina caliente y puede no ser un asunto demasiado serio, en otros casos, puedes tener síntomas que no pasan desapercibidos y necesitas tomar acción.  Además, la presión arterial baja puede ser una señal de otras condiciones serias, como enfermedades del corazón, problemas endocrinológicos (endocrinos) o desórdenes neurológicos, en especial en adultos mayores.

Los síntomas más comunes de la disminución en la presión arterial son:

  • Mareo
  • Desmayo
  • Visión borrosa
  • Respiración rápida
  • Dificultad para concentrarse
  • Sed

Cuando la presión arterial baja es severa, puede causar que el oxígeno y los nutrientes que lleva la sangre no lleguen a los órganos vitales, lo cual puede provocar daños graves a tu corazón y a tu cerebro. Además, si se te baja la presión y te desmayas, puedes lastimarte a consecuencia de la caída.

¿Cuáles son algunas de las causas de la presión arterial baja?  Primero, hay que aclarar que la presión arterial baja puede ser algo constante en unas personas, mientras que en otras, puede suceder de manera repentina. Si se trata del primer caso, las causas, aunque no siempre son claras, pueden estar relacionadas con:

  • Embarazo
  • Problemas hormonales
  • Diabetes e hipoglicemia
  • Efectos secundarios de medicamentos que se venden sin receta médica, incluyendo suplementos o hierbas
  • Arritmia cardiaca
  • Fallas del corazón
  • Sobredosis de medicamentos para la hipertensión o presión arterial alta
  • Colapso por calor
  • Problemas hepáticos, es decir, del hígado.

El sufrir una caída repentina en la presión arterial puede amenazar seriamente tu vida. Estas son algunas de las causas:

  • Baja o alta temperatura corporal
  • Deshidratación severa a causa de vómito, diarrea o fiebre
  • Una reacción a un medicamento o al alcohol
  • Pérdida de sangre debido a hemorragia
  • Infección severa en la sangre o sepsis
  • Una reacción alérgica severa (puede causar la muerte) conocida con el nombre de anafilaxis.

Puede que nunca hayas experimentado una baja de presión arterial, pero esto no quiere decir que estés a salvo. La hipotensión puede ocurrirle a cualquier persona, aunque es cierto que existen factores de riesgo.

La edad, por ejemplo es uno de ellos. En los adultos mayores de 65 años, puede suceder después de comer. En otros casos, afecta a los niños y adultos jóvenes, debido a una falla en la comunicación entre el cerebro y el corazón.

Otro factor de riesgo son ciertos medicamentos, como aquellos para la presión arterial alta.

Además, tener enfermedades como Parkinson, diabetes y del corazón, te predispone a sufrir de presión arterial baja.

El tratamiento para la presión arterial baja depende de las causas. Tu médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Tomar mucha agua y poco alcohol para evitar la deshidratación.
  • Llevar una dieta sana. Si te pide que aumentes el consumo de sodio, hazlo con precaución.
  • Comer pequeñas porciones de carbohidratos a lo largo del día.

Si no experimentas síntomas, la presión arterial baja no es un problema. Sólo debes llamar al médico si presentas alguna señal de alerta para poder tomar medidas al respecto. No olvides que una presión demasiado baja en tus arterias, tal como una presión demasiado alta, representa también una amenaza para tu salud.

Artículo de la Dra. Aliza en: vidaysalud.com

La presión arterial sistólica y diastólica tienen diferentes consecuencias sobre la salud

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias al ser bombeada por el corazón. La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta.

La tensión arterial normal en adultos es de 120 mm Hg cuando el corazón late (tensión sistólica) y de 80 mm Hg cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). Cuando la tensión sistólica es igual o superior a 140 mm Hg y/o la tensión diastólica es igual o superior a 90 mm Hg, la tensión arterial se considera alta o elevada.

Las presiones arteriales sistólica y diastólica elevadas pueden tener diferentes efectos en diferentes tipos de enfermedades cardiovasculares y a distintas edades, según una nueva investigación realizada con 1,25 millones de pacientes de centros de atención primaria en Inglaterra publicados en una edición especial de The Lancet.

La sistólica alta eleva el riesgo cerebrovascular y la diastólica el de aneurisma

Los nuevos resultados sugieren que los individuos con presión arterial sistólica más alta presentan mayor riesgo de hemorragia intracerebral (accidente cerebrovascular causado por sangrado en el tejido cerebral), hemorragia subaracnoidea (la forma más mortal de accidente cerebrovascular) y angina estable, mientras que la presión arterial diastólica elevada es un mejor indicador del riesgo de aneurisma de la aorta abdominal.

“Nuestros resultados no apoyan la hipótesis generalizada de que la presión sistólica y diastólica tienen fuertes asociaciones similares con la aparición de las enfermedades cardiovasculares a lo largo de un amplio rango de edad” , explica la investigadora principal, Eleni Rapsomaniki, del Instituto Farr (Reino Unido).

Los resultados muestran que, a pesar de la terapia moderna, la carga de la hipertensión a lo largo de toda la vida sigue siendo sustancial. Por ejemplo, en una persona de 30 años con hipertensión (presión arterial = 140/90 mm Hg), el riesgo de por vida de desarrollar enfermedad cardiovascular es del 63% en comparación con el 46% de un individuo con una presión arterial saludable, y desarrolla la enfermedad cardiovascular cinco años antes.

La angina estable e inestable representa casi la mitad de la pérdida del tiempo de vida libre de la enfermedad cardiovascular en esta edad, mientras que la insuficiencia cardiaca contribuyó a casi una quinta parte de los años perdidos en los individuos de 80 años o mayores. “Con los riesgos tan altos, es de suma importancia la necesidad de nuevas estrategias de reducción de la presión arterial”, afirma Rapsomaniki.

Fuente: 20minutosES

Hipertensión arterial, enfermedad renal crónica y riesgo cardiovascular

La hipertensión arterial es causa y consecuencia del desarrollo no sólo de insuficiencia renal, sino de patologías cardiovasculares tipo infarto de miocardio, insuficiencia y arritmias cardiacas, accidentes cerebrovasculares o rotura de aneurismas, cosa que agrava la arteriosclerosis e induce a una gran morbimortalidad.

El diagnostico precoz es prioritario para valorar las causas desencadenantes potencialmente tratables, la afectación de órganos diana y un correcto tratamiento. En general las guías más recientes, recomiendan mantener unos niveles de tensión sistólica y diastólica por debajo de 140/90mmHg para todos los grupos de edad, siendo más permisivas en 150/90mmHg para personas mayores de 60 años. Como miembro de la Sociedad Española de Nefrología, quiero recordar que los nefrólogos somos los especialistas más habituados a la prevención, diagnóstico y tratamiento de la hipertensión arterial.

La Enfermedad Renal Crónica se produce cuando hay un daño estructural o funcional de los riñones. Cuando este funcionamiento se encuentra por debajo del 60% del filtrado decimos que hay insuficiencia renal. A medida que avanza la enfermedad y el filtrado se reduce, aparecen complicaciones como anemia de origen renal, sobrecarga de líquidos, hipertensión, alteraciones en el metabolismo óseo y mineral con acúmulo de urea y potasio que pueden comprometer la vida del paciente. Es una enfermedad que no se cura, por lo que es clave el diagnóstico y la prevención para evitar que la enfermedad renal progrese.

El diagnóstico es sencillo, con un análisis de sangre, midiendo los niveles de creatinina y un análisis de orina donde se pueden observar alteraciones en la concentración urinaria, pérdidas de albúmina o hematíes que alertan de que algo no va bien en el funcionamiento de los riñones. Estas exploraciones se completan con una técnica de imagen como es la ecografía renal y un eco-doppler arterial para valorar el tamaño y flujo arterial.

Para concluir, señalar que la presencia de enfermedad renal crónica, en cualquiera de sus estadios aumenta de forma significativa el riesgo cardiovascular. El control de la hipertensión y de otros factores de riesgo asociados puede contribuir en la prevención de su aparición y desarrollo.

Desde las consultas de Nefrología estamos especialmente sensibilizados, no sólo en el manejo de la Hipertensión Arterial, sino también en la valoración global del RIESGO CARDIOVASCULAR. Dicha valoración se completa con exploraciones como el Holter de tensión arterial, el EcoDoppler arterial y de Troncos supraaórticos por Cirugía Vascular, el EcoCardiograma y analítica completas, entre otros. El objetivo es ofrecer al paciente un tratamiento y seguimiento individualizados.

Fuente: topdoctor.es

Presion arterialLa alta presión arterial diastólica

La sangre circulante ejerce una presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos. Esta presión se conoce como la presión arterial que varía entre la presión sistólica (la máxima) y la presión diastólica (la mínima). El instrumento utilizado para medir la presión arterial es el esfigmomanómetro.

La lectura de la presión arterial se representa en la forma de una fracción (por ejemplo 140/90), donde el denominador y el numerador representan la presión diastólica y sistólica, respectivamente. La presión diastólica, cuando se eleva por encima de 90, indica problemas de salud y similares, es el caso del aumento de la presión sistólica a más de 140.

Las causas de la alta presión arterial diastólica

Nuestro corazón se relaja para permitir que la sangre fluya hacia el corazón. La medición de este suceso es la presión diastólica. La presión arterial entre las contracciones musculares, a veces supera el valor normal, lo que indica trastornos subyacentes del corazón.

Las causas de la alta presión arterial diastólica se pueden atribuir al envejecimiento. Con el aumento en la edad del corazón, sus músculos se debilitan y se ponen rígidos, reduciendo la cantidad de flujo de sangre al corazón. Por lo tanto, la lectura que se hace de la presión diastólica es alta. Un estudio reciente ha demostrado, que las personas mayores de 60 a 75 años, són más propensos a sufrir la presión arterial diastólica alta, causada por la hipertensión y el nivel de estrés elevado.

La presión diastólica se eleva durante el consumo regular de una dieta alta en sodio. El consumo regular del colesterol y las grasas saturadas aumenta la lectura de la presión diastólica. Aparte de esto, el estilo de vida de una persona desempeña un papel muy importante en el control de la presión arterial alta.

La presión diastólica alta es el resultado de beber y fumar en exceso. Las condiciones médicas, como la obesidad, la diabetes, los trastornos renales, las infecciones virales y la cirugía cardíaca previa también aumentan la lectura de la presión diastólica. En los apartados siguientes se explicará más sobre los signos y los síntomas de la presión diastólica alta.

Los síntomas de la alta presión arterial diastólica

Los signos y los síntomas de la presión arterial alta se hacen evidentes, cuando la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica, aumentan las lecturas en su conjunto. Las personas con la alta presión arterial diastólica sufren de riesgos de la salud que ván desde leves a severos.

El dolor de cabeza, la falta de energía, la fatiga, la somnolencia, la confusión, las náuseas, la dificultad para respirar, la visión borrosa, el mareo y la inquietud són los síntomas de la presión arterial alta. Las posibilidades de sufrir un ataque al corazón, són las enfermedades del pericardio, la enfermedad coronaria, la miocardiopatía hipertrófica y el aumento de la estenosis aórtica.

Los síntomas de la presión arterial alta también se asocian con el dolor de corazón, el dolor en el brazo izquierdo, los problemas de respiración y la micción frecuente. La alta presión arterial diastólica durante el embarazo es perjudicial para el desarrollo del feto. Se reduce el flujo sanguíneo a través de la placenta y se reduce el suministro adecuado del oxígeno y los nutrientes necesarios para su desarrollo. La presión arterial alta durante el embarazo también puede causar preeclampsia, que puede ser fatal para el bebé.

El tratamiento para la alta presión arterial diastólica

Los peligros de la presión arterial alta pueden ser controlados con la medicación adecuada y una dieta en la etapa inicial. Si una persona es diagnosticada con la presión arterial alta, se deberán adoptar de inmediato las medidas de cautela.

El tratamiento será determinado por los médicos. Hay medicamentos amplios y pastillas para bajar la presión arterial diastólica. Tomando las pastillas con regularidad, conseguirá que disminuya una lectura elevada.

Una persona que sufre por la presión arterial alta, debe adoptar una dieta saludable, que excluya sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol, el colesterol y las grasas saturadas. Leves ejercicios físicos controlan la frecuencia cardíaca normal en cada individuo. También se puede participar en las sesiones de control del estrés, llevadas a cabo por los terapeutas, que són muy eficaces para controlar la tensión y la fatiga mental.

El tratamiento para la presión arterial alta sólo será efectivo si es seguido rigurosamente. Los síntomas mencionados anteriormente, si se experimentan con regularidad, no deben ser descuidados y un chequeo médico cuidadoso es lo más aconsejable.

Fuente: lasaludi.info

Las causas de la alta presión arterial diastólica

La relación de la presión arterial normal (por ejemplo 140/90) indica la sístole (el numerador) y la diástole (el denominador). Así, el valor mínimo es sinónimo de la diástole y máximo para la sístole. Este artículo se referirá principalmente a hacer frente a las razones del incremento del valor de la presión diastólica.

El instrumento utilizado para medir la presión arterial, se conoce como el esfigmomanómetro. Cuando las lecturas aumentan más de lo normal (80-90 mm/Hg), se sabe, que una persona tiene la tensión arterial alta. Las causas de la presión arterial alta (o la diastólica), se asocian sobre todo con el estilo de vida poco saludable y los malos hábitos alimenticios.

Las razones de alta presión arterial diastólica

La diabetes
Una de las principales razones de la presión arterial alta es la diabetes (tipo 1 y tipo 2). La presencia de los altos niveles de azúcar en el interior del cuerpo, dá lugar a las complicaciones asociadas con el riñón y el hígado. También serán altas las posibilidades de un ataque de calor en las personas diabéticas.

La obesidad
Las grasas acumuladas en el cuerpo de las personas con un sobrepeso, provocarán un nivel adicional de la tensión en el sistema arterial de su cuerpo. Esto aumenta directamente la velocidad del flujo de la sangre y la intensificación repentina de la lectura de la presión arterial. Las personas que sufren de la diabetes y de la obesidad al mismo tiempo, muestran la lectura de la presión arterial alta y un mayor riesgo de las enfermedades coronarias, como la trombosis.

La enfermedad renal
La enfermedad renal es una de las razones primarias de la hipertensión, que afecta a las personas mayores. Esto causa la estenosis de la arteria renal. La aterosclerosis causa el estrechamiento de las arterias renales, que causan las altas lecturas de la presión arterial. Otros tipos de enfermedades del riñón que aumentan la presión arterial diastólica, són las enfermedades del parénquima renal y la enfermedad renal poliquística.

La dieta
¿Cómo puede una dieta elevar la presión arterial diastólica? Aquí está la explicación. La alta presión arterial diastólica, asociada con una dieta poco saludable, es cada vez más frecuente entre todos los grupos de edad. El consumo excesivo de los carbohidratos, no sólo aumenta el nivel de azúcar, sino que también eleva la presión arterial. Los ácidos grasos trans y los ácidos grasos saturados causan la deposición de colesterol en las arterias. Esto conduce al endurecimiento de las arterias y el aumento de los niveles de la presión arterial.

La adicción
Fumar y beber alcohol, són las peores adicciones para los seres humanos. La deposición de la nicotina aumenta el ritmo de los latidos del corazón, mientras que el alcohol afecta directamente al sistema nervioso de los seres humanos. Los hábitos de fumar y de beber alcohol, también aumentan la hipertensión diastólica. Esto finalmente afecta la salud de una persona.

Los medicamentos
Las personas que dependen de los medicamentos, tienden a tener una alta presión arterial diastólica. La administración de los corticosteroides, los esteroides anti-inflamatorios, los anticonceptivos orales y los descongestionantes, aumentan la presión arterial en algún momento. El consumo excesivo de las pastillas para la hipertensión, a la larga también tiene un efecto negativo en el cuerpo.

El historial de la enfermedad
Las personas que hayan sufrido un ataque del corazón más temprano y más a menudo, suelen tener la lecturas de la presión arterial altas. Los trastornos de la tiroides, los tumores adrenales y el síndrome de Cushing, muestran el valor máximo en las lecturas de la presión arterial. La coartación de la aorta, es otra enfermedad responsable de la alta presión arterial diastólica. Así, la presencia de la enfermedad puede ser detectada a partir de los valores de las lecturas.

Los síntomas de la alta presión arterial diastólica en la etapa inicial, pueden ser detectados por ciertos cambios en el estado del cuerpo. Una persona experimenta un bajo consumo de la energía, la fatiga, los mareos, las náuseas, la dificultad para respirar, la inquietud, los dolores de la cabeza y la confusión.

Las señales y síntomas de la presión arterial alta, se hacen evidentes mediante los problemas respiratorios, el dolor en el brazo izquierdo, el dolor del pecho y la micción frecuente. Asimismo, se incrementan también las posibilidades del paro cardíaco, de las enfermedades coronarias, de la estenosis aórtica, de la miocardiopatía hipertrófica y de las enfermedades del pericardio. El peligro por la presión arterial alta, puede ser controlado con el tratamiento adecuado y con la detección inmediata de los trastornos subyacentes.

Ahora, la pregunta es, ¿cómo disminuir la presión arterial diastólica? El mayor esfuerzo para el tratamiento de la presión arterial diastólica, se concentra principalmente en el consumo de la medicación adecuada para reducir las lecturas. El tratamiento de la hipertensión arterial será determinado por el médico y se deberá seguir con regularidad para evitar el agravamiento de los síntomas.

Las causas asociadas con la obesidad, la dieta y la diabetes, se controlan fácilmente con los medicamentos para un período de tiempo determinado. Aparte de los medicamentos, será necesario determinar una dieta, que excluya por completo el tabaco y el alcohol. Será necesario realizar ejercicio regularmente y llevar una vida normal, que carezca de los elementos no saludables.

Fuente: lasaludi.info

Descubren que el frío aumenta la presión arterial y el colesterol

frioLas bajas temperaturas contribuyen a incrementar la presión arterial, el colesterol y los coágulos sanguíneos, lo que puede desencadenar un infarto o ictus, dependiendo de la zona obstruida.

Es la principal conclusión de un estudio publicado en el North American Journal of Medical Sciences difundido por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que revela que la incidencia de las enfermedades cardiovasculares varía según la estación del año y aumenta durante los meses de más frío.

Las bajas temperaturas activan el sistema simpático nervioso y aumentan la secreción de la catecolamina, una hormona responsable del incremento de la frecuencia cardiaca y por tanto, del gasto cardiaco, ha informado la SEC en una nota.

Esto provoca un cambio en la composición sanguínea, aumentando la presión arterial, el colesterol y el fibrinógeno en sangre, una proteína responsable de la formación de coágulos, pudiendo crear un infarto o ictus, según ha indicado el miembro de la Fundación Española del Corazón (FEC) y de la SEC, el doctor Alejandro Berenguel.

El aumento de estos factores de riesgo cardiovascular se ve agravado por factores medioambientales y de estilo de vida, tales como la contaminación del aire, la falta de actividad física, el cambio de los hábitos alimentarios o la facilidad para contraer infecciones.

En este sentido, el frío reduce las defensas del organismo y la capacidad de respuesta ante cualquier complicación.

Por su parte, la revista BMC Cardiovascular Disorders ha publicado un trabajo que concluye que los pacientes hospitalizados por una dolencia cardiovascular que presentan, además, alguna complicación respiratoria, como gripe o neumonía, empeoran su pronóstico y aumentan un 20% el riesgo de fallecimiento.

“En general, las infecciones respiratorias altas se asocian a un mayor riesgo de mortalidad cardiaca y accidentes cardiovasculares. Un ejemplo de ello es la insuficiencia cardiaca que, precedida por un episodio de gripe puede aumentar casi un 1,8 veces el riesgo de muerte cardiovascular en comparación con las ocasionadas en ausencia de cualquier infección respiratoria”, ha matizado el doctor Berenguel.

Cambio de hábitos durante el invierno
El aumento de los factores de riesgo provocados por el frío se ve acentuado por un cambio en los estilos de vida durante la época invernal, como la falta de cualquier tipo de actividad física y el aumento de grasas en la alimentación.

“La ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas provoca que se acumule una mayor cantidad de sangre en el estómago durante la digestión. Esto conlleva una reducción del riego sanguíneo en otras partes vitales del organismo, como el corazón o el cerebro, lo que aumenta el riesgo de padecer una angina de pecho o un infarto, especialmente las personas que presentan unos elevados niveles de colesterol y que ya han padecido o padecen una enfermedad cardiovascular”, ha señalado el doctor.

Ante esta evidencia, la FEC aconseja mantener una dieta saludable y rica en vitamina D, ya que su deficiencia aumenta el riesgo de hipertensión y diabetes, y controlar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, causantes del incremento del colesterol en sangre y en consecuencia, de la aparición de arteriosclerosis.

Por otro lado, también recomienda evitar los cambios bruscos de temperatura y abrigarse bien en invierno, así como practicar ejercicio físico al menos una media de 30 minutos al día

Fuente: barcelonalternativa.es

La hormona del estrés: El Cortisol

cortisolCuando se está estresado, el hipotálamo, una pequeña región en la base de tu cerebro, pone en marcha un sistema de alarma en tu cuerpo. Esto hace que las señales nerviosas y hormonales impulsen tus glándulas suprarrenales ubicadas en la parte superior de los riñones, para liberar una oleada de hormonas, incluyendo la adrenalina y el cortisol.

¿Qué es el cortisol y qué hace?

Una hormona es una sustancia química que se realiza en una parte del cuerpo, pero que pasa a la corriente sanguínea y tiene efectos sobre otras partes del cuerpo. El cortisol es una hormona esteroide, más específicamente un glucocorticoide que es secretado por las glándulas suprarrenales. Tenemos dos pequeñas glándulas suprarrenales que están encima de cada riñón.

Todos necesitamos el cortisol para vivir, y pequeñas dosis liberadas en el cuerpo puede tener efectos positivos, tales como:

  • Ayudar al cuerpo a equilibrar el efecto de la insulina para mantener el azúcar en la sangre en el nivel adecuado y el uso de azúcar y grasa para obtener energía
  • Ayudar al cuerpo a controlar y responder al estrés
  • Ayudar a regular la presión arterial
  • Ayudar a regular el sistema inmune

Sin embargo, el alto nivel continuo de cortisol en tu cuerpo tiene efectos negativos. La condición en la que el nivel de cortisol en tu cuerpo es demasiado alto durante un largo período de tiempo, se llama el síndrome de Cushing.

Algunas causas del síndrome de Cushing son:

– Estrés Crónico – El cortisol también es conocida como la “hormona del estrés”.
– Problemas suprarrenales – Hay varios trastornos raros de las glándulas suprarrenales que puede causar altos niveles de cortisol.
– Los medicamentos esteroides – Algunas personas toman medicamentos esteroides que son similares al cortisol.
– Consumo excesivo de alcohol.
– La depresión severa.

Síntomas de los niveles de cortisol elevados

Los cambios de humor – tales como ser más irritable, deprimido o ansioso de lo normal. Es normal sentirse de mal humor o bajo de vez en cuando, pero si te sientes como estuvieras constantemente deprimido y / o ansioso, entonces podrías estar experimentando las consecuencias de los efectos a largo plazo en la producción de cortisol, de serotonina y dopamina.

Problemas digestivos. Los altos niveles de cortisol, provoca que la energía sea retirada del tracto gastrointestinal, disminuye la producción de las enzimas necesarias para digerir la comida, y reduce la absorción de minerales y nutrientes. Y de hecho el estrés es una de las razones de que el sistema digestivo no funcione correctamente.

Las enfermedades del corazón y la presión arterial alta. Como hemos aprendido, los altos niveles de cortisol, pueden ser causados por un estilo de vida muy estresante. Demasiado estrés puede elevar la presión arterial, lo cual puede a su vez provocar un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Problemas del sueño. La producción de cortisol es naturalmente alta en la madrugada para ayudarte a despiertar. Sin embargo, las personas que crónicamente estresan sus glándulas suprarrenales para producir en exceso cortisol, alteran sus concentraciones de cortisol de manera que el mismo es bajo en la mañana cuando se despiertan, en vez de alto.

Aumento de peso. El cortisol estimula el apetito y los antojos de alimentos dulces densos en calorías y alimentos altos en carbohidratos. Así que si tienes altos los niveles de cortisol en tu cuerpo durante un largo período de tiempo, lo más probable es que vas a querer comer grasa y alimentos altos en calorías.

Envejecimiento de la piel y arrugas. Como si los altos niveles de cortisol no hicieran suficiente daño en el interior, también deshidratan la piel. Piel deshidratada significa arrugas prematuras.

Otros síntomas son:

  • Dolores y molestias – especialmente el dolor de espalda.
  • Aumento de la susceptibilidad a las infecciones – cortisol puede debilitar la eficacia del sistema inmune
  • Vello facial en las mujeres.
  • Pueden aparecer signos de púrpura / rosa de estiramiento (estrías) – similares a los observados en algunas mujeres embarazadas.

En la mayoría de los casos, aparte de cuando la medicación con esteroides es la causa, los síntomas se desarrollan gradualmente. El diagnóstico a menudo no está claro desde hace bastante tiempo, porque la mayoría de los síntomas también pueden ser causados ​​por otros problemas comunes.

Vale la pena señalar, que el hecho de que puedes estar experimentando uno o incluso algunos de estos síntomas, no necesariamente significa que tienes niveles elevados de cortisol. Los síntomas anteriores pueden estar asociados con otras condiciones médicas. Siempre es mejor visitar a tu médico si estás preocupado acerca de cómo te sientes.

Si te sientes como si estuvieras experimentando cualquiera de estos síntomas, entonces puede ser el momento de echar un vistazo a tu estilo de vida y las formas en que puedes modificarlas con el fin de disminuir tus niveles de cortisol.

Cómo bajar la producción de cortisol

Cortar la cafeína. 200 mg de cafeína se dice que aumentan los niveles de cortisol en la sangre en un 30% en una hora. Intenta bebidas sin cafeína alternativas durante dos semanas, y ve cómo se sientes.

Un sueño más profundo y más largo. Una buena noche de sueño le permite a tu cuerpo relajarse y los niveles de cortisol disminuir. Si tienes problemas para dormir, puedes leer estos artículos:

¿Azúcar y Sal para el insomnio? ¿No duermes bien durante la noche? Considera estas cosas antes de acostarte
14 Remedios naturales para el tratamiento del Insomnio.

Haz ejercicio con regularidad. Un buen entrenamiento es un destructor de estrés natural. Si me siento frustrado o enojado, entonces sé que correr es seguro para despejar mi cabeza. El ejercicio también ayuda a aumentar la masa muscular y aumentar la producción cerebral de la serotonina y la dopamina, que son sustancias químicas del cerebro que reducen la ansiedad y la depresión. Ejercicio matutino sencillo para el estrés.

Mantén tu nivel de azúcar en la sangre estable. Tanto las donas como las galletas son deliciosas, trata de evitar comer demasiado de ellas. El exceso de azúcar refinada y carbohidratos simples elevan la producción de insulina. Disfruta de comer poco y a menudo, y comida que sea equilibrada en proteínas, carbohidratos complejos y grasas buenas, como el aceite de oliva, frutos secos y semillas (nueces y semillas tienen beneficios para la salud sorprendentes). Las dietas ricas en hidratos de carbono complejos mantienen los niveles de cortisol más bajos que las dietas bajas en carbohidratos.

Bebe agua. Asegúrate de mantenerte hidratado tomando mucha agua. Beber un vaso cuando se despierta y antes de irte a la cama, ayudará a mantener tus niveles de cortisol abajo.

Tomar suplementos anti-estrés. Vitaminas del complejo B, minerales como el calcio, el magnesio y el cromo, zinc y antioxidantes como la vitamina C, el ácido alfa lipoico, extracto de semilla de uva, y la CoQ 10.

Hay un número de plantas y hierbas que se pueden utilizar para tratar el estrés y la ansiedad tales como la hierba de San Juan, manzanilla y avena. Las mejores hierbas para mejorar tu estado de ánimo.

Medita o escuchar cintas de relajación. Cuando se trata de relajarse y reducir los niveles de cortisol ir a la calma con música suave o hacer mediación.

Fuente: healthyandnaturalworld.com

Problemas de salud tratados con enfoque natural: FOREVER LIVING PRODUCTS

Hormigalada - Hormigandante

Alimentando mi curiosidad en la web con un cóctel de imágenes, sonidos, músicas, libros y anécdotas.

Soporte tecnico

"La vida es como ir en bici: para no caerte, debes seguir avanzando", Albert Einstein

Javier de María

Bienvenid@ a mi blog

joseluisgarcesm

Crecimiento Personal y Espiritual

Propósitosalud

Blog para ganar Salud a traves del movimiento, el metodo Pilates, la Fitoterapia, Terapias energéticas y mucho más..

Cocinando tentaciones

Rebeca y Veronica

ibizaphotographers

Wedding photos Ibiza/ Fotos de bodas Ibiza

Reflexología Podal y mas...

bienvenido a mi fascinante mundo...

Parque Ecológico Quinta de los Molinos

Jardín Botánico-Histórico de La Habana

¿Por que no luchas?

Piensa por ti mismo

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artista visual y profesor mexicano.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site

Eluanel's Blog

Just another WordPress.com site