Posts Tagged ‘reloj biologico’

El Reloj Biológico del Cuerpo Humano

relojNuestra supervivencia en La Tierra ha estado marcada, entre otras muchas cosas, por la armonía con los ritmos día-noche y su relación con la alimentación. La invención de la bombilla y la capacidad de tener luz artificial de noche supuso un gran desarrollo, no cabe duda, pero también introdujo la cronodisrupción que junto con el fácil acceso a la comida han dado como resultado trastornos de la salud.

Ritmo circadiano
La evolución humana es producto de la adaptación a los ciclos de la naturaleza determinados por los ritmos solar, lunar y terrestre. El ritmo terrestre es el responsable del día y la noche, y marca en todos los seres vivos los ritmos vitales asociados a los periodos de luz y oscuridad. Pero además poseemos un reloj biológico interno que genera un orden temporal en las actividades del organismo y controla gran cantidad de reacciones bioquímicas que se repiten regularmente, entre las que se incluyen el sueño y la alimentación. Esta es la forma en que se genera un ritmo biológico.

Que es el ritmo circadiano.
De todos los ritmos biológicos el circadiano es el más estudiado. Es aquel en el que las actividades biológicas se repiten con una periodicidad de, aproximadamente, 24 horas. Es un ritmo endógeno, es decir interno, pero sobre él influyen factores externos. Lo poseemos todos los seres vivos y es capaz de marcar el tiempo y determinar patrones de funcionamiento de diversas actividades fisiológicas del organismo con intervención hormonal.

En condiciones normales, el ciclo circadiano diferencia entre día y noche con variaciones importantes en cuanto a funcionamiento general: el ritmo diurno se inicia al amanecer (disminuye el sueño, se incrementa el estado de alerta, aumenta el metabolismo y hay mayor producción de energía, se incrementa la producción de hormonas estimulantes) y el nocturno se inicia al anochecer (aumenta el sueño, disminuye estado de alerta, disminuye el metabolismo, se produce más grasa).

Pero no existe un único ritmo biológico circadiano. Nuestro cuerpo debe estar preparado para diferentes funciones a lo largo del día y cada una de ellas tiene su propio ritmo por lo cual los distintos ritmos se enlazan o superponen manteniendo una armonía indispensable.

Aunque los ritmos biológicos estén en armonia con la naturaleza pueden persistir en ausencia de señales externas pero sufriendo desajustes. Por ejemplo cuando se viaja a otro continente el ritmo biológico de sueño-vigilia se ve alterado por el cambio horario, es decir, intenta persistir el ritmo interno. El reloj biológico y el ritmo terrestre se han desajustado y se necesita un tiempo de adaptación para sincronizarlos de nuevo.

ritmoQuien controla el ritmo
Núcleo supraquiasmáticoLa unidad central que dirige este mecanismo es el núcleo supraquiasmático que se encuentra en el hipotálamo.
Su fuente de información para iniciar su funcionamiento es la luz que le llega a través de la retina. Ésta recoge en sus fotoreceptores la radiación luminosa y a través de transmisores químicos envía la información al núcleo.

La información procesada en este centro se envía a los sistemas inmunitario, endocrino, termorreguladores, neurológico,… Se podría decir que el núcleo funciona como un marcapasos.

Pero existen también otros centros sincronizadores en órganos periféricos, como el hígado y tejidos como el adiposo, que trabajan en armonía para que todo el conjunto corporal permanezca en equilibrio.
Estos centros siguen la pauta marcada por el núcleo supraquiasmático no obstante se ven afectados por factores internos como pueden ser la edad, el peso, el sexo, el metabolismo, la actividad y el tipo de alimentación.

Y aún hay más, cada célula del cuerpo posee su propio sistema de sincronización, los genes reloj, que también participan en todo este conjunto.

Sin embargo todos estos sistemas pueden dejar de funcionar correctamente si en nuestro día a día vamos cometiendo errores.

Alteración del ritmo
El actual estilo de vida viene marcado por las numerosas actividades a realizar: trabajo, casa, familia, ejercicio físico, compromisos sociales, ocio, formación, viajes… Intentar compaginarlo todo nos lleva a modificar las pautas de alimentación y descanso. Alargamos el día con la intención de abarcarlo todo, de manera que relegamos a horarios nocturnos actividades que requieren un aporte hormonal diurno y por tanto se realizan a “contracorriente”.

Cronodisrupción y alimentaciónAsí llegamos a la cronodisrupción, término con el que se define la alteración del funcionamiento del ritmo circadiano. Hemos visto que la presencia de luz envía información al núcleo supraquiasmático, así que si durante la noche abusamos de luz brillante artificial, estamos transmitiendo una información equivocada y nosotros mismos estamos alterando los ritmos biológicos. Como consecuencia sufrimos efectos bien conocidos como cansancio, mal humor, mala cara, sueño…, que a la larga puede dar lugar a desordenes neurológicos y psiquiátricos. En pruebas de laboratorio y experimentos con personas se ha comprobado que la obesidad y enfermedades metabólicas crónicas y cardiovasculares pueden ser debidas a una alteración del ritmo biológico personal.

Cronodisrupción y alimentación
Sabemos que la luz y la alimentación son los sincronizadores externos más importantes de los ritmos circadianos. Hemos visto las posibles consecuencias de la cronodisrupción por exceso de luz brillante pero no menos importantes son los efectos de la cronodisrupción en la alimentación. Los malos hábitos alimentarios contribuyen a la cronodisrupción y esta a su vez repercute en los hábitos alimentarios.

alteraciones ritmo circadianoSegún la Dra Garaulet de la Universidad de Murcia, “la falta de un horario regular de comidas favorece la obesidad y el riesgo cardiovascular”. El grupo de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Murcia, que ella dirige, pretende determinar hasta qué punto las alteraciones del ritmo circadiano se deben a la genética o a factores ambientales.

Digestión, alimentación y ritmo circadianoLas actividades del aparato digestivo también siguen un ciclo de ayuno-ingesta.
Como hemos visto los sistemas hormonales son distintos por la noche y por el día. Por ejemplo, la insulina por la noche no esta tan disponible, lo que hace que si se toman alimentos con azúcar por la noche, esta vaya a parar directamente a depósitos de grasa del cuerpo, engordando.
Pero también existen otras 2 hormonas que interaccionan en competencia para regular la ingesta: La hormona Leptina sintetizada en las células grasas (que se encarga de producir la sensación de saciedad) y la hormona Grelina que se produce en el tracto gastrointestinal (que se encarga de producir la sensación de hambre).

La alteración del ritmo circadiano (por la presencia de luz en la noche, por la falta de sueño, por alteración de horarios de descanso y/o alimentación…) puede dar lugar a una resistencia a la leptina de manera que no se obtendría la sensación de saciedad y se seguiría teniendo hambre.

Si se rompe el ayuno fisiológico de la noche se está potenciando la alteración de los ritmos biológicos lo cual repercute en la salud.

Según la Dra Garaulet las personas que tiene alterados los ritmos biológicos están más gordas y considera que tan importante es lo que se come como la hora en que se come. En un estudio realizado por ella se pudo comprobar que las personas que hacían su comida principal después de las 15 horas tenían más problemas para perder peso.

Parece que todos son caminos que conducen a la obesidad, que es lo más manifiesto y evidente, pero silenciosamente se van alterando otros sistemas del cuerpo de manera que a la larga pueden aparecer enfermedades como la diabetes, problemas cardiovasculares o cáncer.

Entendiendo al cuerpo
Por instinto sabemos que existen momentos adecuados para nutrirse, por el día y otros en los que conviene ayunar, por la noche. Este es el ritmo biológico digestivo que incluye unos momentos de absorción y asimilación y otros de descanso y depuración.

El organismo está en constante transformación, es un ciclo continuo. Así llegamos al principio del yin y el yang: son dos polos contrarios que están en continuo movimiento, dos fuerzas opuestas, complementarias y dependientes de las que surge el equilibrio. Si no interaccionaran entre ellas no habría vida. Estos son conceptos de Medicina Tradicional China que nos resultan complejos a los occidentales pero hay que tenerlos en cuenta y en el caso que nos ocupa nos ayuda a entender mejor cómo funciona el aparato digestivo.

La energía que circula por nuestro cuerpo a través de los meridianos (canales de energía que comunican todos los órganos) correspondientes a los distintos órganos del cuerpo sigue un ciclo circadiano. Funciona con un reloj biológico en el que cada órgano tiene dos horas concretas de máxima energía y dos horas de mínima. Este ciclo energético se repite siempre de la misma manera, la energía circula siempre por los meridianos en el mismo orden y lo que ocurre en unos afecta a otros.
Meridianos y alimentaciónEn el caso de los órganos del aparato digestivo vemos que la máxima energía comienza temprano para el meridiano del Estómago de 7 a 9 de la mañana, por ello es la mejor hora para el desayuno. A continuación vendría el meridiano de Bazo-Páncreas que según los chinos convierten los alimentos ingeridos en sangre y energía de las 9 a las 11 de la mañana.

Otro órgano del aparato digestivo, el Intestino Delgado, trabaja de las 13 a las 15 horas, separando y distribuyendo los nutrientes. Después de esta hora ya han pasado los momentos de máxima energía de los meridianos de digestivo, por lo que las comidas restantes del día (merienda y cena) deberían ser livianas con alimentos sencillos y fáciles de digerir, ya que el aparato digestivo dispone de poca energía a partir de esa hora. Vemos que esto coincide con lo que demostraba la Dra Garaulet en su estudio, (las personas que hacían su comida principal después de las 15 horas tenían más problemas para perder peso).

Otro momento importante en el ciclo digestivo es de 23 horas a la 1 de la madrugada, momento en que comienzan los trabajos de depuración en la Vesícula Biliar y para ello el cuerpo necesita iniciar el periodo de reposo y descanso y no estar entretenido en complicadas digestiones. A continuación el Hígado de 1 a 3 de la madrugada realiza una limpieza importante de sangre. La fase eliminativa se realiza de las 5 a las 7 horas de la mañana en las que el Intestino Grueso se prepara para evacuar los desechos corporales.

PONER EN HORAPoner en hora nuestro reloj biológico
Cada día nuestro cuerpo se pone en hora. Todos los sincronizadores del cuerpo se ajustan para trabajar en armonía. La luz como fuente sincronizadora externa nos marca diariamente el inicio de nuestras actividades. Así que levantarnos cada mañana a la misma hora y exponernos unos momentos a la luz brillante del sol nos da la señal de salida. No es necesario mirar al sol ni que nos dé en la cara, simplemente a través de la ventana dejar que la retina reciba la luz brillante.
Alimentación y ritmo circadiano

Ya solo queda evitar desincronizar durante el día los ritmos biológicos manteniendo unos horarios regulares de comida, ejercicio y descanso:

Gestos diarios para mantener los ritmos biológicos
Los buenos hábitos son fundamentales para mantener los ritmos, pero han de ser diarios, no es necesario que sea de una precisión matemática pero sí que guarden una cierta armonía.

Levantarse siempre a la misma hora. Todos hemos notado que en ocasiones nos despertamos sin necesidad del despertador a la hora que solemos hacerlo todos los días. Es una buena señal (si hemos descansado lo suficiente o no, es otro tema). Cuando volvemos de vacaciones uno de los problemas que se incluye en el estrés postvacacional es recuperar este ritmo de vigilia-sueño.

Por la noche utilizar luces con tonos cálidos del espectro azul y no alargar demasiado la jornada, sobre todo con actividades que requieran mucho esfuerzo tanto físico como mental. Aún se está investigando que tipo de luz es más aconsejable por la noche, pero parece ser que la tipo LED resulta demasiado brillante, por tanto desincronizadora.

Realizar algún tipo de ejercicio diariamente, a ser posible en el exterior, a la misma hora y con luz de día, porque el ejercicio además de sus conocidos beneficios tiene un efecto neuroprotector y es un fabuloso regulador del estado de ánimo. Por el contrario el sedentarismo altera los ritmos biológicos.

Los horarios de comidas han de ser regulares. Como es lógico no se puede llevar un horario exacto, pero sí intentar ajustarlo de manera que las comidas más importantes se realicen en el primer tramo del día, es decir, antes de las 3 de la tarde. Comer aleatoriamente altera los genes reloj que no están preparados para esas ingestas y una de las consecuencias que puede acarrear es el sobrepeso.

Para un buen descanso es conveniente acostarse, al menos, 2 horas después de haber cenado, dormir en oscuridad, no acostarse con ideas negativas en la mente, practicar algún ejercicio de relajación si fuera necesario, no tener aparatos electrónicos en la habitación y no tomar ningún excitante por la noche.

Fuente: quesabesdenutricion.com

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos

Cuidado de la salud: Ritmos biológicos

ciclos circadianos

Se conocen más de 180 ritmos corporales. Prácticamente cada célula, cada órgano y sistema tiene un ritmo peculiar que fluctúa en periodos de segundos, minutos, horas, días, semanas, meses o años, según las investigaciones cronobiológicas.

El ciclo vital mejor conocido científicamente es el que regula la sucesión del sueño y la vigilia. Se sabe que los recién nacidos llegan a este mundo con un ciclo acortado en unas cuatro horas por lo que se duermen y despiertan a menudo en comparación con un adulto y su sueño no siempre coincide con la noche. A medida que el bebé crece su ritmo madura y a los dos o tres meses se ha adaptado a la sucesión rítmica del día y la noche y puede dormir más seguido. Luego, con los años se establece un patrón personal dentro de cierta tendencia general en cada edad. Así, los niños pequeños y las personas mayores suelen ser matutinos, es decir, se duermen y despiertan temprano. Los adolescentes y jóvenes en cambio son vespertinos: por la noche están en perfecta forma y por la mañana les cuesta despertarse.

Los niños parecen mejor sincronizados con la sucesión natural del día y la noche, sin embargo los adultos, con ayuda de la luz eléctrica, permanecen ocupados o cultivan sus intereses hasta bien entrada la noche. De todos modos, en una persona adulta bien ajustada, alrededor de las seis de la mañana el reloj biológico corta la producción de la hormona del descanso, la melatonina, y ordena que aumente la secreción de hormonas activadoras como el cortisol y la adrenalina. Aumenta también la temperatura del cuerpo y la tensión arterial. A las ocho, cuando despierte, estará preparada para empezar el día.

Los ritmos son endógenos (que se originan o nacen en el interior) y están condicionados por los genes, pero esto no significa que no puedan ser modulados desde fuera. Por la mañana, la luz diurna gradúa el reloj interno como si fuera el termostato de una calefacción y lo coloca en la posición “despierto y activo”. Por la noche, la oscuridad lo apaga. La luz o su ausencia nos ayuda a adaptarnos a los cambios ambientales, como los días largos de invierno o las noches cortas de verano.

¿Cómo actúa la luz? Lo hace a través de unas células especializadas que se encuentran bajo la retina. Pueden captar, incluso con los ojos cerrados, si hay “claridad” u “oscuridad” y dirigen la información al  núcleo supraquiasmático (centro primario de regulación de los ritmos circadianos mediante la estimulación de la secreción demelatonina por la glándula pineal). Esta estructura del tamaño de un grano de arroz está por encima del cruce entre los nervios ópticos y funciona como un auténtico interruptor del reloj interno. Allí tiene su origen la orden de secretar determinadas sustancias mensajeras que gobiernan los ritmos corporales. La más investigada de estas sustancias es la melatonina, la hormona del sueño que se vierte en la sangre cuando se hace la oscuridad y que deja de producirse cuando aparece la luz.

Los ritmos corporales explican las fluctuaciones en la capacidad de concentración, la fuerza muscular o la agudeza visual. Pero el organismo no es un caos. Normalmente es una orquesta perfectamente sincronizada, aunque un cambio en los hábitos de sueño o alimentación, un gran viaje o una modificación en el horario de exposición habitual a la luz del día puede alterar el ritmo sueño vigilia básico y con él muchos otros.

Los trabajadores nocturnos y por turnos son las principales víctimas de este desorden que, no obstante, puede alcanzar a cualquiera con hábitos que contradicen las necesidades de su organismo. Sufren problemas de concentración, lo que puede ser fatal en el caso, por ejemplo, de los conductores o los cirujanos. Es sabido que los “errores humanos” se multiplican entre las dos y las cuatro de la madrugada. Aún peor, tienen un riesgo por encima de la media de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer. Todavía no está demostrado, pero parece ser que la reducción en la producción de melatonina, debido a su exposición nocturna a la luz, puede ser la causa del aumento de tumores.

El caso de la tensión arterial es paradigmático. Sigue un ritmo diario por el cual se halla en sus niveles máximos entre las seis y las doce de la mañana, mientras que por la noche baja. También posee un ciclo anual: en invierno es más alta que en verano. Si no se valora todo esto puede ocurrir que una persona sea considerada hipertensa porque se le ha medido la tensión cuando se hallaba en su pico matinal, mientras que otra persona con la tensión nocturna elevada no recibirá ningún diagnóstico. Franz Halberg insiste en que el diagnóstico de la hipertensión exige un control cada hora, durante las 24 horas del día y a lo largo de una semana.

La lectura del ritmo de la tensión arterial es sólo uno de los parámetros que debieran figurar en el historial médico cronobiológico que toda persona debiera tener, según Halberg. Este historial describiría la evolución de los ritmos corporales (temperatura, frecuencia cardiaca y respiratoria, niveles de hormonas…) de manera que se pudieran detectar precozmente las alteraciones.

Muchas enfermedades sino todas cursan de manera rítmica y el tratamiento debiera tenerlo en cuenta. Los dolores articulares suelen experimentar un empeoramiento por las mañanas. Los asmáticos sufren más de noche. En todos los casos, una dosis adaptada a las necesidades personales y administrada en el momento adecuado sería más económica y reduciría los efectos secundarios. Por ejemplo, en el caso de los asmáticos, una sola dosis nocturna de broncodilatador puede ser más eficaz que varias diurnas.

Halberg sostiene que la diferencia entre adaptar el tratamiento a los ritmos o no hacerlo es la que hay entre la vida y la muerte. El ejemplo se encuentra en las terapias contra el cáncer. Si se aplica radioterapia en la hora del día en que el tumor alcanza su máximo de temperatura aumenta la eficacia del tratamiento y se reducen las probabilidades de recidiva. También disminuyen un 10 por ciento en el cáncer de mama si se opera después de la ovulación. El 51 por ciento de los pacientes de cáncer colorrectal tratados con quimioterapia y teniendo en cuenta las indicaciones cronobiológicas en el Hospital Paul Brousse, en Villejuif (Francia) respondieron positivamente y con pocos efectos secundarios, en comparación con el 29 por ciento de los pacientes tratados de manera habitual. En nuestros hospitales, donde las máquinas de radioterapia funcionan las 24 horas del día, resulta difícil imaginar que se adapte la sesión al ritmo del paciente.

La filosofía de las medicinas naturales está mucho más cerca de la cronobiología que la convencional. Forma parte de la tradición naturista observar la evolución del paciente además de su estado actual, así como las fases de la enfermedad. El cuerpo es visto como algo dinámico, dotado de impulso para autocurarse.

Los médicos antroposóficos tienen en el ritmo uno de sus principios fundamentales. Destacan que los ritmos se organizan de manera que durante el día se gaste la energía y por la noche favorezcan la reparación y el crecimiento. Según ellos, la salud es en buena parte la consecuencia de la buena adaptación a los ciclos del entorno, que deben reflejarse en los hábitos personales. Por eso proponen que se compensen las horas de actividad con las de sueño necesario, las de trabajo con las de descanso, las que se pasan fuera con las que se pasan en casa. No es extraño que prescriban medicinas que deben tomarse por la mañana o por la noche porque sus cualidades se adaptan al estado del organismo en ese momento.

A los homeópatas les interesa la respuesta del cuerpo en cada momento del día y  estación del año. Así pueden determinar el tipo constitucional del paciente. A los médicos tradicionales chinos también quieren saber el momento en que aparecen los síntomas, porque puede indicar cuál es el origen del desequilibrio. Además aseguran que cada órgano y sistema fisiológico tiene un ciclo de actividad y que en un tratamiento será más eficaz si se aprovecha este detalle. Por ejemplo, una sesión de acupuntura para tratar un desequilibrio en el riñón es más eficaz si se realiza entre las cinco y las siete de la tarde.

Los osteópatas van más allá y aseguran haber descubierto un ritmo: el latido del líquido encefalorraquídeo, que baña el cerebro, las meninges, la médula y los nervios espinales. Llaman a este pulso movimiento respiratorio primario, cuya frecuencia es de 6 a 12 movimientos por minuto, la “respiración de la vida” y cuando está alterado tratan de normalizarlo mediante presiones suaves y relajantes en ciertas zonas del cráneo y de la columna.

Tener en cuenta la existencia de ritmos biológicos no sólo es importante para los médicos. A cualquier persona interesada en conocerse mejor y cuidar su salud y bienestar le conviene observar sus ritmos corporales y vivir de manera que se mantenga su armonía, es decir, sin llevarles la contraria.

Fuente Parcial: El Correo del Sol

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos

Horario Energético del Cuerpo humano

En la legendaria China y más precisamente gracias a la acupuntura se saben las horas específicas de cada órgano o sistema energético del cuerpo humano.

Acupuntura significa comprender y manejar la energía corporal, hay una energía específica que recorre el cuerpo y se distribuye en forma horaria. Esta energía comienza recorriendo el meridiano del Pulmón, pues la vida se manifiesta con el primer grito del recién nacido, después sigue el meridiano del intestino grueso y así se van presentando las funciones de los órganos y sus relaciones psicológicas.

La utilidad práctica de saber las horas de cada órgano es prevenir y controlar mejor el organismo. Por ej. la hora del estómago es la hora del desayuno o primera comida que sirve para dar impulso en la realización de las ocupaciones o tareas diarias.

El extremadamente complejo y maravilloso cuerpo humano además de ser una obra maestra en cuanto diseño, funcionalidad y estética, es capaz, por cuenta propia, de desintoxicarse y, para ello tiene horarios específicos. Observemos estos horarios:

Entre 9 y 11 p.m. (triple calentador) el cuerpo elimina químicos innecesarios y tóxicos mediante el sistema linfático del organismo. En ese lapso de tiempo es recomendable encontrar un estado de quietud o relajación, pero ocurre que a esas horas las amas de casa se dedican a revisar  que todo esté listo para la actividad del día siguiente, lo que les genera inquietud y preocupación, causando un efecto negativo en su salud debido al estrés. El triple calentador no es un órgano concreto. Es un sistema que ” calienta ” los órganos. Consta de 3 partes (Calentadores): -Calentador Superior: Ocupa el tórax. -Calentador Medio: Entre diafragma y ombligo. -Calentador Inferior: Area bajo ombligo.

Entre las 11 p.m. y la 1 a.m. el cuerpo realiza el proceso de desintoxicación del hígado, lo que debe ser procesado en un estado de sueño profundo.

Entre la 1 y 3 a.m. el cuerpo desintoxica la vesícula biliar, lo que es deseable que también suceda en un estado de sueño profundo.

Entre las 3 y 5 a.m. se produce la desintoxicación de los pulmones. Es por ello, que en ocasiones, en este horario se producen accesos severos de tos. Cuando el  proceso de desintoxicación ha alcanzado el tracto respiratorio, es mejor no tomar medicamentos para la tos ya que interfieren en el proceso de eliminación de toxinas.

Entre  5 y 7 a.m. desintoxicación del colon, siendo el horario ideal de ir al baño a vaciar el intestino.

Meridiano – Hora
Pulmón 03 a.m. – 05 a.m.
Intestino grueso 05 a.m. – 07 a.m.
Estómago 07 a.m. – 09 a.m.
Bazo Páncreas 09 a.m. – 11 a.m.
Corazón 11 a.m. – 01 p.m.
Intestino delgado 01p.m.- 03 p.m.
Vejiga 03 p.m. – 05 p.m.
Riñón 05 p.m. – 07 p.m.
Circulación sexualidad 07 p.m. – 09 p.m.
Triple recalentador 09 p.m.- 11 p.m.
Vesícula Biliar 11 p.m. – 01 a.m.
Hígado 01 a.m.- 03 a.m.

Durante la mañana, de 7 a 9, se produce la absorción de nutrientes en el intestino delgado. Es el tiempo ideal para tomar el desayuno.

Si la persona está enferma, el desayuno debe tomarse más temprano (antes de las 6:30).

Para aquellos que desean mantenerse en forma, el desayuno antes de las 7:30 es muy recomendable por sus beneficios.

Una buena recomendación para quienes no  desayunan es tratar de cambiar de hábito, siendo lo menos dañino hacerlo entre 9 y 10 a.m. en lugar de no hacerlo.

El no desayunarse es un mal hábito que mata las neuronas, puesto que quien no  desayuna tiene bajo nivel de azúcar en la sangre, lo que le genera insuficiente suministro de nutrientes al cerebro causando su degeneración paulatina. En este sentido, vale la pena también señalar que nuestro organismo tiene un horario energético corporal, por lo que en la legendaria China se saben las horas específicas de cada órgano o sistema energético.

Según los chinos, la utilidad práctica de saber las horas de cada órgano permite prevenir y controlar mejor el organismo.

Por ejemplo, la hora del estómago es la hora del desayuno o primera comida que sirve para dar impulso en la realización de las ocupaciones o tareas diarias. Las de los pulmones entre 3 y 5 a.m.  Las del intestino grueso entre 5 y 7 a.m.  Las del estómago entre 7 y 9 a.m.  Las del bazo páncreas entre 9 y 11 a.m.  Las del corazón entre 11 a.m. y 1 p.m.  Las del intestino delgado entre 1 y 3 p.m.  Las de la vejiga entre 3 y 5 p.m. Las del riñón entre 5 y 7 p.m.  Las de la circulación sexualidad entre 7 y 9 p.m. Las de la vesícula biliar entre 11 p.m. y 1 a.m. y las del hígado entre 1 y 3 a.m.

Estos ciclos se basan en funciones corporales ya que hay una energía específica que recorre el cuerpo y se distribuye en forma horaria.

Dicha energía comienza recorriendo el meridiano del pulmón, pues la vida se manifiesta con el primer grito del recién nacido, después sigue el meridiano del intestino grueso y así se van presentando las funciones de los órganos y sus relaciones psicológicas.

Muchas de las funciones vitales del organismo son dirigidas por sistemas muy complejos, donde células y otras sustancias “obedecen” y “siguen el ritmo” de un mecanismo preciso y constante.

Es lo que se conoce como el reloj biológico humano, el cual, si llega a fallar, puede ocasionar trastornos de comportamiento: sueño, depresión, pérdida de la memoria y cansancio, entre otros.

El reloj biológico es un sistema capaz de generar un orden temporal en las actividades del organismo, oscila con un período regular y utiliza las oscilaciones como referencia temporal interna.

La mayoría de los relojes biológicos funcionan con un ciclo de 24 horas, conocido como ritmo cicardiano que ayuda al organismo a distinguir entre el día y la noche. Observar y comprender estas oscilaciones del ritmo y sus efectos en los procesos biológicos, mentales y emocionales lleva al ser humano a conocerse a sí mismo mucho mejor y a vivir en equilibrio con su entorno natural.

El cuerpo humano se autoprograma para el cambio de horario

En un periodo de 7 a 10 días la mayoría se adapta al nuevo horario, regulando su estado de ánimo. Se recomienda a las personas sensibles al cambio, evitar las siestas diurnas.

Cuando en octubre concluye el horario de verano, para las zonas que aplica, y se retrasa una hora al reloj para dar paso al de invierno. Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social advierten que este ligero cambio en el tiempo influye en el comportamiento de las personas, sin embargo, en un periodo máximo de 7 a 10 días se regula su estado de ánimo, y sus
hábitos alimenticios. Esta medida se implementó a nivel nacional en Mexico en 1996.

Estos médicos recomiendan a las personas sensibles al cambio de horario, evitar las siestas diurnas los primeros días para conciliar el sueño durante la noche, ajustar el reloj y seguir un horario regular para levantarse y acostarse, incluso, los dos primeros fines de semana o los días de descanso.

Aclaran que los niños tienen mayor facilidad para acostumbrarse a los cambios de horario, debido a que su sistema nervioso está en desarrollo y, por lo tanto, posee mayor capacidad de adaptación.

Explicó que las personas más susceptibles y con mayor reticencia son aquellas que tienen algún trastorno del sueño, sobre todo adultos mayores que hacen pequeñas siestas durante el día.

Detallan que los seres humanos presentan un periodo de sueño-vigilia por medio de un “reloj biológico” interno que regula cuándo debemos despertar o dormir. A este ciclo se le denomina ritmo circadiano, que significa en latín circa dies, “aproximadamente un día”. Este abarca 24 horas, que se dividen en ocho para el sueño y 16 de vigilia.

“El ciclo circadiano establecido en cada persona determina el equilibrio psíquico, físico y social del sujeto, el desfase del tiempo
provoca que durante las dos primeras horas del día y las dos últimas antes de dormir, las personas se sientan cansadas y con sueño, provocando una baja en su rendimiento laboral e intelectual durante este periodo”, dijeron los médicos

Eventualmente algunas personas pueden experimentar cansancio o cambios de humor durante los primeros días del cambio de horario, incluso, presentar cuadros de gastritis, colitis o úlcera gastrointestinal, debido a que el reloj biológico personal está adaptado a comer a cierta hora y, de no hacerlo, el aparato digestivo secreta jugos gástricos de manera excesiva.

No obstante, añaden los médicos, nuestro cuerpo tiene la capacidad para autoprogramarse en estos cambios, de no ser así, recomendó acudir al médico. Sugieren ajustar el reloj de mano dos días antes al cambio de horario a fin de adecuar física y psicológicamente al cuerpo.

Diagnóstico según el reloj orgánico

Ejemplos:

Riñones y Vejiga Urinaria: Su momento máximo está entre las 15.00 y 19.00. Un aumento de dolor o disfunciones como frío, sudor, cansancio…asociados a esas horas, indican patología del tracto urogenital.

-Intestino Grueso : Momento máximo entre 05.00 y 07.00. Tensión y malestar en el área abdominal en esas horas indica disfunción del intestino grueso.

-Intestino Delgado: Momento máximo entre 13.00 y 15.00. Molestias como gases a esa hora son indicativo de su disfunción.

-Hígado y Vesícula Biliar: Periodo máximo entre las 23.00 y 03.00 de la madrugada. Despertar, sueño inquieto y tensión en zona abdominal a esa hora es indicativo de afectación hepática o biliar.

-Estómago: Periodo máximo entre 07.00 y 09.00. Malestar, sensación de estar lleno ó hambre desmesurada a esa hora indican alteración de la función gástrica. También es la hora óptima para un buen desayuno.

Articulos relacionados:
→ El Reloj Biológico del Cuerpo Humano
→ Cuidado de la salud: Ritmos biológicos
→ Horario Energético del Cuerpo humano
→ Conocer el Ciclo Circadiano del cuerpo es básico para la buena salud
→ Cambio de horario eleva el riesgo de infartos

Soporte tecnico

"La vida es como ir en bici: para no caerte, debes seguir avanzando", Albert Einstein

Javier de María

Bienvenid@ a mi blog

joseluisgarcesm

Crecimiento Personal y Espiritual

Propósitosalud

Blog para ganar Salud a traves del movimiento, el metodo Pilates, la Fitoterapia, Terapias energéticas y mucho más..

Cocinando tentaciones

Rebeca y Veronica

ibizaphotographers

Wedding photos Ibiza/ Fotos de bodas Ibiza

Reflexología Podal y mas...

bienvenido a mi fascinante mundo...

Parque Ecológico Quinta de los Molinos

Jardín Botánico-Histórico de La Habana

¿Por que no luchas?

Piensa por ti mismo

efpaz

Quizás sea de otro planeta

feelharmonystudio

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

I Am of the Stars

Awakening with Planet Earth

ARTE TERAPIA

Actividades terapéuticas a través del arte.

BeSound - Naad Yoga

Respirant, cantant, sentint ...

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

vidasaludcomblog

salud y bienestar

psicocristinaferrer

Blog de psicologia y mediación. Barcelona

Martín Olivera

Artista visual y profesor mexicano.

Argila Kinesiologia

[ Kinesiologia de l'Ésser ]

tallerparaelalma

Herramientas para conectarte con tu verdadero SER

@hanasam

Blog. HANASAM Arte y Museo

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Ganolife Peru

La verdad revelada de Ganolife Peru

Infinita Luz Dorada

Espiritualidad y Consciencia, aquí y ahora.

Mi sitio oficial

¡El mejor sitio WordPress.com del mundo!

DESCUBRA: Contenido de bienestar ademas tengo para ti 30 minutos de asesoria totalmente Gratis

ALFONSO DELGADO: ENVIA UN SALUDO CORDIAL DESDE CALI COLOMBIA, AGRADECIENDO TU VISITA CONFIANZA E INTERES EN MI OFICINA WEB, BENDICIONES

mcolocho's Blog

A fine WordPress.com site

Escuela de Mercadeo en Red

Aprende a optimizar Tu tiempo, para Tu independencia financiera

isabelsalinas

A great WordPress.com site

indeprofundis

A great WordPress.com site

Eluanel's Blog

Just another WordPress.com site

bruixolapsicologia

psicologia clínica i de la salut

Te esperamos en Denia

Denia #tienesquevenir